10 de mayo de 2009

Derby tenso y victoria trabajada











S.D. Huesca 0 Real Zaragoza 1





La segunda entrega del derby regional llegaba en un momento crucial de la temporada; el Zaragoza que ha empezado demasiado tarde a hacer sus deberes llegaba al campo del Alcoraz necesitado de una victoria para no volver a salir de los puestos de ascenso, mientras que el Huesca, que sigue en posición cómoda, no tenía aún asegurada matemáticamente la permanencia. Para mayor tensión, tanto el Hércules como el Rayo se imponían en sus viajes a Eibar y Salamanca, lo que exigía el triunfo blanquillo.

Se había hablado mucho durante la semana de las tensiones propias de estos tipos de choques; en una y otra ciudad ha habido comentarios de todo tipo y por parte de algunos aficionados zaragocistas se ha manifestado cierto resquemor y enfado por detalles habidos en el partido de ida. No han faltado algunos cánticos poco elegantes y algún insulto y provocación, pero en general yo he visto, junto a la pasión propia del fútbol, respeto y deportividad recíproca; me consta que si lee ésto algún buen amigo mío no lo va a compartir, pero es mi visión de la jugada. No se si me muevo en ambientes demasiado "florentinos", pero mis amigos y conocidos forofos del Huesca me han mostrado a lo largo de la semana un respeto y un cariño que quiero hacer constar.

El partido no fue un modelo de calidad técnica; vimos un primer tiempo tan intenso como espeso y feo. El Zaragoza comenzó bien, pero el Huesca le fue cogiendo el truco y dominó bastante más el medio campo, aunque casi sin ocasiones. Pronto se vio que Arizmendi no tenía su día, que Jorge López no aparecía y que Gabi volvía a tener la tarde revolucionada. Eso sí, la defensa estuvo firme y segura desde el principio. El empate a cero con que se llegó al descanso fue justo.

El segundo tiempo fue distinto; se vio desde el primer minuto que el Zaragoza salía a por el partido y los blanquillos demostraron en este tercer cuarto del encuentro que están en la forma adecuada para lograr sus objetivos. Y a este dominio que fue clave en la victoria hay que darle nombre y apellido: Ander Herrera, parece un niño, tiene que crecer en físico y en aguante, pero es un jugador distinto, el que más calidad tiene de la primera plantilla zaragocista y si se le sabe llevar y se sigue confiando en él yo le veo como el Iniesta local (aunque mucho me temo que no tarde en llegar a sedes más importantes). La jugada que ocasionó el tanto de la victoria fue sencillamente magistral y el gol, para enmarcar. Gabi, con un cabezazo en semifallo al larguero, Zapater con otro tiro al larguero de falta que llegó a entrar sin que lo viera el árbitro y Caffa en un mano a mano fallido pudieron sentenciar. Al final hubo sufrimiento, el Huesca sacó fuerzas de flaqueza y Toni Doblas acabó salvando dos ocasiones de Rubén Castro.

El Zaragoza se vació; lleva toda la segunda vuelta con un compromiso que no existía en la primera y su preparación física y entrega ha ido claramente a más. Sigue con las limitaciones propias de un equipo mal confeccionado y con pocos jugadores realmente determinantes. Ya hemos dicho que el mejor fue Ander Herrera y, junto a él, de nuevo hay que destacar a Doblas, un hombre que está siendo clave desde que entró en el equipo y al que si se sube habrá que mencionar como uno de los principales artífices del éxito ... y que conste que no se le pueden negar a Javier López Vallejo todos los méritos acumulados en la primera vuelta con un entorno mucho más difícil. Buen partido de la defensa en general, con mención especial para Fabian Ayala, otra de las claves del buen momento blanquillo, aunque también hay que decir que lleva demasiados partidos haciendo méritos para una expulsión que hasta ahora se le ha perdonado; Paredes volvió a demostrar que es una alternativa mucho más adecuada que el francés Pignol. En medio campo, mejor Ponzio, de nuevo muy acertado, que Gabi. Arriba el mejor fue Caffa, mientras Arizmendi luchó sin ningún acierto y a Jorge López le tocaba día de desaparición.

Frente al Zaragoza estuvo un Huesca que luchó para ganar, superando así los recelos habidos de un posible apaño, aunque Calderón sorprendió con una alineación en la que jugaban tres ex-zaragocistas poco habituales: Miguel, Edu Roldán y Sorribas, quienes junto a Dorado, Ripa, Luis Helguera, Sastre y Camacho conformaron los ocho ex-blanquillos del once titular presentado por Antonio Calderón.

Tenemos que hacer una mención al árbitro: en general el nivel de los colegiados de 2ª división me está pareciendo muy pobre; ayer Ontanaya López, del colegio castellano-manchego estuvo muy desacertado, no vio el balón de Zapater que traspasó la portería, le perdonó la segunda cartulina amarilla a Ayala cuando saltó por encima de Roberto y la afición oscense le reclamó dos penaltis de los que el segundo me pareció que lo era. Vamos a intentar ser ecuánimes y asumir que en ocasiones los errores arbitrales nos han favorecido, pero llevamos una racha llamativa.

De cualquier manera, se consiguió una victoria imprescindible; quedan seis partidos (18 puntos) y el Zaragoza sigue en puestos de ascenso. Unos poco probables tropezones de Xerez (juega en Girona) y Tenerife (recibe al Murcia) pondrían la parte de arriba al rojo vivo y abrirían opciones al Zaragoza, pero está claro que todo sigue estando en el aire; veo al equipo mentalizado, seguro y muy fuerte, lo que no es poca cosa. EL próximo sábado viene el Celta, herido por una nueva derrota como local y con mucho más peligro que su clasificación haría presumir: otra victoria exigible, máxime si pensamos que el Tenerife visita el Rico Pérez y cualquier resultado que haya tendrá su parte positiva.



Fotos: www.diarioequipo.es; www.heraldo.es; www.diariodelaltoaragón.es; www.as.com.



5 comentarios:

Modestino dijo...

sta mañana el tenerife ha dado buena cuenta del Murcia (3-1), mientras el Xerez gana 0-2 en el descanso: está claro que nos vamos a jugar el tercer lugar del ascenso.

Sunsi dijo...

Hala pues... Ya que el Nàstic no tiene remedio, el pobre, al menos que suba tu Zaragoza.

Saludos.

Modestino dijo...

El Nastic tiene un excelente equipo que no ha llegado más lejos por su irregularidad. Con jugadores como Campano, Diop, Ngal, Víctor Casadesus, Jordi Alba y José Mari, entre otros, está al nivel de los mejores.
El caso del Zaragoza es distinto, la primera es su lugar natural, está diseñado para ello y no subir sería trágico.

FRANK dijo...

Llegué a pensar que no sobrevivíamos al derby. Vamos "Con la muerte en los talones".

Modestino dijo...

Puies sí, "con la muerte en los talones", "al borde del abismo" .... ésto es un sinvivir.