3 de agosto de 2009

"Tears in heaven", Eric Clapton (1991)


El 20 de marzo de 1991 Connor, el primer hijo de Eric Clapton, de 4 años y medio de edad, fallecía dramáticamente al caer accidentalmente del piso 53 de un rascacielos de Manhattan. Posiblemente la muerte de un hijo sea la mayor tragedia que le puede ocurrir a una persona; por eso esta canción, escrita por Clapton con la colaboración de Will Jennings nueve meses después, tenga ese plus de emotividad, ese "algo" que la hace distinta.

No deja de ser edificante que el cantante nacido en la pequeña localidad inglesa de Ripley, haya sabido convertir en arte y en belleza su dolor y hacer que todos lo compartamos con una canción francamente deliciosa. "Tears in heaven", más allá de su enorme significado emocional, es una balada preciosa, con todos los atributos para ser una de las canciones más significativas de la historia reciente del pop.

Yo, que como he dicho, he pasado muchos años bastante "pez" en relación a la música moderna de calidad, escuché por vez primera este tema bastantes años después de su composición mientras viajaba camino de Barcelona con un amigo médico, hombre muy versado en la canción en inglés y que me contó la triste historia que dio lugar a esta bonita canción.


9 comentarios:

Tommy dijo...

Gracias a tí, querido Modestino, he sabido que la letra de esta canción que siempre me ha gustado era de Will Jennings, que alcanzó notoriedad como letrista de las también muy conocidas canciones correspondientes a las películas "Oficial y caballero" y "Titanic", por las que ganó sendos Oscar, aunque la letra de "Tears in heaven" (que acabo de leer en una de estas wikipedias que circulan por la red) es mucho más bonita que las antes citadas, que no me emocionan especialmente.

Sunsi dijo...

Gracias por la explicación, Modestino. Una canción preciosa... pero después de tu post la he escuchado de una forma muy distinta.

Un saludo

Anónimo dijo...

Excelentísima canción, sí señor ¡¡¡¡¡ Para haber llegado tarde a la música pop - según comentas - no tienes mal gusto vive Dios ¡¡¡¡¡¡¡¡
La he escuchado cientos de veces y además se puede hasta practicar un inglés asequible.

tintin dijo...

Perdona, no sé lo que he tocado, soy Tintín

Modestino dijo...

Es absolutamente cierto; grandes nombres como Phil Collins, Tina Turner, Sting o Bruce Prigstein solamente los conocía por el nomnbre ... pero siempre estamos a tiempo.

Rocío dijo...

Esta canción pone los pelos de punta, sobre todo cuando conoces esa historia... Qué triste...

Me acordé de tí esta tarde. Fui a comprar uno de los libros de Paul Johnson que recomendaste, me daba igual Héroes, Creadores o Inventores... y no tenían ninguno en Cervantes. Me ha dado una rabia, pensaba llevármelos estas vacaciones. Tendré que buscarlos por internet.

En fin... gran canción. Saludos!

Modestino dijo...

Bueno, los de Paul Johnson pueden esperar, seguro que te llevas unos cuantos estupendos.

Disfruta las vacaciones y los libros, Rocío.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.