22 de octubre de 2008

Tranvías en Zaragoza



Se ha hablado en ocasiones de reinstaurar el tranvía como medio de circulación en Zaragoza; ignoro si existe un plan al respecto y he de reconocer que se trata de algo que me ilusiona, una idea que me parece excelente. De momento, los tranvías son para mí fuente de recuerdos, escenas del pasado .... objeto de nostalgias.

Porque la vida pasa muy deprisa y aunque el último tranvía circuló por Zaragoza en los primeros meses de 1976, me sigue pareciendo que fue ayer cuando en la esquina de la Gran Vía con Paraíso, en la Plaza España o enfrente de la Feria de Muestras tomaba un tranvía, compraba un mini-billete que vendía un vetusto cobrador y enfilaba un cómodo, aunque algo lento, viaje.

Estoy seguro que los tranvías están unidos a la infancia de muchos zaragozanos; sin pretender trascendentalizar el tema, por supuesto: porque seguro que de nuestros años mozos conservamos recuerdos mucho más profundos e importantes y porque la capacidad de observación y de evocación varía según la personalidad y las circunstancias de cada cual y de la misma manera que guardamos la imagen de los tranvías podemos haber retenido la de los edificios de SEPU o Galerías Preciados, la de los vetustos campos de fútbol que los Escolapios tenían en La Almozara o el recinto de las ferias ubicado cerca de la Ciudad Jardín donde se instalaban para el Pilar el Circo Atlas, el Price o el Berlín Circus, la noria, los caballitos o el "girasol" o también el Teatro Chino, donde no se representaban, precisamente, sombras chinescas.

Me he quedado asombrado al comprobar (http://www.azaft.org/) que llegaron a existir 17 líneas de tranvías, pues en mi limitada memoria solamente recuerdo menos de la mitad. Las dos líneas principales eran las que iban desde la Plaza España hasta el Parque (Línea 11) y hasta el canal Imperial, a la altura de Casablanca (Línea 15). El correspondiente a la primera de ellas fue el último que causó baja, mientras que la de Casablanca sustituyó al tranvía por un autobús (actual línea 40) al inicio de los años 70.También queda en mi recuerdo la línea que iba del Barrio de las Delicias a Venecia, que era articulado y otro que salía de la Plaza España y acababa en el Cementerio de Torrero, toda una institución que adquiría especial carta de naturaleza para el día de Todos los Santos.

Incluso conservo el recuerdo de algunos viajes con mi padre y mis hermanos a ver la entrada de la Academia General Militar en un tranvía que creo recordar era destartalado y algo cochambroso. Dicho vehículo salía de la Plaza de la Seo, atravesaba el Ebro por el Puente de Piedra y llegaba hasta la Academia por la Carretera de Huesca. Otras líneas llevaban al Arrabal, al Barrio de Jesús, al Oliver, al de San José, a San Lamberto y a las Fuentes.

El personal era amplio: el conductor, el cobrador, que iba en la parte trasera del tranvía y el revisor, que subía en alguna parada con afan de sorprender a algún tramposo. Imágenes características era la de los que hacían su trayecto gratis arrimados en la parte trasera del tranvía, las caidas, accidentales o provocadas, del trole, el ruido singular del aparato o las tardes de fútbol que siempre eran acompañadas, a la ida y a la vuelta, por estos aparatos.

Los tranvías llevaban anuncios en los laterales, de esta manera su recuerdo siempre irá unido al mayordomo de "Netol", al muñeco de "Michelín" o al abrigo agujereado de "Polil"; también se anunciaban Cafés "Orús" y "Motilón", este último con la cara de un indio de imagen feroz, unos comprimidos llamados "Milaxina" que vete a saber tú para que servían, "Cerebrino Mandri", los detergentes de la época -"Ese", "Omo", "Tú-tú", "Elena" o "Persil"-,alguna Academia de bachillerato y alguna que otra gestoría.


Fotos: http://www.azaft.org/

8 comentarios:

Master en Nubes dijo...

Uf, que nostalgia en esta mañana lluviosa con esto de los tranvías...

Te acuerdad de las Calles de San Francisco y los tranvías, Modestino?

Y del tranvía que salía en Margarita se llama mi amor, el de la universitaria de aquí de Madrid...?

Trabajo en temas de movilidad urbana de vez en cuando... el tranvía es de las supuestas soluciones. En Amsterdam hay bicis, tranvías, gente que anda y en cuarto lugar coches... 4 carrilitos casi... con un´régimen de prioridades cuando se cruzan que ni te cuento...

Tommy dijo...

De todos modos, quizá estéis de acuerdo conmigo en que los tranvías que funcionan en la actualidad en algunas capitales españolas, como Barcelona o Valencia, no tienen ni un ápice del encanto de los de antes. Más bien parecen vagones de una línea de Metro que hubiera salido a la superficie. Por no hablar del flamante monorraíl de la recién inaugurada Plaza Imperial, al que también se parecen estos nuevos tranvías.

Modestino dijo...

Por supuesto, Tommy, esos tranvías sí que tenían encanto. Yo he montado en el de Bilbao y no es lo mismo, además no hace ningún ruido, una sosada. Pero son tiempos pasados, uno solamente puede recordarlos con agrado y agradecer el haberlos vivido.

Habrá que dedicar otro post a los Trolebuses, en especial al de dos pisos de la Ciudad Jardín.

palenciana dijo...

En Barcelona hay otro tranvía de los llamados modernos que recorre la Diagonal de arriba abajo. Y tiene bastante éxito entre los estudiantes (allí están la mayoría de las facultades de la Univesidad Central). Mi sobrino lo utiliza cada día y está encantado. Lo que pasa es que, de vez en cuando, no se ponen de acuerdo los automovilistas y los tranvías a la hora de abordar los cruces, de manera que ya se han producido varios siniestros que no han acabado en desgracia de puro milagro.

También yo subí al Tranvía de Bilbao, Modestino, por el puro placer de hacerlo, puesto que Bilbao no es muy grande y podría haber hecho ese trayecto caminando; y me encantó. De hecho, tanto me gustó, que me subí dos veces.

Una de las ventajas de estos nuevos tranvías es que no contaminan. Motivo suficiente para desear que los instalen cuanto antes en nuestras ciudades.

Modestino dijo...

Pues sí, es bueno que no contaminen, pero aun cuando los pongan no creo que baje mucho el uso del vehículo, al homo sapiens le encanta el monoxido.
Y no se sí los de Bilbao te perdónaran que digas que es pequeño.

suso dijo...

Tas olvidado de los que íbamos en la "trabuca" del tranvía, que éramos unos cuantos...yo a diario para subir a los Jesuitas.¡¡¡Qué tiempos!!!

Modestino dijo...

No me he olvidado, lo que pasa es que lo he puesto demasiado "fino" .... no recordaba el término trabuca. Seguro que hay mil historias a cual más divertida.

luis dijo...

Soy de Barcelona y os puedo asegurar
que los tranvias funcionan muy bien.
Los accidentes que se han causado, es obvio y manifiesto que no los ha cau-
sado el tranvía ,sinó, la imprudencia de mas de un conductor y de algún peastón.Espero que en Zaragoza los
tranvías lleguen a circular tan bien como en BCN en este momento.Suerte.