28 de octubre de 2008

George Brassens, "Je vous salue Marie"



En Tarragona tuve un Jefe muy especial; era un gallego listísimo, algo bohemio y con un cultura notable, posiblemente mucha más que capacidad jurídica. Él fue quien me hizo descubrir a Brassens. Brassens era un poeta, un bohemio con cierta deriva ácrata. Tal vez "La mala reputación" sea su canción más conocida, pero yo me quedo con "Je vous salue Marie", una suave y tierna canción, triste y melancólica.

G. Brassens nació en Sète el 22 de octubre de 1921 y murió en Saint-Gély-du-Fesc, cerca de Montpellier, el 29 de octubre de 1981. Procedente de una humilde familia obrera, se trasladó a París en 1939, tras realizar estudios elementales, y trabajó en la factoría Renault. De ideología libertaria, militó en la resistencia francesa durante la ocupación alemana de París. Colaboró con la publicación clandestina Libertaires y, en 1942, publicó su primer libro de poemas.

A principios de los cincuenta comenzó a grabar sus primeras canciones (Le gorille de 1951, La mauvaise reputation y Les amoureux des bancs publics de 1952, Chanson pour l'auvergnant de 1955). Su peculiar forma de hacer le lleva a ser referencia obligada para los intelectuales franceses del momento y sus periódicas presentaciones en L'Olympia son seguidas por públicos de más de una generación. El director cinematográfico René Clair, amigo personal del cantautor, le reclamó para intervenir como actor en el film Porte De Lilas. Mantuvo intacto su prestigio hasta su fallecimiento en 1981.

La simplicidad de sus canciones contrasta con unos textos llenos de ironía, de alto contenido político y crítica social. Admirado por el resto de los autores e intérpretes europeos interesados por encontrar en la música un medio de comunicación de ideas, sus temas han sido objeto de versiones en múltiples ocasiones por artistas no sólo ligados al Folk o a la canción de autor, sino también al Rock.


http://www.elrincondelcantautor.com/cantautores/internac/georgesbrassens/biografia.htm



Foto: www.parisxiv.com

14 comentarios:

¿Mañana más? dijo...

¿Otra vez haciendo doblete?

Modestino dijo...

Je, je, je...como ayer hice pirola....

tommy dijo...

La impar Lola Flores dijo una vez que, si en Francia salía a cantar "eze Brazén o como ze llame" y aunque no dijera más que "merde, merde, merde" la gente aplaudía a rabiar, ¿qué no le tendrían que haber hecho a ella en España con todo el arte que tenía dentro? Aún a riesgo de parecer incorrecto, hoy me voy a poner del lado de la Faraona, aunque sólo sea para denunciar el papanatismo de algunos espectadores ante algunos "fenómenos" culturales. Y, por favor, que ningún francés se sienta aludido por este comentario. Lo mismo digo de quienes babean ante algunos figurones españoles que se dicen cantautores. A demain, mon ami Modestin.

Modestino dijo...

Con qué elegancia me acusas de snob, gentil Tommy :). Aunque en mi caso mi problema sería de mejor o peor gusto musical, que muy bien sabes que no tiendo a caer en la torpeza de los súbditos del rey engañado por el sastre.
Que tienes mucha razón¡- de papanatas está lleno el planeta. Pero yo disfruté mucho con el recopilatorio que me prestó mi viejo jefe. Además he de reconocer que a veces tengo la sensación de gte el francés es un idioma que de por sí mejora cualquier canción.
Hay larga cola para salir en está sección: Aznavnur, Becaud, Moustaki, Juliette Grecco, Edith Piaf, Brel, ..-y Marie Laforet, que no se sí cantaba bien, pero menudos ojos¡.

tommy dijo...

Me ha llegado hondo el recuerdo de Marie Laforet. Se impone una revisión de "A pleno sol", ya sabes, la primera adaptación de "El talento de Ripley" de Patricia Highsmith, en donde Laforet hacía la chica de la peli, pasando de los brazos de Maurice Ronet a los de Alain Delon.

annemarie dijo...

Corriendo el riesgo de también parecer snob, :)) a mí me gusta muchísimo Brassens. Un trozo de paraíso en cambio de un trozo de paráguas... Pero absurdamente, incluso durante las tormentas,los caminos se dirigen a destinos... :))

Dejame dejarte otra versión de esa canción, Oiseaux de passage, tal vez te guste.

http://www.francoisingold.ch/2006/08/06/un-petit-coin-de-parapluie-pour-un-petit-coin-de-paradie/

Modestino dijo...

Gracias por la versión Annemarie... en cuanto pueda la escucho.

.... te echaba de menos....

annemarie dijo...

A veces, la inspiración no es mucha... pero te leo con mucha constancia! :))

tommy dijo...

A ver, no me gustaría que pensárais que os acuso de snob a ninguno de los dos. En tu caso, Modestino, te conozco y estoy seguro de que no lo eres. En el tuyo, Annemarie, tengo la intuición de que tampoco. Ni siquiera trataba de denostar a Brassens, cuyo prestigio está completamente justificado. Aunque la Lola de España también era grande en lo suyo...

Modestino dijo...

No sufras, Tommy, cualquier crítica al papanatismo que tanto abunda enriquece mi modesto rincón.

annemarie dijo...

À demain, cher Tommy! :))

quique dijo...

Entrevistado por un periodista interesado por los cantautores franceses, Leo Ferré comenzó a poner calificativos de opinión a cada nombre que oía...cuando el entrevistador le preguntó por Brassens, Ferré se limitó a decir con un cierto estremecimiento de placer "Oh! Brassens". Yo también creo que no hacían falta más palabras.
Por cierto, tampoco sé como cantaba Laforet, pero qué belleza la suya!!!
Tampoco estaría demás que nos echáramos un poco más atrás en el tiempo para recordar a Juliette Greco...cómo me gustaría volver a escuchar Sous le ciel de Paris, Les Feuilles Mortes o Si Tu T'Imagines!!!
Desde mi doloroso retiro obligado, gracias Modestino por remover mi memoria

quique dijo...

no puedo evitar hace una mención al comentario último de tommy...sí, la Lola de España era grande en todo, hasta en sus deudas con Hacienda!!!

Modestino dijo...

Juliette Grecó fue llamada "la musa del existencialismo"; siempre cantaba vestida de negro. No deja de ser curioso verla actuar en los musicales que programaba TVE los sábados en los años 60, en plena dictadura franquista, aún siendo una mujer tan comprometida ideológicamente.

También recordamos a la Grecó por su intervención en la producción francesa "Belphegor, el Fantasma del Louvre", una serie de terror que causó impacto alá por el año 1967.