2 de febrero de 2011

Murió John Barry

Ayer tuve una reunión vespertina en Zaragoza; a los peatones como yo nos ocurre a veces que nos quedamos colgados y tenemos que coger un bus o un tren a horas intempestivas; es lo que me pasó ayer a mí y terminé teniendo que comprar billete en el autobús que, con la amenaza de pasar por todos los pueblos, sale para Huesca a las 22.15 horas. Me encontraba matando el gusanillo del hambre en el "cutrecillo" bar de la Estación de Autobuses zaragozana, con el ambiente habitual: ruido de fondo y televisión encendida, y en los estertores del telediario intuí que había muerto un personaje del cine, pues salían instantáneas de algunas pelis de James Bond y de "Memorias de África"; al poco tiempo Tommy me confirmó vía sms que, efectivamente, había fallecido John Barry. He de admitir que no me sonaba el nombre, pero al conocer que era el autor de un buen número de bandas sonoras de excelentes películas pensé que valía la pena dedicarle una entrada del blog, porque entre otras cosas la música de cine se queda en el recuerdo muy fácilmente, y las bandas sonoras de nuestras pelis favoritas no dejan de ser como un sonido de campanas que se repite con frecuencia y nos devuelve momentos importantes. Tras leer la biografía de Barry no me cabe ninguna duda de que nos encontramos ante uno de los mejores, ante una auténtica leyenda del cine, es decir, que John Barry es a la música cinematográfica lo que Humphrey Bogart o Bette Davis a la interpretación o John Ford y Billy Wilder a la dirección.

John Barry, que falleció el último día de enero en Nueva York, a los 78 años y a consecuencia de un infarto, ganó cinco Oscar a lo largo de su dilatada vida profesional. Las dos primeras estatuillas las consiguió en 1966 por su trabajo en "Nacida libre", un film de James Hill basado en la novela de Joy Adamson; Barry obtuvo el Oscar a la mejor canción, "Born free" y a la mejor banda sonora. Dos años después volvió a ganar el Oscar a la mejor banda sonora por su trabajo en "El león en invierno", la magnífica película dirigida por Anthony Harvey y protagonizada por Katharine Hepburn, Peter O'Toole. Tardaría 17 años en conseguir otra estatuilla, pero valió la pena esperar, pues fue capaz de crear una de las más bellas bandas sonoras que se recuerdan , la de la película de Sidney Pollack que protagonizaron Robert redford y Meryl Streep "Memorias de África". Su último Oscar es de 1990 y lo obtuvo por la superoscarizada película dirigida y protagonizada por Kevin Cotsner "Bailando con lobos". Barry también estuvo nominado por las bandas sonoras de "María, reina de Escocia" (1971) y "Chaplin" (1992).

Pero Barry también se hizo famoso por poner la música al Agente 007; con James Bond los sones creados por el músico fallecido dieron la vuelta al mundo con un estilo distinto al de las otras películas, más propio del género de aventuras. Así Barry compuso temas para películas "como "Desde Rusia con amor", "Goldfinger", "Los servicios secretos de su majestad", "Diamantes para la eternidad", "Moonraker", "Octopussy", "Panorama para matar" y "007: alta tensión" entre muchas otras. Sean Connery, Roger Moore y Timothy Dalton conquistaron mujeres, hicieron trampas, dieron saltos mortales y defendieron los intereses de Su Majestad al ritmo de la música de John Barry y eso es casi -solo casi- tan legendario como los Oscar.

John Barry hizo la música de un número ingente de films, también destacan otros como "Zulú" (1964), la película de aventuras que protagonizaron entre otros Stanley Baker, Jack Hawkins y Michael Caine, "Cowboy de medianoche" (1969), dirigida por John Schlesinger y protagonizada por Dustin Hoffman, Jon Voight y Brenda Vaccaro y "El último valle" (1970), protagonizada por Michael Caine, Omar Shariff y Florilda Bolkan, que recuerdo haber visto hace muchos años y cuya música aún recuerdo con agrado. Barry también trabajó para la televisión, con la música de series como "Los persuasores". Mi homenaje para quien inunda las salas de cine con música que a veces emociona, a veces enternece, a veces impresiona y siempre hace disfrutar.

















15 comentarios:

pater familias dijo...

Me encantan las BSO. En Spotify tengo una lista de BSO y, entre los autores, no podía faltar John Barry.

Un saludo,

Modestino dijo...

Spotify .... si que ignoro cosas, ;)

Mariapi dijo...

Siempre me maravillan admiro a los hombres con esa capacidad creativa, son un regalo. Gracias por recordarlo y homenajearlos, Modestino.

Tommy dijo...

