22 de septiembre de 2011

El típico personaje que no cae bien

Patrick Macgoohan falleció en enero de 2009, pero la verdad es que no recuerdo haberme enterado de la noticia; no fue un actor de primera fila, pero tenía una planta notable y cabía incluirlo en esa nómina de actores que dan un excelente resultado como complemento del reparto, amen de ser un habitual de las series televisivas, algo que le convertía en cercano y familiar al ciudadano que ve la tele, es decir a la mayoría. Eso sí, cercano pero no necesariamente simpático, pues a Macgoohan le iban los papeles de individuo estirado, sino directamente pérfido y malvado. Puestos a recordar a la primera, vienen a mi cabeza tres papeles del actor, nacido en Long Island, pero recriado en Irlanda e Inglaterra, en los que encarnaba con brillantez ese tipo de personajes: la del mafioso Roger Deverau que acosa a Gene Wilder en "El expreso de Chicago" (1976), la de alcaide duro y estirado en "La fuga de Alcatraz" (1979), el magnífico drama carcelario protagonizado por Clint Eastwood y la magnífica caracterización del cruel y venal rey de Inglaterra Eduardo I en la oscarizada "Braveheart" que dirigió e interpretó Mel Gibson.

La carrera cinematográfica de Macgoohan no fue mucho más amplia que las tres cintas citadas, aunque ocupó lugares de cierto relieve en repartos tan llamativos como los de "Estación Polar Zebra" (1968), de John Sturgess, junto a Rock Hudson y Ernest Borgnine, "María, Reina de Escocia" (1972), de Charles Jarrott, en unión de Vanessa Redgrave, Glenda Jackson, Timothy Dalton y Trevor Howard, "Objetivo: Patton" (1978), de John Hough, con Sophia Loren, John Cassavetes, George Kennedy, Robert Vaughn y Max von Sydow como compañeros de cartelera y "Tiempo de matar" (1992), de Joel Schumacher, basada en una de los primeros best-seller de John Grisham y alternando con nombres tan sonoros como Sandra Bullock, Matthew McConaughey, Samuel L. Jackson, Kevin Spacey, Ashley Judd y Kieffer Sutherland. En la televisión Patrick Macgoohan fue un artista habitual, destacando su intervención como artista invitado en series de tanto éxito como "Colombo", donde fue el "malo" hasta en cuatro episodios obteniendo dos premios "Emmy". Su debut en la pequeña pantalla se produjo con la serie "Danger Man", denominada en España "Cita con la muerte", donde protagoniza las aventuras de John Drake, un espía solitario que luchaba contra comunistas y dictadores del tercer mundo. El gran éxito lo obtuvo con "El prisionero", una serie cargada de originalidad y contenido de la que fue autor de varios guiones; el actor interpretaba al personaje protagonista, "Número Seis", en apariencia un antiguo agente secreto del gobierno británico durante la Guerra Fría, nunca es llamado por su nombre ni se indica la naturaleza exacta de su trabajo; tras renunciar a su puesto es secuestrado y retenido prisionero en un pequeño y aislado pueblo costero conocido como La Aldea, allí las autoridades -cuya identidad y lealtad nunca quedan claras- intentan dilucidar por qué el número seis presentó su renuncia. A lo largo de la serie Número 6 intenta escapar mientras desafía todos los intentos de quebrar su voluntad y busca descubrir la identidad del misterioso "Número 1", quien presuntamente dirige La Aldea. La serie tuvo un éxito abrumador.

Profundizando en la biografía de Macgoohan se descubre que tuvo una infancia dura y que la ruina económica familiar le llevo a trabajar como granjero, empleado de banco y conductor de camión hasta que entró en el mundo del teatro como tramoyista; este empleo puramente mecánico le permitió acceder a una oportunidad que no desaprovechó, consolidándose como actor de teatro en el Sheffield Playhouse hasta interpretar varios papeles de protagonista. Posteriormente dio el salto al West End de Londres, donde participaría en prestigiosos montajes, como el de "Mobby Dick Rehearsed", escrito y dirigido por Orson Welles; fue en este ambiente donde conoció a la mujer de su vida, la también actriz Joan Drummond, con quien se casaría y tendría tres hijas, formando uno de los matrimonios más solidos del mundo del cine. También se cuenta que estuvo entre los candidatos para interpretar a James Bond, aunque al final parece que se impuso el glamour de Sean Connery.

