7 de septiembre de 2011

Almudena se quema

Allá por los primeros años 70 daba guerra por ahí un grupo de cuatro adolescentes madrileños que con el nombre de "Dulces años" grabaron unos pocos discos con canciones de esas más bien cursilonas que hablaban de amores platónicos, niñas tiernas y romances veraniegos; la más conocida de todas ellas se titulaba "Almudena" y para cantarla los chicos del grupo suavizaban sus voces y repetían un cómodo estribillo que decía: "Almudena, tu eres así ...", remarcando despacio cada sílaba del nombre Almudena. Realmente nunca acabé de saber cómo era esa Almudena que al parecer gustaba tanto a Toni, Mancho, Ramón y Santi, que así se llamaban los componentes de "Dulces años". Por el contrario, sí sabemos cómo es otra Almudena, apellidada Grandes, a quien se le desmadra la boca con excesiva frecuencia, y que tiene algo de sectaria, vehemente y, desde luego, anticlerical. Así, en artículo publicado el pasado lunes en "El País" la escritora madrileña arremete contra lo visto en la JMJ y asegura que la canícula madrileña de agosto la ha protagonizado la "agresividad ultracatólica", que según ella ha venido causada por "los múltiples excesos que ha suscitado la visita de Benedicto XVI". Es sorprendente, a la vez que triste, la poca continencia verbal de una escritora de éxito, capaz de lanzar tamaños exabruptos que denotan tanta falta de medida como exceso de intolerancia.

Sinceramente, no se si estas reacciones de algunos "gurús" del laicismo radical se deben a que ven dañadas sus convicciones o sencillamente a que haya que poner sobre el tapete la quijotesca expresión de "ladrán, luego cabalgamos" y algunos de entre el personal del colmillo retorcido se han quedado con la cabeza caliente al comprobar que no andamos tan descristianizados como al parecer deseaban. En los días que duró la Jornada Mundial de la Juventud yo sólo vi personas cargadas de esperanza e ilusión que hicieron lo posible por ejercitar legítimamente su piedad y su fe, así como un Jefe de Estado que, como tantos otros, visitaba un país, de notoria tradición cristiana por cierto; un Jefe de Estado provisto de una personalidad reforzada, eso sí, por una autoridad moral y un liderazgo espiritual indudable; unos y otros han ejercido sus derechos a expresarse y a manifestarse y a Doña Almudena nadie la ha obligado a comulgar con ruedas de ese molino, porque a quien no comparta esas creencias le basta con no asistir a los actos ni seguirlos por la tele y si andamos con refranes ya se sabe eso de que quien se pica, ajos come.

Hasta hace bien poco me asaltaba frecuentemente la idea de que a los católicos hay quienes pretenden devolvernos a las catacumbas, leyendo lo que dice Almudena -¿por qué eres así?- me temo que algunos nos quieren echar directamente a los leones.



"Entonces un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, con prestigio ante todo el pueblo, se levantó en el Sanedrín. Mandó que se hiciera salir un momento a aquellos hombres, y les dijo:
«Israelitas, mirad bien lo que vais a hacer con estos hombres. Porque hace algún tiempo se levantó Teudas, que pretendía ser alguien y que reunió a su alrededor unos cuatrocientos hombres; fue muerto y todos los que le seguían se disgregaron y quedaron en nada. 37 Después de éste, en los días del empadronamiento, se levantó Judas el Galileo, que arrastró al pueblo en pos de sí; también éste pereció y todos los que le habían seguido se dispersaron. Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá; pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios.» "

Hechos de los Apóstoles, 5, 34-39






24 comentarios:

Maireen dijo...

Después de leer cosas como las que escribió Peces Barba (“Cuanto más se les consiente y se les soporta, peor responden. Solo entienden del palo y de la separación de los campos”) creo que ya no puede quedar ninguna duda.

Que alguien utilice el privilegio de poder escribir en un periódico de tirada nacional para recomendar "el palo" a los que no piensan como él, que manifieste de esa manera su desprecio por la Constitución y la Declaración de los Derechos Humanos, y que no pase nada, no tiene nombre. Bueno, sí, pero son unos nombres muy feos.

paterfamilias dijo...

Tú lo has dicho, es sectaria

Modestino dijo...

Antonio Gala, peces Barba, Maruja Torres, ... están que sacan los dientes.

susana dijo...

Están enrabietados porque han visto que no consiguen acabar con el cristianismo. Sin embargo, son pocos que hacen mucho ruido. No merecen ni que los mencionemos. Un beso.

Modestino dijo...

No se si son pocos, tal vez no sean muchos quienes mantienen una postura beligerante y agresiva, pero sus ideas me parece que han calado bastante.

