30 de mayo de 2009

"Piano man", Billy Joel (1973)


William Martín (Billy) Joel nació el 9 de mayo de 1949 en Hicksville, Long Island, en el estado de Nueva York. Ganador del Premio Grammy en seis ocasiones, ha vendido más de 100 millones de disco en el mundo y es el sexto artista con más ventas en Estados Unidos, de acuerdo con la RIAA. Está reconocido como el más fino pianista de rock and roll en la historia de la música.

Su tema "Piano man", "El hombre del piano", en una nueva demostración de que musicalmente soy un "chusmeta", lo escuché por vez primera a Ana Belén, que lo lanzó al mercado casi diez años después. Sin desmerecer la versión de nuestra cantante, a mí me gusta más la de este intérprete americano; tiempo habrá de traer alguna canción de la mujer de Víctor Manuel, pues unas cuantas se encuentran entre mis favoritas ("Agapimú", "España camisa blanca", "No volverán", "Desde mi libertad", "Sólo le pido a Dios", ...).

El sencillo "Piano Man" es una ficción de los días de Joel como cantante de salón en Los Ángeles, alcanzó el 25 en la lista de sencillos Pop "Billboard" y el 4 en la lista de sencillos "Adulto Contemporáneo".

Este tema tiene una enorme fuerza y al escucharlo uno se imagina la barra de una bar abarrotado de gente, llena de bebidas a medio tomar, todas ellas alcohólicas, por supuesto, con el humo a modo de niebla permanente y un ruido ensordecedor de humanos que desahogan sus penas y frustraciones, a pesar del cual se impone en un rincón la música que toca desgarradamente un pianista desastrado, con la corbata medio torcida, el pelo desmadejado y un cigarro consumiéndose en su boca.

Hay una magnífica versión en la que aparece Billy Joel con Elton John, pero he preferido en esta ocasión dejar sólo al primero y reservar al cantante londinense para otra ocasión.


12 comentarios:

Rocío dijo...

No sabía que esta canción era de Billy Joel (sí, mi incultura musical es inmensa...). Me ha gustado, aunque sigo prefiriendo la versión de Ana Belén (y si es en directo, mejor), me parece más apasionada, más dramática... Buen fin de semana.

Modestino dijo...

Rocío, ante todo gracias por devolverme la visita, ya sabes que ésta es tu casa.

Yo tampoco sabía que esta cancioón era de Billy Joel ... me enteré hace pocas semanas.

Ana Belén pone más pasión, efectivamente, pero tal vez por acabar de conocerla, a mí me ha encantado esta versión.

Buien fin de semana para tí ... ah, impresionante tu blog de buceo ... cuidate mucho¡¡¡¡

Sunsi dijo...

Pues ya somos tres. Tampoco yo sabía que era de este cantante. La versión de Ana Belén es la única que conocía y conozco muy bien. Tiene algo esta canción de derrota que la hace tremendamente triste y humana a la vez.

Mañana réplica, Modestino... con Ana Belén.

Saludos

Tintin dijo...

Hay que reconocer que la versión de Ana Belén, españolizada y todo, es muy buena. Billy Joel es uno de los grandes de verdad, capaz de hacer pequeñas y sencillas joyas melódicas de 3 minutos como "Uptown Girl" y reunir a 80.000 personas en un estadio en los USA.

Tintin dijo...

Por cierto, ilustre jurista Modestino, tengo hoy el gusto de recibir a cenar a altas autoridades pretorianas salmantinas, motivo aprovechado para mandarte un cálido y efusivo AVE CAESAR.

tommy dijo...

A mí siempre me ha gustado más la versión de Billy Joel que la de Ana Belén. Me parece más auténtica, y esto no tiene nada que ver con que sea la original; quiero decir que me creo más la canción.

Modestino, un fin de semana más en puestos de ascenso. La Primera es nuestra. Ahora hay que confiar en que el Huesca mantenga la categoría, lo cual parece que sucederá. Si el Zaragoza está en Primera, el Huesca no debe estar por debajo de la División de Plata.

Modestino dijo...

Un abrazo fortísimo al pretor de Salamanca: dile que se cuide y que de naturaleza lo hace bien, que no sufra.

Y que voy a postular su actual ciudad de residencia como sede del próximo congreso profesional.

Modestino dijo...

Si señor Tommy. No tardaré en poner mi crónica.

Por cierto, ya que apareces, que se entere todo el mundo que fuiste tú quien me dijo que la canción era de Bily Joel.

tommy dijo...

Hay tantas cosas, y no sólamente novelas policiacas, que yo he descubierto gracias a ti, querido Modestino, que no cabrían en un blog.

Por cierto, espero que, precisamente gracias a ti, la gente se entere de que Billy Joel toca el piano y la armónica cuando interpreta este tema, cosa que no hacen otras.

Bueno, me voy a ver la peli de Millenium. A ver si es tan frustrante como he leído por ahí. Espero que no, pero lo que sí sé es que hoy estaré en una sala repleta de lectores de la novela que no consentirán ni una mínima infidelidad a la memoria de Larsson.

ana dijo...

Acercarse al sonido de esta canción es mirar al ser humano.

Es saber que cuando miras a los ojos de la gente que tiene un traje feo, una piel ajada, el pensamiento perdido, y la vida miserable, te vas a encontrar a toda una humanidad doliente. Que algo que es tuyo, está también es esos ojos.

Aprendes que ningún error, ninguna pérdida, ningún infierno... podrá borrar de nuestros ojos lo que somos cada uno de nosotros.

Humanidad doliente e infinita.
Y compruebas que la canción lo dice.
Que la canción lo sabe contar.

Y que siempre que miras profundamente a los ojos de los que ya no tienen nada, a los parias del hoy de nuestro tiempo, esa personas que lo han perdido todo y que lo único que les queda es enfermedad, pobreza y absoluta miseria... si los miras... compruebas que ellos tienen algo que también es tuyo. Que tú eres como ellos. Y que no los puedes abandonar a su suerte mientras estén a tu lado. Porque sus ojos son el espejo de lo que tú también eres.

Ese espejo en el que te sientes reflejado es un abismo. Si lo ves, ya no se te puede olvidar jamás.

... y recuerdas que las campanas, también tocan por tí.

Gracias Modestino por traernos esta canción.

Modestino dijo...

Gracias a tí, Ana, por este comentario formidable, de esos que hacen pensar.

Olga B. dijo...

Hace muchísimo tiempo que no oía esta canción. Me gusta la original y también la de Ana, que está en la banda sonora de mi vida y saca lo mejor de su voz. No es que sea ya santo de mi devoción pero tiene una voz preciosa.
Por cierto, he llegado a este post a través del blog de Sunsi, así que os lo agradezco a los dos;-)
Saludos.