6 de enero de 2009

El espíritu de Roosevelt













En los años 30, tras el crack de 1929, el presidente electo de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt junto a la búsqueda de la revitalización económica con el célebre "new deal", el conjunto de medidas económicas puestas en marcha para actuar de forma enérgica sobre lo que se consideraban las causas de la grave crisis económica, propulsó un mensaje que animaba a enfrentarse a la vida con planteamientos positivos.

Posiblemente, quien mejor supo reflejar ese espíritu de recuperación de una nación con el ánimo maltrecho fue Frank Capra; las películas del director de origen italiano suponen un soplo de aire fresco y, a pesar del blanco y negro, de los doblajes estereotipados, han pervivido hasta nuestros días con una visión de la vida y de las personas que no deberíamos dejar que quedara en el olvido.


La película que consagró a Capra y le llevó a la gloria con el Oscar de Hollywood fue "Sucedió una noche"; cuentan que Capra tuvo mil trabas para rodar el film, que Claudette Colbert convirtió el rodaje en un cúmulo de complicaciones; afortunadamente acertó a superar los problemas y fue capaz de llevar a buen puerto un rodaje que terminó en una película maravillosa. La manida historia de la rica y caprichosa heredera que conoce a un guapo truhán es magníficamente llevada a buen puerto a través de unos espléndidos Clark Gable y Claudette Colbert. El viaje en autobús hacia Nueva York, las estancias de la pareja en diversos moteles, con el recurso a las "murallas de Jericó", su aventura a través del bosque y la confusión final que lleva al desenlace componen una película sencillamente deliciosa.










La otra película mítica de Capra fue "Qué bello es vivir", todo un canto a la esperanza y el sentido positivo de la vida. El pueblo de Bedford Falls, la historia de George Bailey y la presencia de un ángel de segunda clase buscando reivindicarse configuran una película inolvidable. James Stewart, Donna Reed y Lyonel Barrymoore encabezan un reparto que lo hace formidablemente.sin olvidar el espléndido papel de Henry Travers encarnando al angel venido a menos. El crack estaba lejano, había habido una Guerra Mundial y Roosevelt había fallecido, pero ese espíritu seguía reflejado en el mensaje navideño de "Qué bello es vivir".













Hay otras películas destacadas de Capra: "Vive como quieras", "Juan Nadie", "Horizontes perdidos", "Caballero sin espada", "El secreto de vivir" y "Arsénico por compasión", todas ellas reflejan, de una manera u otra, ese espíritu constructivo.
















El cine de hoy en día nos ofrece múltiples ofertas, desde los dramas tremendos hasta las deliciosas películas de Disey o Pixar, pasando por comedias, películas futuristas, grandes catástrofes, películas históricas o "rollos de amor", pero tal vez echemos en falta alguien que nos devuelva ese espíritu que ofreció optimismo y buenas intenciones en época de nuestros padres o abuelos.

Fotos:www.thegreatdepression.co.uk; profile.myspace.com; quebienteveo.es; www.cineralia.com; www.blogdecine.com; espacio1999.blogia.com; www.culturalianet.com; jamesstewartweb.iespana.es; www.castro-urdiales.net; www.flickr.com.

10 comentarios:

suso dijo...

Ese cine, con esa densidad, con unos guiones que atrapan, una interpretaciones maravillosas...¿dónde está?.

Pídele a los Reyes la serie de El Cine de Julián Marías. Son todas sus críticas. Deliciosa prosa,una visión nueva de cada flim y de lectura obligatoria para tipos como nosotros.

Felices Reyes.

Modestino dijo...

Desconocía esa serie, iré tras ella. Me encanta Julián Marías, acabo de comprar sus Memorias, que empezaré en breve.
Felices reyes también.

Silvia ip dijo...

Me encantan los carteles de las películas antiguas, cuando tenga una pared en casa para ponerlos lo haré. Mientras tanto me apunto los títulos... FELIZ AÑO NUEVO!

Modestino dijo...

Efectivamente, coleccionar carteles de cine es una actividad bien bonita; al cabo de los años puedes tener un auténtico tesoro.
Buscando en google las películas más conocidas encuentras varios carteles distintos de la misma, muchas veces me pregunto cual sería el original.

Máster en Nubes dijo...

¡Qué buena entrada para el fin de la Navidad, Modestino!

El papel de Stewart en Qué bello es vivir es genial, pero el de Dona Reed (red?) ya te mueres...

"Bufalo no puede dormir, no puede dormir, no puede dormir..."

El baile en el gimnasio...

En fin, todo de una delicadeza y de una profundidad insólita hoy...

En cualquier caso Arsénico por compasión y Vive como quieras casi casi me gustan más que Qué bello es vivir. Esa ironía capriana, esa juerga...

Gracias, jurisconsulto, buen regalo el de tu entrada hoy.

Modestino dijo...

Gracias, a ver si recupero el interés por este blog, que últimamente entra poca gente;).

Máster en Nubes dijo...

Es que era Navidad, en general la gente tenía menos tiempo, como la mayoría entran en el curro ;-)! en casa se pueder perder menos tiempo que en el trabajo ;-)!

Modestino dijo...

Por supuesto, en tiempo de vacaciones se notan las ausencias.
Generalmente uno ya intuye que entradas van a dar lugar a más comentarios y cuales no, por eso, y a pesar de las fechas, me sorprendió la poca repercusión de alguna.

tommy dijo...

Uno que ha vuelto de vacaciones te saluda, Modestino. Cualquier ocasión es buena para recordar a ese magnífico contador de historias que fue Capra, aunque de todas las obras que has mencionado voy a mostrar mi predilección por esa pieza perfecta de relojería que es "Arsénico por compasión". Yo la vi en teatro, dirigida por Gonzalo Suárez y protagonizada por Jorge Sanz y... bueno, vamos a decir que no conseguías olvidarte ni de Capra ni mucho menos de Cary Grant. Me permito añadir a tu lista "Un gángster para un milagro", la última película de Capra con una inolvidable creación de la impar Bette Davis y un papelón de Peter Falk que le valió su segunda candidatura al Oscar.

Modestino dijo...

Tomo nota del título, con presencia del mismisimo Colombo¡.
La comparación entre Cary Grant y Jorge Sanz es un imposible, es como contrastar a Messi con Magdaleno, a Enrique Ponce con "El Plátanito", a Fleming con Lauren Postigo...