9 de octubre de 2012

Una campaña publicitaria fallida

Cuando era un niño no se veían por ahí la multitud de marcas de cerveza que hay en  la actualidad; evidentemente habría bastantes más, un niño y menos en los años 60 no tiene acceso fácil a las bebidas alcohólicas, pero sí recuerdo que se veían por los bares botellines de "San Miguel", "El Águila", "El León", "Cruz Blanca" y, por supuesto, "La Zaragozana". Allá por el año 1967 radio y televisión iniciaron una importante y agresiva campaña publicitaria de una nueva marca de cerveza: "Gulder", elaborada en una nueva fábrica edificada en Burgos y que venía con el aval de la alemana "Heineken". La cerveza venía en unos botellines de aspecto muy cuidado y con una etiqueta que aparentaba elegancia y buen gusto. Recuerdo perfectamente que los anuncios de "Gulder" ofrecían la cerveza poniendo como gran argumento el hecho de que tomarla venía a ser un signo de distinción; de esta manera presentaban a un señor que llegaba con su "cochazo" conducido por un chofer uniformado a un velador y pedía una cerveza de esa marca, o alguien rechazaba tomar el refresco con un aperitivo ordinario, pues la cerveza "Gulder" ha de ser acompañada, por ejemplo, de ostras. Imagino que técnicamente la campaña publicitaria era impecable, pero a la hora de la verdad con semejantes argumentos el ciudadano de a pie terminó considerando a la cerveza como un producto para la élite, y el lanzamiento del mismo terminó siendo un auténtico fiasco.

Las noticias de la época cuentan que en el verano de 1969 la empresa paró su producción y un posible cierre se convertía en grave amenaza para sus 300 empleados; el 4 de octubre de 1969 "San Miguel" anunció la integración de la fábrica de Burgos en su estructura industrial añadiéndose a las plantas de Lérida y Málaga, hecho que se produjo de manera efectiva en 1970. Al parecer hoy en día la marca "Gulder" sigue existiendo en Holanda y Nigeria, como entonces dentro del grupo "Heineken". En España la historia terminó muy pronto, y al parecer hay que encontrar la causa en que quienes trazaron la fase publicitaria lo hicieron sin haber hecho antes un estudio de mercado y, fundamentalmente, sin haber previamente valorado la psicología de los españoles.


15 comentarios:

susana dijo...

El que hizo la campaña debía haberse tomado unas cuantas cervezas antes.:) Un beso.

Modestino dijo...

Hay quienes se creen genios de la publicidad y no tienen ni idea de la idiosincrasia del ciudadano.

veronicia dijo...

Los entresijos del mundo publicitario (USA) de los sesenta y setenta se reflejan en la serie Mad Men.

No veo la tele así que me "pierdo" los anuncios pero la semana pasada me fijé en dos anuncios impecables; el de turismo perú y el nuevo mercedes.
Mercedes ha cambiado la estrategia de campaña y la ha dirigido a un sector nuevo a la mujer joven; Turismo Perú apela a las emociones y sentimientos de uno mismo en su juventud.
Las dos marcas optan por dirigirse a un nuevos sectores de mercado.

Modestino dijo...

Sin duda el publicista es un personaje que tiene que dedicar mucho tiempo a estrujarse el cerebro.

tomae dijo...

El tema de las cervezas en España ,si bien ahora puede tratase bajo una perspectiva de Marketing ; en los años 60 a 80's y posteriores (tiempos de "Gulder") diría que no era lo mismo. Resulta que durante esos años "la cerveza" en el mercado español "operaba" con unas reglas no escritas fuera de las tradicionales reglas del mercado libre. Se llegó a decir que hubo un oligopolio y las marcas tradicionales se repartían los territorios de la península, me suena que Cruz Campo era territorio Andaluz, Estrella Galicia (el noroeste) Damm era la marca catalana, Maho era la cerveza madrileña ...etc etc. Cualquier intento de romper con esas "reglas" no escritas era convertido en "espuma" por mucha campaña publicitaria que se terciara.

Saludos Modestino¡¡¡

Modestino dijo...

Vaya!, la competencia castrada. Aprovecho las marcas que citas para decir que dos veranos recientes en Galicia me ayudaron a descubrir Estrella Galicia 1906, una cerveza francamente buena. Tampoco me disgusta Mahou.

Anónimo dijo...

Mahou aparece nombrada hasta en la cancion de Gabinete Galigari Tocala Uli..."una caña de Mahou y una de rabo de toro, con decoro"..

Modestino dijo...

Para buen rabo de toro, "El caballo rojo", en Córdoba.

Brunetti (sediento) dijo...


¿¡¡Alguien ha dicho rabo de toro...!!?

Yo descubrí la Estrella Galicia este mismo verano, y me gustó tanto, que desde entonces procuro no tomar otra, aunque a veces no es fácil conseguirla.

Otra que me encanta es la Alhambra 1925, con su botella verde, bien fresquita.

Qué pena que la cerveza sea tan tripera.

P.D. Leyendo este post me he vuelto a acordar de Palito Ortega, ¿por qué será, Modestino?

Modestino dijo...

Caramba, me alegra coincidir en la Estrella Galicia y la Alhambra; la primera la tienes en Palomeque.

Modestino dijo...

Y en cuanto a Palito Ortega ... Hortera lo era un rato; "La chevecha", "La felicidad", "Corazón contento", ...

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola Modestino! ¿como estás?, no sé nada de ti últimamente...
Hijo, enhorabuena porque sigues con tu erudición imponente, yo solo decir que me encantan las "claras" Damm Lemon concretamente, la cerveza a secas, nada...
Un abrazo, amigo jusrisconsulto
Asun

Modestino dijo...

Recuerdo que en Tarraco las cervezas con limón eran llamadas "champú", mientras cuando la mezcla se hacía con gaseosa se les decía "claras". Lo mío no es erudición, s ONO simple memoria que muere con los años.

tomae dijo...

Asun y Modestino, ratifico que el champú es con limonada y la clara con gaseosa ...de momento en Tarragona, LLeida y en la vía Trajana del Camino de Santiago (en Tierras de León) donde degusté una clara con gaseosa, también me gustan con Sprite o Seven Up.

Modestino dijo...

Por estas tierras sí pides un champú te mandan al Schlecker o al Mercadona. Cerveza con Spirite o Seven-up ... lo tengo que probar, yo hasta ahora los mezclaba con ron.