29 de octubre de 2011

Aires de pantomima



Ha pasado una semana larga desde que, tal como se venía anunciando desde hacía tiempo, la banda terrorista ETA anunció lo que ella denominó el cese definitivo de la lucha armada; no cabe duda de que es una buena noticia, aunque mejor lo hubiera sido que nunca hubieran existido. No me fío nada de la palabra de unos asesinos inconfesos, pero soy de los que piensan que no habrá más bombas, más tiros en la nuca y más muertos, entre otras razones porque ahora ya no les viene bien, además de que con las bombas, tiros y muertos de antaño da la impresión de que han conseguido ya bastante como para cambiar la estrategia.

El nuevo escenario da más tranquilidad, ya no harán falta escoltas, precauciones ni medidas de seguridad, aunque no deja de ser inquietante seguir conviviendo con unos sujetos que tienen tras de sí tanto dolor y tanta destrucción y que, al menos por ahora, parece que no se arrepienten de ello. A mí personalmente me repugna la autocomplacencia de los abertzales, ese ir por la vida de triunfadores, como si más de cuarenta años de terrorismo fueran un mal necesario, un peaje a pagar, casi un azote merecido por los que estamos al otro lado de la empalizada. No pueden pretender que nos fiemos de ellos, ni han dado motivos ni mantienen una actitud y un discurso que facilite olvidos y concordias.

Y lo que ha sucedido en torno a este acontecimiento a mí, no puedo evitarlo, me suena bastante a pantomima, a comedia artificial y representada conforme a un guión ya previsto; las lágrimas de unos suenan a artificio, a escenografía propia del tiempo electoral en que vivimos, circunstancia que ha condicionado el discurso de los principales líderes políticos, que han parecido andar más pendientes de no meter la pata y ver afectadas sus perspectivas electorales que de valorar con espontaneidad y nobleza los pormenores, complejos y diversos, de una noticia de tanta relevancia. Mi impresión es que el ciudadano ha acogido la novedad con tanta satisfacción como escepticismo; he escuchado a personas de muy diversa ideología, gente que está por encima de correcciones políticas y discursos impuestos, dudar de la sinceridad de los etarras., y es que ya andamos escarmentados de otras ocasiones.

Bienvenida sea el fin de la violencia etarra, aunque a lo mejor es pedir demasiado que alguien hable de disolución, que se entreguen las armas y que de alguna boca salga la palabra perdón, o al menos que alguien reconozca errores ... porque dan la impresión de estar encantados con lo que han estado haciendo durante decenios.


10 comentarios:

sunsi dijo...

Si te lo crees -no es mi caso- eres un ingenuo. Si no te lo crees, un aguafiestas. Me parece que no se trata de creencias, Modestino. Algunos necesitamos hechos empíricos y constatables. Los necesitanmos porque ya nos han tomado demasiadas veces el pelo.

http://www.youtube.com/watch?v=Qn-Z2z9smvM

Esta escena es una demostración de lo que tú denominas "pantomima"

Un saludo

Driver dijo...

Dada la gravedad de las consecuencias de los actos terroristas, una pausada reflexión se impone.

Cuando analizas las grandes batallas mundiales, siempre hay un momento donde las huestes que han obtenido ventaja estratégica, aquellos batallones que se han logrado emplazar en terrenos altos que dominan la llanura, toman la decisión de bajar la intensidad del fuego para así favorecer la huída del enemigo, y emplean sus fuerzas en consolidar las posiciones de ventaja.

Es una estrategia efectiva que rebaja el número de bajas en las filas del vencedor, y provoca en el perdedor la sensación de que es imposible retomar las cotas perdidas.
...
Tal como van las cosas, podemos observar.

Los ayuntamientos han sido tomados.
Nunca antes en la historia de la política vasca las posiciones de proximidad al poder local han sido tan potentes.
Las perspectivas de alcanzar mejores y más amplias cotas de poder político nunca han sido tan optimistas y reales.
El Estado, permitiendo que alcancen tales posiciones, ha perdido la batalla a largo plazo.
Los resultados los vermos en el próximo 20-N, donde se reflejará el apoyo de la población a las posiciones alcanzadas.

En estas circunstancias, ¿a quien le interesa descerrajar un tiro en la sien a nadie?
...
La batalla está perdida.
Y lso ganadores, ubicados en las posiciones altas del campo de batalla, se permiten decir que ya no van a usar la artillería.
¿Para qué?
Sus esfuerzos están concentrados en atrincherar lo conseguido y en alcanzar nuevas cotas.

Desde las alturas del poder, mirarán la llanura esteparia, donde los seguidores del Estado del Bienestar se congratulan de la difusa promesa de que no les van a tirar más obusese sobre la cabeza.

Y sonreímos complacidos.

Mientras los camisas negras del terrorismo escalan los riscos del poder.
Llevando una Parabellum todavía humeante en el portafolios.

Donde guardan cuidadosamente el acta de concejal o diputado.

Soñando algún día con ser ministros.
...

Si hay algo que los terroristas saben hacer bien, es mentir de forma eficaz.

Con armas o sin armas.

interbar dijo...

El fin de la utilización del terrorismo de alta intensidad, creo que ha ocurrido por la elevación de la capacidad de las FCSE y el incremento de la colaboración de Francia y porque ETA ha entendido que gana más de un gobierno débil sin actuar, obteniendo concesiones (Bildu) y dinero, obteniendo voto de premio al fin de la violencia. La ciudadanía vasca vive en una burbuja por culpa de la dejación de los partidos constitucionalistas. Hay que recuperar las competencias del Estado en educación y la defensa de los derechos históricos y reales del Estado español.

Modestino dijo...

En una burbuja vive, desde mi punto de vista, no sólo la sociedad vasca, también parte de la del resto de España. Es muy fácil lavar el cerebro controlando los medios de comunicación y los generadores de opinión pública.

Anónimo dijo...

Modestino, uf!!! ¡El problema vasco cuan complejo es! Y sí, en gran medida estoy contigo: "aires de pantomima".

En cuanto a Larreina, qué te parece el papel que han jugado él y los suyos?

Modestino dijo...

En la pantomima incluyó a Larreina y a EA, se han apuntado a "recoger las nueces".

susana dijo...

Ya sabes, los que no nos alegramos del comunicado de eta es porque deseamos que sigan matando. Lo que hay que oir... Yo también he escrito de ese tema. Un beso.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Lo primero que se quiten esos paños de la cara, que parecen unos cobardes, y ridiculos con boina (no se lo ha dicho nadie aun, será porque no habia huevos como tenian las armas...) claro que como las han abandonado...
Por cierto que me digan donde las abandonan porque dejarlas en la mesilla de noche no me parece abandonarlas mucho.
A otro perro con ese hueso.
Asesinos cobardes engreidos... ¿que haran ahora trabajar? ¿Dedicarse a la politica? claro igual los contratan para usar la pistola de clavos... me parto de risa por no llorar.

Modestino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Modestino dijo...

Hay que oír tantas cosas, Susana: mucha voz de su amo, además.

Sí, Mujer prevenida, parecen fantoches.