4 de abril de 2021

Lecturas con la primavera


Sigo a ritmo bajo de lecturas, aunque este mes he llegado a cinco. Destacan el hecho de que solamente he leído un libro de ficción y que alguna de las lecturas era francamente breve: menos de 100 páginas. Con todos he aprendido y disfrutado, aunque, como ya explico, de alguno esperaba más.


Por segundo mes consecutivo, y que nadie descarte un tercero, aparece en mi balance de lecturas Stefan Zweig. En esta ocasión he leído “La colección invisible”, un brevísimo relato que descubrí entre las novedades editoriales de la sección de libros del FNAC del Coso de Zaragoza. La novelista se lee en un rato, y es una auténtica joya literaria. Se trata de una historia realmente bonita, de una redacción exquisita -toda la narrativa de Zweig es de altísimo nivel- y que al hablarnos de una colección de grabados añade un plus de arte y cultura. Sin duda, vale la pena toda esa generación de escritores centroeuropeos de entreguerras, uno no se puede cansar de leerlos, y mucho menos de Stefan Zweig.


Había recibido opiniones muy favorables de “El hijo del chofer”, publicado por “Tusquets” hace pocos meses y en el que se cuenta la historia de Alfons Quintás, periodista que, entre otros medios, trabajó en “El Pais” en los primeros años de democracia y pasó, sin anestesia, de ser el martillo de CIU a primer director de TV3. Su autor es Jordi Amat, un joven periodista catalán que ha tratado diversos temas tan interesantes como variados en ensayos diversos. Se trata de un autor desapasionado, no contagiado de la endogamia y la cierta tendenciosidad que, desde mi punto de vista, caracteriza una parte importante de la opinión pública actual de Cataluña. El libro, que relata una historia real, se lee como una novela. Viene a ser una cruda descripción de la larga época de gobierno de Jordi Pujol y su partido en la comunidad autónoma catalana, y refleja con claridad y sin ambages la ambición y corrupción que imperó en ese tiempo. Me ha parecido interesantísimo.


John Lukacs fue un historiador norteamericano de origen húngaro. Su obra es amplia y en buena parte está centrada en la figura de Winston Churchill, para Lukacs el líder político más importante del siglo XX. En esta línea se encuentra “Cinco días en Londres. Mayo de 1940”, publicada en 1999 y recientemente reeditada por “Turner Noema”. La frase que acompaña al título nos dice todo acerca del núcleo del ensayo: “Churchill solo frente a Hitler”. El libro nos habla de esos días decisivos en los que Inglaterra debía decidir, en situación de inferioridad y debilidad con la Alemania nazi, si se enfrentaba a Hitler o trataba de llegar a un acuerdo. Churchill aparece como el hombre clave, quien asume en solitario el liderazgo y el mando del gobierno, frente a personajes menos beligerantes, y tan bien diseñados por Lukacs como Sir Winston, como Nevil Chamberlain y Lord Halifax. Dunkerque, la capitulación de Francia, los bombardeos de Londres, ... un ensayo excelente.


Amos Oz es un escritor, novelista y periodista israelí, posiblemente el más importante en su lengua y uno de los más relevantes escritores contemporáneos, ganador de muchos premios literarios y eterno aspirante el Nobel, que ya no obtendrá al haber fallecido en 2018. En el mes de enero, la sección de ensayo de Siruela publicó un brevísimo escrito del escritor fallecido, cuyo manuscrito fue entregado por sus herederos, titulado "Las cuentas aún no están saldadas", que consta de 80 páginas, prólogo de David Grossman incluido, y viene a ser una especie de testamento de Amos Oz sobre la realidad de Oriente Medio y el conflicto árabe-israelí. Está hecho con gran lucidez, objetividad y sentido común.


Tenía interés -y curiosidad- por leer el libro escrito por José Antonio Zarzalejos sobre el rey de España, "Felipe VI. Un rey en la adversidad". El periodista me ha parecido siempre un hombre de equilibrio, sensatez y conocimiento de causa y la figura de Felipe VI me resulta sugerente, al ser un hombre al que le ha tocado regir la nación en tiempos convulsos y difíciles, administrando una herencia que no es toda fácil de asumir. Debo empezar diciendo que esperaba más del libro, porque no aporta especiales novedades y en ocasiones se diluye en divagaciones genéricas.  No obstante, se trata del primer libro que habla en profundidad de quien desde hace casi siete años rige los destinos de España, y no deja de ofrecer cosas interesantes, y muy especialmente, valoraciones y perspectivas de futuro.

No hay comentarios: