26 de mayo de 2009

El "fair play" de Peru Zaballa

Pedro Zaballa Barquín fue un jugador cántabro (nació en Castro Urdiales en 1938) que pasó sus mejores años como futbolista en el F.C. Barcelona; era un extremo que podía jugar en ambas bandas y tenía cierta facilidad goleadora. Tras jugar en dos clásicos de la zona de Santander, Rayo Cantabria y Gimnástica de Torrelavega, debutó en el primer equipo de su tierra, el Racing, donde mostró cualidades suficientes para ser fichado por el Barça, donde estuvo de 1961 a 1967. Eran tiempos donde no se admitía en nuestra Liga a jugadores extranjeros y el equipo catalán lo formaban un buena mezcla de gente de la tierra (Sadurní, Olivella, Fusté, Eladio, Torres, Rifé, Vergés, Gensana, ...) y unos cuantos jugadores traídos de diversas partes de España, como el central sevillano Gallego, el meta cordobés Miguel Reina, el burgalés Pereda y dos navarros: el volante Zabalza y el ariete Zaldúa. Zabala llegó a debutar con la selección nacional en un encuentro frente a Irlanda en el que marcó los dos goles que dieron la victoria a la que hoy llaman "roja".

Cuando acabó su contrato con los azulgrana Zaballa fichó por el Sabadell, que por aquel entonces era con el Pontevedra y el Elche el núcleo fijo de modestos de Primera División; en el equipo del Vallés, llamado "arlequinado" por el diseño de sus camisetas, solían ir a parar jugadores desechados por los blaugrana como Camps, Seminario, Montesinos, Palau, Vall y el propio Zaballa. Sus últimas temporadas las jugó en 2ª con el Oviedo, falleciendo en la capital del principado víctima de un cáncer a los 58 años.

Zaballa no hubiera pasado de ser un buen jugador del que casi nadie se acuerda si no llega a ser por haber protagonizado un momento inolvidable en la historia del fútbol español: corría el 2 de Noviembre de 1969, y se enfrentaban en el Estadio Santiago Bernabeu, el C.D. Sabadell y el Real Madrid; en el minuto 13 de la primera mitad y en una falta lanzada por Zaballa, el meta madridista Junquera, un asturiano que luego jugaría en el Real Zaragoza, y su compañero Espíldora chocan, cayendo lesionados ambos jugadores, Es en este momento cuando le llega el balón a Zaballa, quien encuentra expédito el camino de la portería, que se encontraba vacía, y en lugar de conseguir el tanto envía el balón fuera de banda para que fueran atendidos los dos jugadores lesionados. El partido lo acabó ganando el equipo merengue por 1-0. Este bello gesto le valió para ser premiado por la Unesco en París con el "Fair play" (juego limpio) en reconocimiento a la deportividad.

Cuando estamos acostumbrados a jugadores que fingen lesiones, a codazos y empujones en los saques de esquina, a piscinazos en el área, a futbolistas que parecen agonizar mientras mieran de "reojillo" al árbitro a ver si ha picado, a resurrecciones sorprendentes y a todo tipo de truculencias, trampas y concursos de antideportividad, es de agradecer recordar a alguien a quien le importó menos ganar que ser elegante y respetuoso con el contrario.




24 comentarios:

Rocío dijo...

Si hace eso hoy... hubiera terminado sus días chupando banquillo.

Anónimo dijo...

Ojalá esta noche gane el Barça aunque, sin ser su estilo, necesite hacer un poquito de juego sucio.

Modestino dijo...

Rocío estoy contigo, hoy le hubieran puesto verde.
Ojalá gane el Barceloc, sí. Y es verdad que no tiene mal estilo, salvo Samuel Etom, que es lo más rastrero que he visto en un campo de fútbol.

Anónimo dijo...

Te has pasado con el pobre Etoo.
Es muy joven y no sabe controlar los instintos primarios que. según tú, nos asemejan al toro bravo.

tommy dijo...

Aquesta nit guanya el Barça.

Suso dijo...

Perdona,pero perdona,lo más rastrero que hemos visto se llama Ocampos...pero como era de los nuestros

Tintin dijo...

No estoy de acuerdo con que hoy sería mal visto el gesto de Zaballa. Es más, creo que se ha avanzado mucho en este aspecto.Grandes iconos como Nadal, Federer, Gasol, son reconocidos por su corrección y deportividad. También hay entrenadores de mucha categoría como Rijkaard o el propio Guardiola, genio y figura indiscutible.
En la acera contraria está el infantilismo malintencionado de personajes tan mal "amueblados" como Etoó, o la reciente memez de Piqué que ha querido ser protagonista en los últimos tiempos haciendo alardes patrioteros. Cuando uno gana es para alegrarse con su afición, no para pretender burlarse del rival.

Por cierto, hoy, simplemente, ¡ Qué gane el mejor!!!

Anónimo dijo...

Si esta noche ha de ganar el mejor, el Barça será campeón.

Por eso deseo fervientemente que gane el otro, es decir, el gran Manchester United: total, puestos a elegir, y habida cuenta de que en el Estadio Olímpico de Roma no habrá ni una bandera española (la quemarían, directamente), que gane un equipo que, al menos, no se avergüenza de representar al Estado al que pertenece y en el que compite.

P.D. Por cierto, qué pena y tristeza me ha producido ver a toda esa gente futbolera que acude a este tipo de acontecimientos paseando (sic) por Roma como si lo hicieran por un erial. Dios le da pan.....

Modestino dijo...