Driver dijo...

Soy católico.
He luchado por la democracia.
En mi barrio hay una catedral de la Iglesia Evangélica, cuyos miembros desarrollan libremente sus creencias sin ser molestados por nadie.
Creo y apoyo la libertad.
...
Así, que razonando de forma simple, he llegado a la conclusión que la campaña en contra del cristianismo y de la Iglesia Católica es una manifestación de algo que en mi cosmología sólo tiene un nombre.

FASCISMO.

Y lo defiendo en el foro que sea.
Me he ganado el derecho a usar esa palabra, al defender de forma vehemente a otras religiones.

Las reglas del juego en las que participó mi generación, incluía a TODAS las creencias.

Y con 50, soy demasiado viejo para cambiar los principios generales por los que he luchado, y demasisado viejo igualmente para dejarme engañar.

Además, utilizo la palabra FASCISMO, pues tengo claro que llamar así a los que arremeten contra el cristianismo, es un ejercicio justo y necesario para no olvidar los principios que generaron la libertad de expresión y culto.
...
Parte de la sociedad civil está olvidando los principios que en la Transición unieron a la mayoría de los habitantes de este pais.

Un lujo que se paga con el retroceso moral en el que estamos.
Y cuando digo moral, me refiero al mínimo común que camparten la totalidad de las opciones religiosas.

Dicho es castellano, el derecho a existir.

Tommy dijo...

Me acabo de enterar de que el Príncipe de Asturias de la Concordia no ha sido para la JMJ, como algunos esperaban, sino para los "héroes de Fukushima". Con todo mi respeto y mi solidaridad para los sufridos nipones, que no dudo que se merezcan el galardón, hemos perdido la oportunidad de ver la cara que se les habría puesto a esta Almudena y a los de su cuerda si hubieran ganado los peregrinos. Por cierto, ¿quién habría acudido a recoger el premio?

Modestino dijo...

Para empezar, pienso que los héroes de Fukushima se lo merecen, así que nada que oponer al respecto. Por otra parte habría que tenerlos muy bien puestos para darle el premio a los peregrinos de la JMJ, porque se hubiera montado la gorda ... el jurado ha sido políticamente correcto y, además, no se puede decir que los premiados no se lo merezcan, ni mucho menos.

Driver: en Cataluña a tu alegato le hubieran definido como "clar y catalá", ... no se si definirlo si como "rotundo y castizo" o como "elemental y murciano". En cualquier caso, magnífico.

mujer prevenida vale por dos dijo...

A la burguesita Malmudena le sienta muy mal eso de ir a trabajar... llega de vacaciones y con la mala baba que tiene se muerde la lengua en el primer café y envenenada... ése artículo le ha salido... (pámearynoechargota)
Se tendría que hacer mirar tanto resentimiento contra los cristianos y esa añoranza por Negrín.
De la primavera árabe que les ha salido una Libia musulmana regida por la sarhia ni una palabra... (feminista a ratos... anticristiana permanente)
Muy chula se pone ésta en mi país... muy bien sabe ella ese lujo del que disfruta de que sólo le vaya a caer una querella cuando lanza mierda contra nosotros.

En fin se le ve el plumero.. debe querer un escaño en IU para las próximas elecciones y para seguir sin dar un palo al agua.

Modestino dijo...

Tu eres clara y altoaragonesa, preve ... y perdona que de alguna pista.

sunsi dijo...

Duele. A mí me duele y creo que a muchos. ¿No será que hay temor a que tantos jóvenes se hayan quedado con las palabras del Papa cuando habló de respeto hacia otras legítimas opciones pero también les animó a que exigieran respeto por las propias?

Uno de los mensajes más claros ha ido por ahí. No temer, no esconderse... Y es que es lo que corresponde en un Estado aconfesional. Pero estos nuevos sofistas juegan con los conceptos y pretenden identificar aconfesionalidad con laicismo.

Creo que Almudena y todos los que se amparan en el derecho fundamental de la libertad de expresión para descalificar las ideas que no comparten. Y chocan frontalmente con la libertad de expresión de sus conciudadanos. Conductas antidemocráticas que ya es hora que se denuncien.

Se necesita mucha finura para saber distinguir entre ideas que no comparto y personas con ideas que no comparto. El respeto a la persona no admite rebajas ni descuentos. Tengo claro que hay que practicarlo y también saber exigir que todos tenemos derecho a este respeto.

Perdón por la extensión, Modestino.
Muchas gracias por el post.

Modestino dijo...

Dentro de algunas "cabezas pensantes" hay un deje totalitario que no pueden evitar.