Patrick Macgoohan murió el 13 de enero de 2009 en Los Angeles (California).



13 comentarios:

paterfamilias dijo...

Gracias por contarnos la vida de este actor al que solo conocía (y porque tú lo has dicho) por su papel en Braveheart

Modestino dijo...

Eres de una generación posterior a estos actores televisivos.

Brunetti dijo...

Gracias a ti, deja de tener virtualidad aquella frase que tanto me gusta pronunciar ante determinadas personas que se creen inmortales o imprescindibles o únicas: "Nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto", rememorando el título, aunque en femenino, de una película de Agustín Díaz Yanes que en su día me impresionó, y de la que aún conservo el recuerdo del excelente trabajo de Victoria Abril.

Gracias a ti, repito, se vuelve a hablar de personajes como el que traes hoy a colación, que han pasado por este mundo como lo haremos la immensa mayoría: sin pena y sin (casi) gloria.

Suerte en Heliópolis, con o sin Braulio Nóbrega, ese 'prodigio' del balompié mundial......

Modestino dijo...

Hombre, al menos entre quienes siguen la pantalla -pequeña y grande- hay unos cuantos que recuerdan a esta gente.

Victoria Abril: comenzó de azafata de Un, dos, tres ... ¿recuerdas?

Tommy dijo...

Yo soy de esos cuantos que recuerdan a estos actores, principalmente por la televisión aunque un personaje como el alcaide de "Fuga de Alcatraz" sea difícil de olvidar, sobre todo tratándose de una peli que obviaba determinados juicios morales, pues nunca llegamos a saber si los internos, incluyendo el protagonista que interpretaba Eastwood, eran culpables o inocentes, ni falta que hacía, aunque lo que estaba claro es que en el fondo deseabas que los fugados llegaran a salir del penal sólo para que se chinchara el alcaide.

Y luego está "El prisionero", una teleserie de los 60 de las de auténtico culto, aunque a los televidentes que no teníamos ni diez añitos se nos hiciera bastante rara. Claro, no se nos hacía tan chula como "Viaje al fondo del mar", con aquellos pulpos y calamares gigantes y todo eso.

Modestino dijo...

Yo, sinceramente, no recuerdo la serie "El prisionero", y también disfrutaba con "Viaje al fondo del mar", todo un clásico de nuestra época.

sunsi dijo...

Perdón por la vulgaridad del comentario, Modestino. Creo que todos estos actores de cara enjuta y con estas características de labios y ojos ... de media luna con los cuernecillos hacia abajo... no les queda otra que hacer de malos y acaban por caerte mal. Incluso su sonrisa es sospechosa. Lo que no excluye, claro, que para hacer de malo haya que ser también un buen actor.

Igual parece una tontería, pero lo digo absolutamente en serio.

Modestino dijo...

Magnífica radiografía del villano típico. Aunque al tal Macgoohan, ¿no le ves un toque de apostura?,

veronicia dijo...

Mi vida de pirata no para en países ni idiomas... voy navegando y hace un año vi "The prisioner" el remake que hicieron de "El prisionero"... cuando la vi no pensé que estaba viendo un remake... sólo hoy no he caído cuando habéis comentado de la trama... resulta ser tan curiosa e inolvidable en sus características pero totalmente y actualiza. Tal vez a quienes visteis la original tal os desilusione...
A parte de "La fuga de Alcatraz" no he sido capaz de reconocerlo como rey en "Baveheart" pero si lo había visto hacer de malo en mi querida serie Colombo, de la que buscando he visto que se autodirigió en algún capítulo.

Modestino dijo...

En Colombo fueron apareciendo a lo largo de los capítulos actores tan célebres como Ray Milland, Leslie Nielsen, Gene Barry, Lee Grant, Ross Martin, Jack Cassidy, Susana Clark...

la donna e mobile dijo...

Para malo,malo GENE HACKMAN,para mi gusto no hay malo como él.

Modestino dijo...

En "French Conection" Gene Hackman destaca más bien como policía duro en el papel de Popeye, un personaje que ha ido siempre unido a su persona.

Ramon Ruiz dijo...

En mi humilde opinión era un actor de reparto de mucho peso un secundario de lujo y en ocasiones artista estelar fue protagonista de una serie de ficción muy buena por los años sesenta ,hizo varios papeles de peso en Colombo aportando mucho caché a dicha serie.