16 de marzo de 2009

Iglesia de San Pedro el Viejo




"La Iglesia de San Pedro El Viejo se sitúa en el casco antiguo de la ciudad. En sus orígenes -según fuentes arqueológicas- fue templo romano, posteriormente visigodo, luego mozárabe y finalmente románico. (Esta secuencia es constante en lugares de culto habitados por sucesivas culturas: Cada vencedor destruye el lugar de culto anterior y honra a los nuevos dioses.)". Así comienza la explicación que se hace en una magnífica página web sobre el románico aragonés de la Iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca, probablemente la mayor joya arquitectónica de la capital oscense.

No soy un experto en arte, por eso he preferido dejar constancia del enlace donde se explican detenidamente todos y cada uno de los detalles de este monumento espectacular. Visitar San Pedro el Viejo ofrece, por un lado, un encuentro con el arte más exquisito, una ocasión de identificarse con la belleza y la perfección del románico aragonés en una de sus más formidables manifestaciones y, por otro, la oportunidad de pasar unos minutos en un ambiente que invita a la paz y a la contemplación.

El exterior de la iglesia es sobrio y sencillo y no permite imaginar la enorme calidad artística de su interior; es necesario saberlo, estar bien informado, porque sino es posible que algún que otro visitante consuma su visita a Huesca pasando de largo delante de esta maravilla. Huesca presume, con toda lógica, de su Catedral, de sus fiestas de San Lorenzo, de las completas y los danzantes, de su gastronomía y sus dulces, pero es posible que sea San Pedro el Viejo su mayor tesoro.

El interior de la iglesia es precioso, con un retablo muy bonito y unas naves laterales que aportan luminosidad y belleza. La iglesia está formada por tres naves y sus respectivos ábsides. El retablo mayor es de madera policromada realizado por Juan de Alí (artista navarro) a principios del siglo XVII. Las capillas que circundan la iglesia muestran interesantes obras de arte de diversos periodos. Pero lo mejor queda aún por descubrir, un claustro rectangular formado por arcos de medio punto y columnas dobles con elaborados capiteles que representan la vida de Jesús así como otras escenas de carácter alegórico e histórico. Destacan algunas capillas dentro del claustro, entre ellas la de San Bartolomé o Panteón Real, donde se encuentran los restos de los reyes Alfonso I el Batallador y su hermano y sucesor, Ramiro II el Monje.



Entrar en San Pedro el Viejo es parada obligada para todo visitante de Huesca y lugar de visita frecuente para quienes vivimos en esta capital. En San Pedro el Viejo uno se encuentra con la historia de Aragón, la puede tocar, a la vez se rodea de un ambiente sereno y relajante, al tiempo que descubre un lugar idóneo para dejar que el alma descanse en la piedad y en la oración.




http://www.romanicoaragones.com/3-Somontano/990394-HU-SPedro.htm

Fotos: foto-natura-huesca.blogspot.com; gps.huescalamagia.es; http://www.fuenterrebollo.com/; mlopeztarradellas.blogspot.com; http://www.hotelsanchoabarca.com/


5 comentarios:

tommy dijo...

Y no te olvides de la plaza en donde está la iglesia, también llamada de San Pedro. Uno de mis rincones favoritos de Huesca, con esa placidez y ese encanto que muchas veces sólo da la sencillez. Y con un asador en donde no se come nada mal y que, cómo no, también se llama San Pedro.

Un buen día el de hoy, Modestino. Es bueno rendir homenajes a la buena gente que realmente los merece.

annemarie dijo...

Iglesia lindísima, el claustro parece fabuloso. El ambiente de las iglesias romanicas es realmente unico, como dices.

Máster en Nubes dijo...

Qué bonito, por Dios. Tengo que ir a Huesca, no la conozco... y abres boca con esto.
Un abrazo
aurora

Modestino dijo...

Es cierto, Annemarie, el románico crea ambiente, y en Aragón tenemos mucho.

Tendré que seguir abriendote el apetito de venir al Altoaragón, Master, y ya hablaré de Alquézar, Roda de Isábena, Ainsa, Loarre, Bolea, ...

Tommy, hoy no toca gastronomía....que luego me llaman tripero.

Sunsi dijo...

Recuerdos... de hace años...con niños pequeños que "molestaban" y querías esconderte debajo de un banco.
Preciosa, realmente preciosa.

Gracias y un saludo