Todo un detalle, amigo Modestino, que la ilustración musical con la que acompañas tu comentario sobre John Barry sea el tema principal de "En algún lugar del tiempo", uno de los más increíblemente bellos de todos los temas de amor que compuso, que no fueron pocos. Y ya me contarás qué recuerdo tienes de la música de "El último valle"; los fans de Barry suelen dividirse en dos grupos a la hora de pronunciarse sobre la obra maestra de este autor: los partidarios de "El último valle" y los de "El león en invierno", entre los que me incluyo. En cualquier caso, su sonido inconfundible y su gran versatilidad (abordó, generalmente con éxito, casi todos los géneros: drama, comedia, western, fantástico, aventuras, terror...), unidas a una personalidad a veces demasiado acusada de cara a las imágenes a las que había de acompañar, han hecho sin duda de Barry uno de los más grandes. Por cierto, y ya que estamos en la época, sí que ganó cinco Oscar pero sólo un Globo de Oro (por "Memorias de Africa"), lo que demuestra que, en contra de lo que suele decirse, los Globos casi nunca son la antesala de los Oscar.

Por decir algo que tú no hayas dicho aún, añadiré que una de sus cuatro esposas fue la encantadora actriz Jane Birkin (que debía sentir debilidad por los músicos, ya que después de Barry se emparejó con Serge Gainsbourg, ambos recordados por aquello de "Je t'aime, moi non plus") y que, curiosamente, pasa por ser uno de los compositores cinematográficos al que más bandas sonoras le han rechazado. A modo de ejemplo, los directores Robert Redford y Barbra Streisand osaron rechazar la música que Barry había escrito para "El hombre que susurraba a los caballos" y "El príncipe de las mareas" respectivamente, se me ocurre que quizás porque, vistas las dos películas, las imágenes podían quedar eclipsadas por la característica impronta del autor. De todos modos, algunas partes de estas bandas sonoras rechazadas las empleó en otros trabajos. Y no voy a entrar en el tema de la auténtica paternidad del archifamoso tema de James Bond porque, como era de suponer, fue una cuestión muy comentada en todos los informativos generalistas que daban la noticia del fallecimiento; eso sí, legalmente el tema de 007 es de Monty Norman, y así consta en los créditos de todas las pelis de Bond.

Modestino dijo...

"El último valle" fue una película que me impresionó: me pareció dura y fuerte; recuerdo una de esas películas en las que la banda sonora ocupa un papel especialmente protagonista.

No sabía que una de sus bastantes mujeres fuera Jane Birkin, quien si no me equivoco fue un "sex-symbol" de su época, aunque yo la recuerdo por un papel secundario en "Muerte en el Nilo".

Tommy dijo...

Es que "El último valle", aparte de tener una banda sonora extraordinaria, es una buena película, aunque hace muchísimos años que no la veo. De Jane Birkin siempre he pensado que tenía más encanto que sex-appeal, aunque un amigo común ha recordado esta mañana que, pese a sus orígenes británicos, Birkin podía haber sido de Castellón de la Plana...

pater familias dijo...

Spotify es una aplicación informática que te permite oir toda la música del mundo mundial. Búscala en Google, bájatela y ... ¡a oir música! (hay una versión gratuita -con publicidad de vez en cuando- y otra de pago, que no sé de cuánto al mes porque yo tengo la gratuita). No te arrepentirás

annemarie dijo...

Es un compositor tan seguro. Somewhere in time es una cosa magnífica: la musica y el titulo, verdad? Tal y como El león en invierno - pero yo soy fan perdida de Peter O'Toole. :))

Tommy dijo...

Sí, Annemarie, tenía su gracia que O´Toole hiciera en la peli de esposo de Katharine Hepburn cuando por edad podía ser su hijo. Pero los productores pensaron que ya había interpretado a Enrique II de Inglaterra (en su juventud) en "Becket" y que lo había hecho muy bien, de modo que, con un poco de maquillaje para parecer mayor, era la mejor elección para volver a interpretarlo. Debió haber ganado un Oscar por cualquiera de los dos films.

Y, volviendo a la música de Barry, qué momentazo cuando la reina Leonor de Aquitania aparece por primera vez en el film, con esos coros maravillosos cantando "Eleanora, regina anglorum, salus et vita" para subrayar la majestuosa presencia de la Hepburn.

veronicia dijo...

Se me da fatal reconocer las bandas sonoras, cuando resaltan una escena de la película me emocionan pero después no logro identificarlas.

En ocasiones, cuando visiono una película, para quitarle carga emocional a una escena le quito el volumen y así la aprecio de verdad, desde luego sin la banda sonora muchas no son lo que parecen.

Un saludo Modestino:)

annemarie dijo...

Qué gusto leerte, Tommy.

Modestino dijo...

Peter O'Toole también me gusta ... tanto como a él el whisqui; la verdad es que algunas veces he pensado hacer un post titulado "Actores británicos conservados en alcohol", pero siempre acabo dejándolo para más adelante.

annemarie dijo...

Por qué actores, y por qué británicos? :)) Y qué tienen en comun más allá de eso? :))

Modestino dijo...

Peter O'Toole, Richard Harris, Anthony Hopkins -en alguna época de su vida profesional-, Richard Burton, Oliver Reed, ... tenían en común que le daban al "frasco" al parecer bastante ... además de ser unos actores formidables, eso por encima de todo.

annemarie dijo...

:))