4 de enero de 2009

"La estepa infinita", Esther Hautzig














"La estepa infinita"
Esther Hautzig
Salamandra, Barcelona (2008)
256 páginas



Este libro fue publicado hace casi cuarenta años y ahora se ha traducido por vez primera al castellano; se trata del relato autobiográfico de Esther Hautzig, quien narra su propia odisea y la de su familia, quienes a principios de la Segunda Guerra Mundial fueron deportados a Siberia, donde permanecieron cinco años.

"La estepa infinita" me ha supuesto una lectura deliciosa; la historia de la familia de Esther, gente acomodada que es sacada brutalmente de Vilna y llevados en vagones de ganado a Siberia con la única culpa de "ser capitalistas", es dramática, pero la propia Esther la relata con una sencillez y una visión optimista que te cautivan y te hacen pensar. La contraportada habla de la fuerza y el ingenio como las claves para explicar que todos sobrevivieran al destierro, pero leyendo el libro encuentras, además, unas virtudes sólidas, propias de una excelente educación, y un diálogo interior rico, en el que se encuentra Dios –quizás su propio Dios–, con el que comparte los momentos agradables y los momentos terribles.

La autora va relatando, con los ojos de una sorprendida niña de diez años que hasta entonces solamente había tenido comodidades, los distintos aconteceres que le van sucediendo desde su partida de Vilna hasta su llegada a Rubstovsk, la pequeña población de Siberia donde se enfrenta con una realidad radicalmente distinta. Poco a poco, el miedo, la desolación y la angustia dan paso a la superación y a la búsqueda de la manera de sobrevivir en medio de las privaciones y la hostilidad. A partir de ahí, la novela se convierte en un relato amable, no exento de momentos duros, pero completamente oxigenante.

Al final del relato, cuando ya se termina el largo exilio de Esther, ésta recoge unas palabras que resumen muy bien el mensaje del libro: “Bueno, me encantaba mi colegio. Y mis profesores. Y mis amigos. Y creo que en el fondo de mí había algo más: el grato orgullo de que aquella niña rica de Vilna hubiera sido capaz de soportar la pobreza como cualquier persona”.

Hay libros que son imprescindibles de leer -tal vez quepan en los dedos de una mano-, otros son entretenidos, algunos interesantes y otros completamente prescindibles. Sería un exceso incluir "La estepa infinita" en los primeros, pero cabría incluir una nueva categoría de libros: los convenientes, en la que no dudo en incluir éste.

Fotos: www.diariodirecto.com/libros; www.harpercollins.com

7 comentarios:

annemarie dijo...

Grande frase, la que citas, la pobreza real es brutal, completamente brutal.

Modestino dijo...

Además en el caso que cuenta la novela los protagonistas pasan, directamente sin anestesia, de una vida acomodada a vivir en una choza y alimentarse con un mendrugo de pan.

Anónimo dijo...

Pues a mi me ha parecido falso como él solo, la autora ha hecho una autobiografía llena de clichés sentimentaloides y además ha pretendido que me cobraran 16 euros. Espero su valor consista en que éste si que puede usarse como papel de fumar porque otro no le encuentro.

Modestino dijo...

En cuanto a la veracidad de lo que cuenta, siempre es posible que la autora le haya dado ala imaginación ... no lo se.

Espero que no te llevara a comprar el libro mi artículo, pues me sentiría responsable de esos 16 € que te has tenido que gastar ... siempre puedes recuperar algo en una librería de viejo.

Anónimo dijo...

pues a mi me lo han puesto como lectura obligatoria en el instituto, y me alegro mucho, porque me ha gustado mucho, ademas ha coincidido que acabo de dar esta epoca en clase de historia y he podido entneder perfectamente el problema politico, y para nada diria que es una obra falsa, sino que esther ha intentado trasmitir sus sentimientos, es una pena que no te haya llegado el libro, pero que digas lo de que esñeras poder usarlo como papel de fumar me parece un tanto excesivo...

Anónimo dijo...

Anónimo eres del IES Alcasser? jajaja

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.