23 de diciembre de 2008

Eurovisión 1974, el nacimiento de un grupo histórico



El Festival de Eurovisión allá por los años 60 y 70 se había convertido en uno de los momentos estelares del año en Televisión. En 1973 la vencedora había sido Anne Marie David, una cantante con una voz formidable que representó a Luxemburgo con "Tu te reconnaitras", aunque nadie discutió que los vencedores morales del concurso fueron los chicos de Mocedades con el espléndido tema de Juan Carlos Calderón "Eres tú". Tanto Luxemburgo, que ya había ganado el año anterior con Vicky Leandros y "Apre toi", como España, que no debía estar para dispendios, renunciaron a organizar la edición del año siguiente y fue Reino Unido, representada en el 73 por el veterano Cliff Richard ("Power to All Our Friends"), quien acabó siendo la sede del Festival de 1974.


En dicha edición, celebrada con la brillantez y la sobriedad habitual en los británicos, se produjo lo que pienso ha sido la más espectacular aparición en la historia del festival; por Eurovisión habían pasado hasta entonces cantantes que, si no lo eran ya, acabaron siendo estrellas de fama mundial: Sandie Shaw, Julio Iglesias, Gianni Morandi, ... pero nunca hasta el año referido el festival se había convertido en la plataforma de lanzamiento de un participante -y ganador- como fue el caso de Abba, el grupo sueco que a partir de Eurovisión se convirtió en uno de los fenómenos musicales más importantes del siglo.

La representación elegida por Suecia y España explicaba bien a las claras los distintos criterios que había en ese momento en cada país a la hora de valorar quien podía conseguir el triunfo en un certamen de estas características. Mientras los escandinavos optaban por un conjunto moderno, una canción actual y una escenificación agresiva y vanguardista -todos recordamos a los representantes suecos con el gorro de Napoleón- los responsables de elegir la canción española recurrieron al tópico y eligieron a Peret, un fenómeno de la rumba, que con la guitarra española y un coro de flamencas -la "Chelo" y la "Payoya"- interpretó "canta y se feliz". Recuerdo que en los medios de comunicación nacionales se insistía en las enormes posibilidades que tenía el gitano catalán de vencer con un tipo de música que se entendía entusiasmaba en Europa; el tiempo demostró lo equivocados que estaban nuestros "expertos".






El triunfo de Abba fue rotundo, imponiéndose claramente con 24 votos, seis más que Italia, lo que a la vista del sistema de votación del momento era una diferencia notable. El Festival supuso para el grupo sueco el inicio de una carrera brillantísima y llena de éxitos: "Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)", "I Have A Dream", "Chiquitita", "Super Trouper", "The Winner Takes It All", "Dancing queen", y muchas otras más, son canciones que han recorrido el mundo; y hoy en día su música sigue perdurando con el músical y la película "Mamma mía". Era la primera vez que un conjunto musical se imponía en el Festival, algo que luego ha venido siendo frecuente. Abba eran distintos, especiales, dotados de una calidad muy superior a la media de los participantes en este Festival y en los anteriores. Destacaba, además, una coreografía espectacular y una originalidad en las formas de vestir y estar en el escenario que suponían un cambio radical y decisivo en los hábitos de un certamen que se estaba quedando anquilosado en formas arcaicas.



Eurovisión 1974 contó también con dos participantes ilustres; la primera de ellas la italiana Gigliola Cinquettí, quien con 17 años había triunfado en la edición de 1964 con "Non ho l'età " y que en Londrés acabó segunda con "Sí", una canción tan bella como su intérprete, cantada con elegancia y estilo; a Gran Bretaña la representó la australiana Olivia Newton John, por entonces una desconocida y que tres años despuès saltaría a la fama mundial al actuar junto a John Travolta en "Grease"; Olivia fue quinta con "Long Live Love".

http://www.youtube.com/watch?v=zyuUy_iASCI



Fotos: www.keithm.utvinternet.ie; nicolasramospintado.files.wordpress.com; romionew.frbb.net; www.eurovisioncovers.co.uk

5 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Lo primero y antes que nada, Modesinto: ¡feliz Nochebuena mañana y Navidad pasado!.

Lo segundo, mil gracias por tu bitácora, me lo paso bomba leyendo, y me das una envidia sana por todo lo que tú eres capaz de leer. Salvo el fútbol que es que no entiendo, como si me hablaras en checo, pero me encanta que disfrutéis los aficionados (en mi casa tengo varios, pero del RM, por supuesto).

Abba es genial, si no has visto Mamma Mía no dejes de verla, te reirás, es una tontería, pero amable y optimista. Bueno, no sé, a lo mejor a tí te parece una tontería...

Lo dicho. Feliz Navidad, jurisconsulto y mil gracias por todo.

Modestino dijo...

Gracias a tí, Master; y Feliz Navidad, aunque ya mañana lo reiteraré para todos.
La película "Mamma mía" no la he visto, pero sí ví hace tiempo el musical, y no me pareció una tontería, todo lo contrario, me pareció una delicia.

Brunetti dijo...

¿Y Carla Bruni, no se ha presentado nunca al Festival de Eurovisión, Modestino? Es que, como he estado en Francia, he vuelto algo enamorado de ella y me gustaría conocer más detalles de su vida (sic)....

Salud para ti y para tus amigos 'blogueros'.

Modestino dijo...

Pues tendrás que buscar por otro lado, pues parece que también se ha enamorado de ella Sarkozy.
No, no se ha presentado. Además, ese año Francia se retiró en señal de duelo por la muerte del presidente George Pompidou.
Francia ha tenido grandes representantes, algunos de los cuales ganaron: Isabel Aubert, Frída Boccara, Marié Myriam,...

annemarie dijo...

Creo que Mamma Mia te gustará. Vale la pena ver la interpretación de Meryl Streep. Magistral! Y las musicas, cantadas por excelentes actores, como Julie Walters, un portento siempre, son mucho mejores, aunque todos canten un poco fuera de tono, que las originales, cantadas en el tono cierto, pero sin la mitad del alma. Es interesante ver eso.