Brunetti dijo...

Cuando alguna vez he tenido algún libro de esta Almudena Grandes en las manos, siempre me ha dado grima y he acabado por no comprarlo.

De hecho, nunca he leído nada de esta mujer (muy valiente ella aquí, en España; ya me gustaría comprobar si es capaz de efectuar semejantes desvaríos sobre la religión en algún país musulmán), y está claro que la palmaré sin haberlo hecho. Todo eso que me ahorro.

Salud!

Modestino dijo...

Veo que Javier Marías también ha sacado la bilis, y bien que lo siento porque el hombre me caía bien.

No es que pensara que la cosa le iba a parecer bien, pero no esperaba tanto encono, la verdad.

En fin, me sigo quedando con su padre.

Anónimo dijo...

Se ve que como escritora no vale mucho y tiene que llamar la atencion con lo mas facil.
A ver si tienes narices y te cag... en Ala.

Tommy dijo...

Yo hace siglos que no veo pelis basadas en sus novelas. Con deciros que la última que vi fue "Las edades de Lulú" de Bigas Luna, que debió ser allá por el 88 o el 89...

Y no por nada en especial, pero cuando tienes una amplia oferta cinematográfica procuras no perder el tiempo en productos que crees que no te van a interesar, que es lo que me pasa con las novelas de A.G.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Javier Marias tiene mucha PRISA, cuando escribe...(ahora, claro) pero no se ha enterado que para esas masa de jóvenes para las que supuestamente escribe y quiere conmover, lo tiene claro... ya nos ha educado, Santillana y tele5; me quedo tan pancha porque para cuatro cultos que lo leen encima los insulta...

Que le ponga velas a la Sinde para adaptar sus libros y hacer pelis subvencionadas porque lo tiene claro; yo pirata.

Modestino dijo...

No tengo ni idea acerca de la calidad de los libros de esta señora, pero solamente en el panorama literario español del siglo XX hay suficientes nombres ilustres como para no necesitar leer los libros de la susodicha en toda mi vida.

Mariapi dijo...

Lo de Marías no lo esperaba...con tanta saña...Ese es el concepto de libertad de estos "pensadores": si no eres de su cuerda, abren el insulto y la descalificación.

Como muy bien dices, sirve de aviso para no perder el tiempo con sus escritos.

Un saludo, Modestino.

Brunetti dijo...

hLeí el vergonzoso artículo de Javier Marías en el País Semanal y me supo fatal, puesto que le tengo por uno de los más grandes escritores españoles vivos.

Pero después me dije que, aunque haya recibido el don de escribir muy bien, es un tipo engreído, arrogante, misántropo, megalómano, irascible, de mirada turbia y voz de pito.

Y soberbio. Tanto, que aún se vanagloria de escribir sus novelas en una vieja máquina Olivetti y de no tener ordenador en casa ni saber de informática. Claro, cómo iba a ser él igual o parecido al resto de sus coetáneos, siendo tan inteligente y culto.....

Driver dijo...

Me encontré con Javier Marías en la Feria del Libro de Madrid.

Yo estaba de lector, y él firmando libros.
Tiene una faceta de traductor, que yo aproveché adquiriendo un ejemplar de "El espejo del mar" de Conrad, que él había traducido del pulcro inglés de Conrad.

Me puse a hablar con él (había muy poca gente a esa hora en el stand donde firmaba)y saqué mi tema favorito: divertirse escribiendo.

Le dije mi verdad, que es que me divierto bastante escribiendo cuentos, que luego los regalo, y que cada vez me lo paso mejor.

Él me habló de lo poco divertido que le resulta escribir en plan profesional, del mundo de los contratos, las entregas, el negocio que encierra esta industria...

Y luego me preguntó:
"¿Te diviertes mucho, eh?"

Y yo le respondí que era lo que más me divertía.

"No pierdas nunca ese don".
...

Ese día decidí no intentar nunca pasar de aficionado.

Y seguir disfrutando de algo simple, sin dinero por medio, que tantas satisfacciones me ha deparado.

Con el tiempo fui pensando que las cosas realmente importantes de la vida, deben ser gratis.

Mi fortuito encuentro con Marías me sirvió para saber lo que no quería ser.
Y para apreciar más lo que tenía.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Vaya! No sigo mucho a esta autora, alguna que otra novela de mujeres... pero leyendo lo que comentas se me ha caído al suelo.
Interesante debate el que has suscitado.

interbar dijo...

Esta es la que dijo que había que quemar ciertos libros y fusilar a ciertos autores.

Modestino dijo...

Sí hay unos cuantos y unas cuantas que parecen en rivalizar soltando barbaridades.