3 de octubre de 2012

Hablando sin prejuicios


"Si Cataluña se independiza, Planeta se irá a Zaragoza, Madrid o Cuenca".

Había decidido no hablar del reciente órdago de Artur Mas planteando la independencia de Cataluña y poniendo -eso no es novedad- al Estado central entre la espada y la pared. Quien me conoce ya sabe como  respiro en estos temas y 24 años felices en esas tierras no impiden que a lo largo de los mismos perdiera algo la compostura y ejerciera en exceso un visceralismo del que ahora, en algunas de sus manifestaciones, me arrepiento. Por un lado, hay que admitir las posturas distintas a la propia y, por otro, seguir el ejemplo de quienes están en contra de estas opiniones y ante las mismas optan por el silencio e incluso la resignación, pues no parece bueno que desde ninguno de los lados pueda llegar la sangre al río.

Pero no puedo evitar manifestar mi respeto y mi admiración por José Manuel Lara, un personaje prestigioso, serio y poco dado a las exageraciones, que ha manifestado sin ambages su disconformidad con el curso de los acontecimientos, habiendo llegado a decir que si Cataluña se escinde su empresa -nada menos que Planeta- cambiará de domicilio y buscará aguas distintas para navegar. Me quito el sombrero ante un personaje público de la región vecina que es capaz de pasar por encima de lo "políticamente correcto" -en esa tierra, lógicamente-, y decir honestamente lo que piensa sabiendo lo que le puede venir encima a la vista del enrocamiento de posturas que de un tiempo a esta parte se observa por el Condado y de la, desde mi punto de vista, indiscutible tendencia al pensamiento único que desde hace aún más años se ha impuesto por ahí. En buena lógica, habrá empresarios y personajes importantes que mantenga la postura oficial, y tienen todo el derecho a hacerlo, pero como también estoy seguro de que otros piensan como Lara, confío en que sigan su estela y aporten pluralidad a un debate que a veces parece que se nos quiere hurtar.

13 comentarios:

susana dijo...

No creo que el silencio y la resignación sean buenas opciones. De esos polvos vienen estos lodos. Un beso.

Brunetti dijo...

Vaya tema, colega.

Una de las ventajas de tener un patrimonio de varios miles de millones de euros es que, en general, puedes decir en cada momento lo que piensas u opinas, sin temor a represalias. Es el caso de Lara.

Sin embargo, mucho se cuidará cualquier ciudadano de a pie de expresar públicamente su discrepancia en este asunto con el poder establecido, porque se lo calzan o lo fagocitan.

Es absolutamente cierto y objetivo que todos los medios de aquí, sin excepción, están a favor de la independencia: ninguno de ellos discrepa.

Sólo ven ventajas en la secesión, ningún inconveniente.

Sería muy difícil (y, en todo caso, muy largo) explicar cómo y por qué se ha llegado a esto, pero estoy seguro de que si mañana se celebrara un referéndum, creo que los independentistas ganarían el partido de manera holgada: 3 a 1, por lo menos.

Así están las cosas por aquí, querido amigo.

Modestino dijo...

He querido manifestar mi respeto y comprensión con quienes tienen que vivir a contracorriente ... No se ha puesto freno a tiempo y ahora no hay margen de maniobra.

Modestino dijo...

Yo no se sí la independencia traerá o no ventajas, pero tengo claro que hay más de un "tonto útil" entre sus partidarios.
Pero sí, sería largo profundizar ...

MAC dijo...

Hay que admirarlo porque con la presión ambiental en favor del pensamiento único, no es facil encontrar, de momento, ni tan siquiera otro de su nivel. Será mirado con desprecio por tanto mediocre...

Modestino dijo...

Y con sorpresa ... Algunos son incapaces de asumir que alguien se salga del guión.

Driver dijo...

No conozco separación o divorcio donde las partes queden como amigos.
Tras años de convivencia, con los altibajos lógicos del trascurrir del tiempo, los desgarros y las nuevas fronteras suelen acabar en una serie infinita de reproches:

"¿No ves, ahora soy más feliz sin tí, pero tan vieja que ya nadie me va a querer!; he desperdiciado la vida en tu compañía; ¡te odio!"

"Ahora los dos somos más pobres que antes, mira que te lo dije".

Tanto Cataluña como el resto de España, son dos viejos amantes, que de tanto vivir en tensión, no saben encontrar el camino del diálogo y la mesura.
Condenados a un divorcio agrio, sin pensar que los verdaderos perjudicados son, igual que en la pareja, sus hijos.

Los verdaderos olvidados, perdidos en las nuevas fronteras de un litigio predestinado al reproche.

Modestino dijo...

Y para conciliar ¿quién le pone el cascabel al gato?

Driver dijo...

Políticos líderes, con sentido histórico y de estado.
Justo lo que no hay ahora.
...
Recuerdo que fue Azaña, el que desde la presidencia de la República Española, impulsó el Estatuto de Cataluña, imponiéndo cordura en ambos extremos de la cuerda, en un ejercicio de equilibrio.

Modestino dijo...

Es verdad, ni en Madrid ni en Cataluña, porque Arturo me parece más falso que un duro de plata.

Driver dijo...

Flaco favor hace Mas a Cataluña.
Nadie pasará a la Historia con una simple jugada de póker, repleta de faroles y con la cartera tiesa.

Hasta los campeones del mundo de ajedrez, aprenden a negociar tablas.

Creo que Cataluña y España se merecen hombres de estado, dada su historia y su nobleza.

No los taúres actuales, que con las mangas llenas de ases y sin la más minima financiación, se aventuran a jugar en las grandes ligas.

Donde la historia les juzgará.

Beri dijo...

Respeto su intención, es dueño de hacer con su empresa lo que más le convenga, pero discrepo en la intención que tiene...coaccionar (aunque no creo que realmente pueda hacerlo) a un gobierno que ya no puede dar marcha atrás...

Modestino dijo...

No creo que su intención sea coaccionar, para coacciones ya están las de D. Artur.