27 de agosto de 2009

Forges sobre la crisis

Hay ocasiones en que estás espeso y no sabes que poner en el blog; en ocasiones lo que pasa es que no quieres ser reiterativo y repetir el recurso a la canción, al libro o al personaje. Así en noche de desvelo he tenido la ocurrencia de abrir un nuevo espacio dedicado al humor; no se como lo voy a enfocar y que tipo de entradas lo van a conformar, aunque para empezar no tengo ninguna duda de que Antonio Fraguas "Forges" es una garantía.

Y en los tiempos que corren no cabe duda de que un tema interesante es el de la crisis económica, con lo que, sin afán de frivolizar, he recogido cuatro genialidades del humorista madrileño sobre la cuestión.

















Nota: A mí me parecen especialmente geniales el primero y el último; el recurso a algo tan castizo como el jugarse algo a los chinos y el planteamiento de una pelea en tre un arquitecto y un notario por una crioqueta perdida rebasan la genialidad; por otra parte, veasé la cara de codicia del vendedro de pisos, así como la mirada perdida y el aire apocado del joven buscador de trabajo.

9 comentarios:

ana dijo...

Desde luego que no nos vamos a perder ni uno solo de los rincones que cuelgues... sin humor, no hay vida.

Y es estupendo saber donde hay que ir a buscar una sonrisa...

Rocío dijo...

Muy, muy buenos los 4... el de la inmobiliaria me ha hecho mucha gracia.

Sunsi dijo...

Bingo con Forges. Buen comienzo, Modestino.El de la inmobiliaria... vamos, genial.

Modestino dijo...

Forges tiene un punto especial de genialidad. Eso sí, derrota claramente hacia un lado, no lo puede evitar.

Brunetti dijo...

Aprovechando que hoy nos propones una sonrisa, y como quiera que cuando colgaste el 'post' sobre mi paisano Manolete me encontraba felizmente alejado de este insufrible bochorno mediterráneo, no puedo evitar comentar aquí una (supuesta) anécdota que siempre se le ha atribuido al maestro cordobés.

Cuentan que un día estaba sentado junto con un amigo en alguna de esas hermosísimas tabernas cordobesas, los dos en completo silencio. Al cabo de un buen rato, el amigo dice: 'Maestro, qué bien se está callado, ¿verdad?'; a lo que el susodicho responde: 'Más bien se está sin decir ná'. Espíritu cordobés en estado puro.

Tommy dijo...

Buena iniciativa, Modestino. Y si te parece que Forges derrota claramente hacia un lado (cosa tan cierta como que el Papa es católico), siempre puedes compensar con otros humoristas gráficos que tiran hacia el otro extremo, comenzando por el maestro Mingote.

Brunetti, genial lo de Manolete. Hay que admitir que Córdoba es tierra de grandes filósofos.

Sunsi dijo...

Con tu permiso, Modestino... "Felizmente alejado de este insufrible bochorno mediterráneo". Qué alegría leer tu frase, Brunetti. Creí que era yo, que me estaba volviendo majara... No sé si hacer un conjuro para que llueva o cantar aquello de "Tiene que llover, tiene que llover... a cántaros" Este verano el calor ha sido y es insoportable.

Perdón por derivar, Modestino...
Un saludo, especialmente para los que viven empapados y no precisamente de agua...

Modestino dijo...

Este verano el calor ha sido demoledor. En Zaragoza, por ejemplo, el calor es seco, pero cae sin pìedad sobre el asfalto y las tardes que he estado han sido tremendas.

Modestino dijo...

Por cierto, Tommy, no dudes que pronto aparecerá el gran Mingote. El problema sera elegir entre tantos.