19 de agosto de 2009

"Puente sobre aguas turbulentas", Simon & Garfunkel (1970)



Recuerdo que de pequeño en mi casa solamente había "singles", muchos y variados, pero aún no había entrado un "Long play"; por esta razón la primera adquisición de un LP tuvo casi recibimiento de primera categoría, estuvimos a punto de abrir la alfombra larga. Para mi cumpleaños me regalaron "Bridge Over Troubled Water", donde se recogían unos cuantos éxitos importantes de Paul Simon y Arthur Garfunkel, dos jovenes que crecieron en el barrio de Kew Gardens Hills, en Nueva York y que llegaron a estudiar juntos en el instituto de Forest Hills.

El disco tenía varias canciones estrella, como "Cecilia", "El cóndor pasa" y "The Boxer", una balada que a mí me gustaba especialmente, pero no me cabe ninguna duda que el mejor tema era el que daba título al disco, que en español se llamaba "Puente sobre aguas turbulentas". Esta canción dio el espaldarazo definitivo a dos cantantes que llevaban mucho tiempo luchando por salir adelante.

El disco fue publicado el 26 de enero de 1970 y sería el mejor álbum del dúo; fue uno de los más vendidos de la década (se vendieron alrededor de 12 millones de copias) y tuvo una gran repercusión, alcanzando el primer lugar en las listas y manteniéndose allí durante diez semanas. En marzo de 1971 tuvieron lugar los premios Grammy en los cuales el álbum y el sencillo del mismo nombre se llevaron los galardones a los mejores del año, además de ganar también el premio a la mejor canción contemporánea y la mejor canción del año.

Posteriormente Simon & Garfunkel se separaron y cada cual hizo la guerra por su cuenta, muy bien hecha por cierto. Pero por muy bien que cantaran nunca superaron el nivel de esta canción. Hay otras dos canciones que también me parecen de lo mejor: "Mrs. Robinson" y "The sound of silence", que se quedan para otra ocasión.

Si yo tuviera que elegir mis cinco canciones favoritas me lo tendría que pensar bastante, pero habría dos que estarían seguro: "My way" y ésta.




15 comentarios:

Rocío dijo...

Preciosa canción.

Una cosa, Modestino, tú que entiendes tanto de ésto. ¿Cómo acabó la canción de Simon y Garfunkel "Sound of silence" teniendo la letra del Padre Nuestro?

Modestino dijo...

:)... no, Rocío, yo no entiendo demasiado de música. Sí es verdad que tengo memoria para acordarme de canciones, de cantantes, de datos .... pero cuando abro una entrada son una canción siempre recurro a internet para completar información.

Así me acabo de enterar, y mi fuente es wikipedia, que ya sabes que es un sitio que puede crear y modificar cualquiera, que "Sound of silence" fue escrita el 19 de febrero de 1964 por Paul Simon, tras el asesinato del Presidente John F. Kennedy, el 22 de noviembre del anterior año. Simon estaba seguro de que la canción sería una forma de recoger el sentimiento emocional popular tras el desafortunado suceso. Fue publicada en un primer disco que tuvo poco éxito, pero luego fue sacada como canción estrella de un album que triunfó en 1966.

Pero todo esto lo acabo de encontrar en la red. En cuanto a la razón por la que acabó con la letra del Padrenuestro .. tendré que seguir buceando en la red.

Rocío dijo...

Sí, lo leí en wikipedia, pero no he encontrado en ningún lugar a quién se le ocurrió ponerle la letra del Padre Nuestro. Es curioso, ¿no?

Consuelo dijo...

Buen disco, lo poníamos tantas veces que yo sin tener ni idea de inglés me sabía todas las letras y aun hoy después de casi 40 años -se dice pronto- me las sigo sabiendo

Tommy dijo...

No olvides, Modestino, que para toda una generación de espectadores el tema "Sound of silence" va asociada con el careto nihilista que exhibía un juvenil Dustin Hoffman durante los títulos de crédito iniciales de "El graduado".

Tampoco tengo respuesta para la pregunta de Rocío, aunque, siguiendo con las populares "canciones de la Misa", el hombre cuya identidad desconocemos quizá sea el mismo que le puso la letra del Santo a "Help" de Lennon y McCartney o que rebáutizó "Blowin' in the wind" de Bob Dylan como "Sabed que vendrá".

Modestino dijo...

¿Todas las letras?¡¡¡¡ Son muchas letras¡¡¡.

Huy, canciones reconvertidas para Misa hay unas cuantas, por ejemplo "We shall Overcome" y unas cuantas más que cantaba Joan Báez.

Consuelo dijo...

Quizá todas las letras no, pero sí bastantes...
Las "reconvertidas" en canciones de Misa las encuentro de horror

ana dijo...

Esta canción fue una de las primeras que nos teníamos que aprender en inglés, allá, en mis años de instituto. Con aquel profesor, Antonio, disfrutamos mucho de la música, y aprendimos inglés... ;)

La música como siempre, al lado de estupendos recuerdos. Los años de instituto han sido imborrables, ahí están siempre de la mano de la alegría.

Saludos.

Modestino dijo...

Efectivamente, Ana, uno de los puntos mágicos de la música es que siempre va unida a recuerdos.

Un saludo¡¡

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juan Manuel dijo...

La explicación a cómo El Sonido del Silencio ( y también otras canciones profanas) se llegaron a cantar con letras religiosas se debe al contexto histórico ( el año 1.969 se clausura el Concilio Vaticano II ) y la Iglesia abre sus puertas a influencias externas permitiendo el uso de guitarras y cantos en otras lenguas y realizando " versiones a lo divino " ( También en el s.XVI se producían versiones a lo divino, es decir, temas profanos con textos religiosos...). Juan Manuel Molino

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.