5 de noviembre de 2011

A "La Noria" le ha salido un grano

El juicio por la muerte de Marta del Castillo está siendo noticia de portada de prensa, radio y televisión en estas últimas semanas; el caso interesa al ciudadano y es normal que haya un despliegue informativo notable. Lo que resulta bastante triste es comprobar como una vez más los comerciantes del morbo han aprovechado para hacer su agosto y desplegar toda la serie de montajes paralelos al proceso al que nos tienen acostumbrados; en esta línea cabe incluir a Jordi González, director del programa "La Noria", quien entrevistó a la madre de uno de los imputados, "El Cuco", al parecer previo pago de 10.000 euros a la misma. El hecho es ya en sí deplorable, en cuanto es un insulto a la ética periodística y el sentido común traficar de esta manera con los sentimientos de la gente, además de suponer una intromisión repugnante en un proceso que se haya en plena vigencia. Una vez más ha quedado demostrado en qué medida ha degenerado la televisión de este país y como cuando se trata de ganar audiencia y vender miserias ajenas determinados personajes no se paran en barras. No veo "La Noria", por lo que dejo a otros una valoración amplia y seria sobre el programa, pero creo saber lo suficiente del mismo para asegurar que se trata de una de las más evidentes manifestaciones de lo que desde hace tiempo se llama "tele-basura", y a uno le duele en el alma que quienes están detrás de él, incluyendo los que enseñan su cara al telespectador, sean quienes estén creando opinión en nuestro país.

Pero como en medio de tanto desmadre siempre aparece quien demuestra algo de sensatez, al programa en cuestión las cañas se le han vuelto lanzas y empresas de la entidad y el prestigio de "Bayer", "Lactatis", "Panrico", "Puleva", "Nestlé", "President" y "Campofrío" han dicho que hasta aquí hemos llegado y han decidido retirar la publicidad de las horas de audiencia del esperpento que dirige el tal Jordi. Éste, que se ve tiene su carácter -y su vanidad- ha explotado y a través de "Twitter" ha puesto a caldo a los referidos anunciantes, utilizando expresiones tan desairadas como que "Cuando a un imbécil le señalas la luna se fija en el dedo" y acusando a los mismos de buscarse una campaña publicitaria gratuita. Al amigo González habrá que enseñarle a estar a las duras y a las maduras y a asumir que a veces las decisiones que le pueden parecer geniales desde el punto de vista de ganar audiencia pueden traer consigo determinados daños colaterales.

Vete a saber lo que ha movido a las empresas en cuestión a dar el plantón a "La Noria", pero de cualquier manera yo las aplaudo, y confío que cunda el ejemplo y siga existiendo quien da la batalla al mal gusto, la provocación y el "todo vale" que hace ya bastante tiempo se ha impuesto en determinados medios de comunicación. Sería bueno que se ampliara el abánico de "contestarios" y comenzaran a abundar quienes se niegan a cohabitar con la trampa y la mentira. Y es que Puleva, Nestle y demás no han hecho más que llamar a las cosas por su nombre



12 comentarios:

Driver dijo...

Anoche cené con el abogado de la familia de Marta del Castillo, un buen amigo.
Y lo es entre otras causas, porque nunca nos hemos metido donde la prudencia debe reinar, donde el secreto de sumario debe resplandecer, donde el dolor ajeno, las pruebas judiciales y la labor jurídica deben desarrollarse en un entorno apropiado.

Y mira que lo tuve fácil para desarrollar mi natural curiosidad.

Pero no, hay cosas que no.

Modestino dijo...

A las víctimas del delito, lo peor que les puede ocurrir es que el juicio suponga una nueva victimizacion, y es lo que por desgracia suele pasar.

sunsi dijo...

No puedo estar más de acuerdo con tu post.
Ayer dejé un granito de arena por la causa. Igual ya lo conoces, pero por si acaso te dejo el enlace para que el espectador aplauda la decisión de estas marcas:

http://actuable.es/peticiones/retiren-su-publicidad-programas-pagan-familiares-de

En cuanto al presentador de La Noria, me da la sensación de que no está acostumbrado a las críticas. Tras su aparente ecuanimidad en los debates, el guiño de complicidad con Mª Antonia Iglesias, Enric Sopena, Pilar Rahola... es tan evidente que no entiendo cómo aún hay periodistas de distinta cuerda que aceptan formar parte de esta farsa. Con no acudir se le acababan las ganas de demagogia.
De ellos se deduce que suelo ver el debate. Luego no va de oídas...

Un saludo, Modestino. Bon cap de setmana.

Maireen dijo...

Me hubiera gustado que las empresas anunciantes que se han retirado del programa lo hubieran hecho por convicción y por su propia iniciativa, pero lo han hecho por temor a ganarse la antipatía del público, un pequeño boicot o algo parecido. La iniciativa no salió de ellos, sino de gente que son clientes potenciales.

En cuanto al programa, no es que le haya salido un grano, es que siempre fue sólo un gran grano lleno de pus.

P.D. He desaparecido del blog unos días porque he estado de viaje, con muy poco tiempo para leer blogs y con una conexión a internet bastante cara. Pero ya me reincorporo.

veronicia dijo...

Los disgustos que me ahorro al no ver la tele. Y a éstos de los que hablas ni por castigo.
Si todos hicieran como yo se les terminaba el negocio... será cada uno el que haga una reflexión sobre lo que ve y deja de ver... En mi caso tengo mucho pendiente por leer y mucha película clásica por ver.
Y por favor que no me digan que es información o noticia porque han desvirtuado totalmente esos conceptos.

sunsi dijo...

¿Puedo, Modestino?
Vero. No es información o noticia. Tienes toda la razón. Es... no sé si me sabré explicar... que suelo ver debates televisivos de diversas cadenas. Los que están sentados suelen ser los mismos. En algunas, algunos pueden exponer sus razonamientos; en otras, son atacados solo con abrir la boca. ¿Curiosidad malsana? Tal vez. Probablemente. Supongo que todos tenemos nuestro Talón de Aquiles. El mío, entre otros, el follón del politiqueo. Es curioso, pero todavía no he encontrado una vacuna para mitigar estos excesos;-)))

Un saludo de nuevo.

Brunetti dijo...

Este tipo de programas de los que hablas hoy los suelo llamar "De las sillas", porque creo que todo consiste en una serie de gente despotricando de todo sentada alrededor del presentador. Jamás he visto ninguno, proque me producen urticaria, de manera que me resulta casi imposible opinar.

Lo que sí me gustaría añadir es que por nada del mundo querría ser el abogado de la familia de la pobre Marta del Castillo: qué presión debe de sentir ese colega. Ni por todo el oro de América aceptaría llevar un asunto así.

Salud!

Modestino dijo...

Es posible Maireen que a esas empresas les haya empujado el meido a perder clientes o ganarse la antipatía de varios, pero el paso que han dado ya es algo, pienso; y bienvenida de nuevo!

Sumsi: como análisis sociológico y psicológico del personal ya tiene su interés ver estas tertulias, ya.....

susana dijo...

Ahora sólo espero que hagan lo mismo los anunciantes de Sálvame. Un beso.

Modestino dijo...

Un beso, Susana, vendría muy bien que el boicot se generalizara, pero habitualmente estas decisiones se quedan en gestos aislados.

Modestino dijo...

Al parecer se ha sumado L'Oréal y Jordi González sigue sacando los dientes.

Modestino dijo...

Bimbo, EL Corte Inglés, Vodafone, ... este hombre va a tener que acabr recurriendo a la peluquería de su barrio.