21 de agosto de 2009

"El príncipe de las mareas" (1991)

"El príncipe de las mareas" fue una de las mejores películas del año 1991; fue nominada para siete Oscars, entre ellos el estelar a la mejor película y el del mejor actor principal en la persona de su protagonista, Nick Nolte, aunque al final no consiguió ninguno; lo tenía bien difícil, pues tenía que luchar contra "El silencio de los corderos", la gran película de Jonathan Demme que supuso la tardía y merecida consagración de Anthony Hopkins.

La película fue dirigida por una de sus protagonistas, Barbra Streissand en el papel de la psiquiatra Susan Lowenstein, aunque quien está magistral es Nick Nolte, de quien supe su existencia por vez primera cuando protagonizó con Peter Strauss la serie "Hombre rico, hombre pobre", adaptación televisiva de una novela de Irwin Shaw. Nolte borda el papel de Tom Wingo, un rudo entrenador deportivo del sur que acude a Nueva York a ver a la psiquiatra de su hermana tras el enésimo suicidio de ésta. Los papeles de hombre duro y más bien chulesco le van que ni pintados al actor de Nebraska.

De las más de dos horas de cinta recuerdo muy especialmente las escenas primeras, que reflejan la durísima niñez del protagonista, con un padre maltratador y una madre amargada por tal circunstancia, con especial relevancia a la escena de la violación, una de las más duras que recuerdo en una película. La relación de Wingo con Lowenstein es también relevante, con el contraste de las formas rudimentarias del primero y el estilo de la psiquiatra, una mujer brillante marcada por su matrimonio con un músico estúpido y ególatra. Inolvidable la escena final, con la despedida entre Streissand y Nolte, quien decide volver con su mujer y sus tres hijas, y el monólogo final de éste último, magníficamente logrado.

Destacado el papel de Kate Nelligan, que interpreta a la madre de Wingo y que fue nominada como candidata al Oscar a la mejor actriz de reparto; Nelligan no había tenido una carrera cinematográfica excesivamente señalada, aunque había intervenido en películas de cierta fama como "Una inglesa romántica" (1975), de JosephLosey, compartiendo reparto con Glenda Jackson y Michael Caine o "Drácula" (1979), junto a Lawrence Olivier, posteriormente destacarán sus papeles en "Lobo" (1994), "Donde reside el amor" (1995) y "Las normas de la casa de la sidra" (1999).

Me he encontrado con personas a quienes no entusiasmó la película, respeto todas las opiniones, por supuesto, pero en una época en la que seguí bastante más que ahora el cine, ésta es una de las cintas de las que guardo mejor recuerdo. Además, "El principe de las mareas" es de esas películas que hacen pensar, que ofrece posibilidad al "Cine Forum" y que te fomenta ideas positivas.




11 comentarios:

Tommy dijo...

Streisand consideró también para el papel de Tom Wingo a los entonces galanes de moda Kevin Costner y Don Johnson, aunque estoy seguro de que ninguno de ellos hubiera superado a Nolte. También pensó en Jeff Bridges, a quien finalmente consiguió dirigir en "El amor tiene dos caras".

Aparte de las pelis que has mencionado, a Kate Nelligan siempre la recordaré como protagonista femenina de "El ojo de la aguja", notable adaptación cinematográfica del primer éxito literario de Ken Follett, "La isla de las tormentas", con un Donald Sutherland en estado de gracia (como casi siempre) interpretando a un cruel espía nazi.

Modestino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Modestino dijo...

Intuyo que no te gustan en exceso ni la peli ni la Streissand.

Citas a Jef Bridges, un actor que tuvo una época brillante, pero que anda como desaparecido.

En la batalla por el Oscar de 1991 "El principe de las mareas", además de a la ganadora "El silencio de los corderos" se enfrentó a "Bugsy", "JFK" y "La bella y la bestia", mientras los rivales de Nolte, junto a Hopkins, fueron Warren Beatty ("Bugsy"), Robin Williams ("El rey pescador") y Robert de Niro ("El cabo del miedo"), un repoker de clásicos.

ana dijo...

"... y que en las familias, no hay delitos que sobrepasen el perdón..."

A mi esta película me gustó muchísimo. Has dejado por aquí, un estupendo recuerdo.

Saludos.

Modestino dijo...

Esa frase que, sinceramente, no recordaba, me impresionó ayer cuando la ví. ¡Cuántos problemas desaparecerían sí pusiéramos por obra lo que se dice en ella!.
Feliz fin de semana.

Sunsi dijo...

No he visto la película... para variar. Pero si es la mitad de buena que el final...

Me ha dejado ... no sé qué adjetivo emplear... que un amor te recomponga para renovar otro amor... para recuperarlo... Y la frase que ha citado Ana.

Sólo con estas dos ideas hay debate para rato...

Gracias, Modestino

Tommy dijo...

No voy a ser muy original en este comentario, pues lo que voy a decir ahora se dijo mucho en su momento, pero recordaré que "El príncipe de las mareas" es famosa por el número de veces (no sé si eran más de diez; desde luego las han contado) que al personaje de la psicóloga Lowenstein le dicen lo guapa que es y lo preciosa que está.

Las ideas que mencionan Ana y Sunsi son realmente bellas, pero me inclino por pensar que están tomadas literalmente de la novela de Pat Conroy en que se basa la peli (que seguramente debe ser un novelón). Es lo que tienen muchas adaptaciones cinematográficas de novelas de gran repercusión, como sucedió en este caso en los USA. Que intentan ser sumamente fieles al original, ya que de lo contrario el espectador va a quedar sumamente defraudado, y acaban convirtiéndose en meras ilustraciones de la novela sin entidad o sustantividad propia como películas. Según no pocos, es lo que ha pasado con la primera de "Millenium".

annemarie dijo...

Sí, lástima, pero es verdad.

Alberto dijo...

Aquí otro al que no le gustó "El Príncipe de las Mareas". El problema igual lo tengo que Barbra Streisand, que tiene un ego del tamaño de su nariz y como bien dice Tommy, cansa escuchar tantas veces lo guapa que es en una película, como la madrastra de Blancanieves con el espejo.

Nick Nolte me pareció excesivamente rudo para ese papel, y eso que es un actorazo impresionante, pero no creo que fuese la elección precisa.

Jeff Bridges es uno de los mejores actores de Hollywood, además desde muy joven, con ese papelón que hace en la película de John Huston "Fat City". Aunque para mí siempre será el "Nota" del "Gran Lebowsky".

Modestino dijo...

La de enemigos que se ha creado Barbra Streissand ... supongo que por algo será.

No he visto esas películas, Alberto, pero tomo nota. A mí me encantó Bridges en "Tucker" y "Seabiscuit".

peliculas dijo...

Hola, he encontrado la peli para verla online en www.divxonline.info

Saluditos.