18 de octubre de 2012

Mafia china


La mafia china sacaba cada mes de España entre 4 y 5 millones en metálico.

Una de las noticias más llamativas de la semana ha sido la llamada "Operación Emperador"; se trata de una redada contra una red liderada por individuos de origen chino que se dedicaba al blanqueo de dinero. El director general de la Policía llegó a asegurar en rueda de prensa que estábamos ante una operación histórica, la "más importante" de este tipo desarrollada en nuestro país, en la que han participado más de 500 agentes. Se ha detenido a cerca de un centenar de personas y con las reservas que hay que tener a la vista de la tendencia de los políticos a ponerse medallas y a la posibilidad de que todo acabe -esperemos que no- como el célebre "parto de los montes", cabe alegrarse de que se ponga coto a un tipo de actividades en las que predominan la codicia, la trampa y, frecuentemente, la maldad.

El asunto fue aumentando en notoriedad y morbo conforme se comenzó a conocer la implicación en el tema de un conocido actor porno y de algún que otro importante despacho de abogados, incluso en algún medio de tirada nacional se ha hablado de que el escándalo podría salpicar a un famosísimo cantante de larga trayectoria y amplia fama, de esos además que aparentan andar por la vida por encima del bien y del mal y de ejercer de conciencia social. Hay que estar a la espera del final de las primeras investigaciones y, posteriormente, del desarrollo de la instrucción judicial que la tarea policial sin duda originará, pero da toda la impresión que hemos encontrado una nueva fuente para llenar páginas de periódicos, programas de televisión y espacios internaúticos, con el consiguiente peligro de que lleguemos a nadar en un mar de desinformación, sensacionalismos y utilización político-social del asunto. Y todos sabemos que ampliar los márgenes de los problemas, sacarlos de su contexto y de su magnitud, lleva aparejado el peligro de la desnaturalización y, en ocasiones, de que el asunto acabe perdiendo gas y credibilidad.

Ya he hablado en otras ocasiones de la proliferación de negocios regentados por personas originarias de China, incluso hubo quien manifestó su decepción por considerar que podía estar discriminando y poniendo en tela de juicio a todo un conjunto de ciudadanos por su raza y origen, algo que siempre ha estado bien lejos de mis intenciones. Por eso no quiero dar lugar a confusiones, entre otras razones porque creo en la libertad de las personas para asentarse y trabajar honradamente donde les parezca oportuno, además de que conozco unas cuantas familias chinas que me merecen pleno respeto y confianza, pero también es cierto que en el aire se respira la idea de que no es oro todo lo que reluce y que no está de más intervenir cuando se acreditan actividades que resultan ser nocivas.


16 comentarios:

paterfamilias dijo...

Pues así es. Esperaremos acontecimientos y gozarán, al menos por mi parte, de la presunción de inocencia que, reconozco, me va a costar.

Anónimo dijo...

Creo que se debe evitar cualquier atisbo de generalizacion.Las personas individualmente somos buenas o malas.

Modestino dijo...

De acuerdo en lo que dices, creo que al menos en este post no he generalizado. Todas las personas buenas o malas ... todos tenemos nuestras cosas buenas y nuestras cosas malas, aunque es cierto que hay quienes se encaminan en una u otra dirección principalmente ... y de éstos los hay chinos, nacionales, europeos, ....

Hay un peligro de derivar hacia actitudes discriminadoras que todos tenemos que evitar, pero cuando uno se instala en pais que no es el propio debe adaptarse a la idiosincrasia y a la legislación de éste, cosa que estoy seguro que, entre otros, hacen muchisimos chinos.

susana dijo...

Los negocios chinos son una economía parásita, porque venden productos similares a menor precio y arruinan el pequeño comercio. Sólo por eso no son aconsejables, venga de la nacionalidad que venga. Un beso.

dolega dijo...

Amanecerá y veremos. Pero esto que nos escandaliza tanto aquí ocurre en muchos otros países con este mismo colectivo. Es algo cultural, la mafia china está muy arraigada en la sociedad de ese pais.
Ellos no lo ven como nosotros.
Besazo
Dolega

Modestino dijo...

Dolega, efectivamente puede ser un problema de "filosofía de la vida", hay quien opina que más nos valdría tomar ejemplo de la dedicación al trabajo de esta gente ... yo tengo mis dudas.

Pero no cabe duda de que con la crisis cada vez más gente opta por consumir productos de esas tiendas ... aunque a lo mejor duran bastante menos que los de las habitiuales.

Anónimo dijo...

Por 25 pesetas clases de mafias:Mafia China,mafia Rusa,Mafia Siciliana,Mexicana..(alguien sabe mas)

Modestino dijo...

Japonesa, napolitana, ... imagino que en todas partes cuecen habas.

Anónimo dijo...

Marsellesa,Jamaicana...

Brunetti dijo...

Es extraño.

Lo digo porque, hasta ahora, estaba convencido de que los chinos no delinquían: no tengo conciencia de haber visto nunca a un chino detenido en un juzgado de guardia.

Creía que eso se debía a que lo que interesaba a sus negocios era, precisamente, pasar inadvertidos, no meterse en líos ni dar pábulo a comentarios que les pudiera perjudicar.

Claro que esta teoría (nunca demostrada) podría tener otra lectura: cuando delinquen, lo hacen a lo grande, nada de nimiedades ni tonterías.

En fin....

Modestino dijo...

Son listos y escurridizos, y quien delinque se mueve a otra escala. No creo que quienes despachan en los bares o atienden en los bazares sean gente infractora.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Querido Modestino:
Me ha interesado mucho la entrada aunque mi comentario se va un poco "por los cerros de ÚBEDA".
VERÁS: A MI, EN GENERAL LOS CHINOS NO ME CAEN BIEN, NO SONRÍEN, SON HOSCOS Y DESPECTIVOS ¡Y ESO DE TIRAR A LAS NIÑAS A LAS CUNETAS POR LA POLÍTICA DEL HIJO ÚNICO LOS CONVIERTE EN UN PUEBLO CRUEL!
¡Ay lo siento se me han disparado las mayúsculas...
Bueno, perdón, gracias y un beso
Asun

Modestino dijo...

Dicen que en internet las mayúsculas equivalen a enfado, vehemencia.

El tema del hijo único es una de esas desgracias que corren por el mundo.

Anónimo dijo...

El otro día fuimos a comer a un restaurante chino; la dueña nos conoce porque esto es muy pequeño y cuando mi esposo fué a pagar le dijo abiertamente lo preocupada que estaba por ésta noticia, porque la gente llegara a pensar que todos los chinos son delincuentes y sus negocios se levanten a base de trampas y no de esfuerzo.
Cuando después me lo contó sentí pena por tantas personas que por su apariencia asiatica ( yo no diferencio a una persona de origen china de una coreana ) van a ser miradas con recelo.

tomae dijo...

A mi me ha sorprendido la intervención en este asunto Modestino, me da mucho que pensar, lo han de tener muy claro -y a nivel internacional- hemos de pensar que el gran propietario de la Deuda soberana (incluida la de España) es China...

Modestino dijo...

Siempre pagan justos por pecadores; eso pasa con los chinos y con otros extranjeros.

Tomae: seguro que lo tienen claro, otra cosica es que sean capaces de demostrarlo todo.