6 de mayo de 2009

Sobre reprobaciones y manipulaciones

Los grupos parlamentarios de IU e IU-ICV -como se verá una "amplia representación de nuestro hemiciclo"- han presentado una moción para reprobar al Papa Benedicto XVI por sus declaraciones sobre el SIDA y los preservativos en su reciente viaje a África. Ya de entrada me parece un dislate el simple hecho de presentarla, pues destila sectarismo, enconamiento y mala intención. Aunque más triste que su presentación ha sido la admisión a trámite de la misma: no sabemos que hay detrás del voto de quienes la han apoyado si irresponsabilidad, retorcimiento o simple complejo.

Lam polémica que origina todo es, además, artificial, creada exclusivamente por el afán de cuestionar todo lo que huela a Iglesia católica de algunos medios; se ha tergiversado la respuesta del Santo Padre a una pregunta concreta, sacándola de su contexto y revelándola parcialmente; una respuesta más bien diplomática y poco informativa: el Papa afirmó: "(...) diría que no se puede superar este problema del Sida sólo con eslóganes publicitarios. Si no existiese el alma, si los africanos no se ayudan, no se puede resolver el flagelo con la distribución de profilácticos: al contrario, el riesgo es que aumente el problema (...)"; ésta es la respuesta completa, aunque solamente se publicó los puesto en cursiva. Y Benedicto XVI dijo más cosas sobre el Sida en este viaje: solicitó la atención sanitaria gratuita para los enfermos del Sida, llamó a los africanos a la responsabilidad y al amor fraterno y recalcó la necesidad de cuidar a los enfermos. Pero nada de ésto apareció en los medios de comunicación.

El Papa, por lo tanto, no lanzó un alegato contra los preservativos, se limitó a decir que no es la principal solución, opinión cuando menos respetable, que puede ser objeto de contraste con opiniones distintas y hasta contrarias, pero nunca objeto de una campaña difamatoria y desacreditadora ... y opinión que comparten por cierto expertos como el Dr. Edward Green, uno de los investigadores “senior” que trabajan sobre SIDA en Harvard, autor de cinco libros sobre la materia, entre ellos “Rethinking AIDS Prevention: Learning from Successes in Developing Countries”, quien no tiene inconvenientes en mostrar que está de acuerdo con el análisis de Benedicto XVI, y en aconsejar a la Iglesia católica que siga haciendo lo que está haciendo; o el experto italiano Umberto Tirelli, que asegura que “Ratzinger tiene razón, la salvación no vendrá del preservativo”. Tirelli parte del dato de que Washington –donde “el Vaticano” pesa poco y hay condones en todas las esquinas- el índice de infección de Sida es superior al de algunas naciones africanas: el 3% en personas mayores de 12 años. Tirelli apuesta por el preservativo, pero con el realismo de no cerrar los ojos a la realidad.

En "Le Monde" se publicó el pasado 10 de abril un artículo firmado por Michel Viot, presidente de la asociación “Ecouter avec l'Eglise”, que contiene una fuerte crítica a los anatemas automáticos. Viot sostiene que la polémica mediática sobre el preservativo ha ocultado declaraciones importantes que el Papa ha hecho en África sobre muchos problemas: gratuidad de medicamentos contra el sida, mayor empeño en la atención de estos enfermos (el 25 % de los cuales son atendidos en instituciones católicas), lucha contra la corrupción, etc.

Pero se ve que en España somos más raciales, más enconados y nos planteamos reprobar a la primera autoridad de la Iglesia católica ... algo que sonaría a rocambolesco, a anticlericalismo rancio y trasnochado, a chiste malo, si no fuera porque es algo demasiado triste, algo que da mucha pena.


10 comentarios:

Rosaura dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que hay muy poco respeto en ciertos sectores hacia todo lo que huele a Iglesia Católica y me parece muy mal, puede no comulgarse con ciertas ideas, en concreto yo creo que no debe menospreciarse la importancia del preservativo en la prevención del SIDA, pero partiendo de un respeto, creo que el Papa no se merece eso y, desde luego, me parece patético que se pueda perder el tiempo en el Congreso en plantear cosas como esas con los problemas tan grandes que existen actualmente.

Modestino dijo...

El Papa se limitó a decir que el preservativo no es la principal solución, fue muy respetuoso; lo triste es que han tergiversado a conciencia sus palabras y ahora hay un buen número de ignorantes criticando sin tener ni idea.

FRANK dijo...

NOTICIA FÁCIL; No hay mayores posibilidades de manipulación de masas que contando una verdad a medias. Lo peor es que hay gente que está deseando que se la cuenten.

Modestino dijo...

Determinados creadores de opinión -cineastas, algún periodista, algún literato,...- llevan años dando una visión sesgada, parcial e incierta de la Iglesia y de los curas, y cultivada una idea vete a cambiarla.

Consuelo dijo...

Si no fuera porque, como dices, es una pena, me parece que el asunto raya ya lo ridículo, en su pretensión de erigirse en "salvadores de la humanidad".
Ya solo nos falta que intervenga Garzón

Modestino dijo...

Pues sí, sólo faltaba Garzon. Aunque yo ya se lo dije a un conocido de la casa cuando hace ya 4 años le eligieron Papa: le pueden tachar de lo que quieran, pero yo me sigo fiando más de Ratzinger que de Bardem o Zerolo.

tommy dijo...

Recuerdo el comentario. Entonces me pareció agudo e inteligente. Ahora, hay que ver cómo han cambiado las cosas, me parece inteligente y agudo.
(El chiste lo he tomado prestado de una peli de Billy Wilder. Es que no tengo enmienda).

Te debía un saludo, Rosaura querida. Ahí va. Muchos besos.

Modestino dijo...

Muy buen chiste Tommy, digno de Billy Wilder.

Sunsi dijo...

OK 100%, Modestino. Pero voy a añadir algo que tenemos en nuestro tejado los católicos. En lugar de hacer lo que tú has hecho- informar, completar, escribir- salen a la calle con pancartas - a veces ofensivas- en las que lo político, lo religioso con todos sus símbolos se mezclan. Y eso repugna.Es un espectáculo queno me gusta nada. Y conozco a demasiada gente que también le molesta. Ellos no son serios...pero algunos católicos, los que más se ven...(igual es muy osado) tampoco.

Los propios católicos no leen al Papa. Por pereza, por desconocimiento... ahí ni entro ni juzgo. Peo es una realidad.

No sé... igual me he pasado. Es lo que pienso.

Modestino dijo...

A mín tampoco me gustan determinadas exhibiciones, aunque puedo comprender que haya cosas que hartan. Pienso que lo importante es la labor callada de cada cual.