Es posible que se haya avanzado, pero con los intereses creador de hoy día a Zaballa le hubiesen caído palos por todos lados.
Citar hoy a Oacampos es como alegar una ley derogada; además esté -un ariete paraguayo que militó en el Zaragoza entre 1969 y 1974- era zafio, basto, bruto y primario, mientras el camerunés es un niñato malcriado.

Anónimo dijo...

Que yo sepa ,un equipo de fútbol y su bandera solo representan a un club y a sus aficionados, nunca a un Estado aunque haya personas que no lo sepan distinguir.
Creo que esta noche la mayoria de los españoles, seamos catalanes o no, nos sentiremos más cerca del Barça que del equipo inglés.

Modestino dijo...

Completamente de acuerdo en que un equipo representa al club y a la afición, no a un Estado, ni a una nación, ni a un país, ni a una Comunidad Autónoma, por eso parece que deberían sobrar banderas distintas a las blaugranas.

Anónimo dijo...

En el Olímpico de Roma habrá hoy, mayoritariamente, banderas esteladas (independentistas). Y muchos de sus jugadores se la enfundarían gustosos al ir a recoger el trofeo (no precisamente Andrés Iniesta, por cierto). Lo respecto.

Del mismo modo que pido respeto para poder desear libremente que gane un equipo inglés, tan digno y orgulloso como un equipo catalán o gibraltareño o caucásico. ¿O no?.

Anónimo dijo...

Si esta noche en vez del Barça fuese el Zaragoza, ¿te molestaria ver en el campo, además de banderas del Zaragoza, banderas de Aragón?

Modestino dijo...

Eso es lo triste, se ha politizado todo, aunque intuyo que la mayoría de los jugadores pasan bastante del tema.

Modestino dijo...

A mí no me molestan ni las banderas de Aragón, ni las de Cataluña ni las de España. Tú has sido quién ha dicho que un equipo representa a un club y una afición, y con ese argumento he jugado.
Futbolísticamente, con toda sinceridad, creo que el Barcelona se merece ganar, nadie juega como él, ni de lejos. Pero aprovechando que alguien ha sacado el tema comento ni visión del tema.

Anónimo dijo...

Que yo sepa, los aficionados del Real Zaragoza no portan banderas de Aragón esteladas (y si alguna hay, es meramente anecdótica). Y lo que es más importante y definitivo (al menos, para mí): ningún aficionado del equipo blanquillo me amenazaría ni me abochornaría ni me afearía el hecho de que yo llevara una bandera española.

Así pues, ya ves la 'heroicidad' que estoy pidiendo: poder llevar una bandera de mi propio país en un partido en el que juega un equipo que, al menos administrativamente, pertenece a mi país. Si alguien entiende esta sinrazón, me la explique, porfa.

Sunsi dijo...

Bona tarde-nit, Modestino. Sabes que soy catalana. Se supone que hoy me gustaría que ganara el Barça, por el equipo, por Pep Guardiola... Y ya está. Si gana, señal que ha sido el mejor.

Pero también Dios nos libre de que suceda lo que estoy pensando ahora mismo... a punto casi de empezar el partido.

A mí, que soy catalana, no me gustó nada por ejemplo lo que dijo el tal Piqué. Para encontrar estos sentimientos, hay que ir a provincias. Muchos están cansados de que el Barça sea más que un club y que pretendan representar una Cataluña que no todos comparten. Así que ...simplemente Visca el Nàstic! Y si gana el Barça, mejor. Es un equipo español. Pero al tiempo... No habrá quien los aguante durante una buena temporada (pronóstico de mi padre, un catalán del Real Madrid)

Saludos... que empieza

FRANK dijo...

Qué bonito gesto! Pero, seguro que la tiró fuera, no sería que se le desvió el tiro?

Eso, eso ...visca el Nástic que ganó al xerez la semana pasada.

Sunsi dijo...

Ganó el Barça. La verdad... se lo ha ganado. Ha sido el mejor.

Saludos

Modestino dijo...

El Barcelona ha sido el justo vencedor, en ni opinión ha sido muy superior al Manchester. Y la presencia en el once titular de Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta, Puyol, Valdés,... una lección para muchos.
Frank, Zaballa era un buen goleador y la tiró fuera a conciencia, no lo dudes.

Alberto dijo...

Un gesto similar tuvo el ahora valencianista David Silva, cuando jugaba cedido en el Eibar y fue algo similar, iba a empujar el balón para meter un gol al Lérida, pero decidió lanzar el balón fuera al ver un contrario en el suelo. En esa temporada el Eibar quedó 4º, con la misma puntuación que el 3º y si hubiese metido ese gol muy probablemente hubiese ascendido el Eibar.

Silva recibió algún premio por su gesto pero igual no tienen la misma percepción positiva del mismo en Eibar...

Modestino dijo...

Pues sí ... en Eibar no les debe gustar. Pero ¿te imaginas al Eibar en 1ª? .... no por Dios...

Paladín dijo...

aunque sea a toro pasado me gustaría contar una cosa. Real por supuesto. Yo sigo jugando al fútbol, es un campeonato social pero la gente piensa que se juega el Mundial. Hace dos domingos en un partido me "cazaron" por detrás y casi me rompen el tobillo, prácticamente todos los jugadores gritaron para echar la pelota fuera, pero un jugador del equipo contrario "tiró" la pelota fuera pero con una magistral derecha, con efecto y por la escuadra. Fue un golazo, pero el c.... dijo que la quería echar fuera. Se disculpó repetidamente y dijo que fue sin querer. Al sacar del centro le ofrecimos la posibilidad de meterse un gol en propia portería y quedar como Zaballa, ¿qué creeis que pasó?.

Modestino dijo...

Intuyo que quedó más bien como Eric Cantoná.