15 de enero de 2009

El Pasaje Palafox



El Pasaje Palafox, situado en el corazón del Paseo de la Independencia y que unE esta gran avenida zaragozana con la calle 5 de marzo, presenta hoy día un aspecto descorazonador: oscuro, desarreglado y casi vacío, pero en su día, muy especialmente en los años 60 y 70 fue uno de los lugares de mayor y más brillante actividad comercial de Zaragoza. En mi infancia, atravesar el Pasaje era casi un rito obligado, un hecho notable.

Cuando vas cumpliendo años, una de las experiencias más aleccionadoras y repetidas es comprobar el auge y la decadencia de tantos lugares y establecimientos; para quienes tienen hoy día veinte años, el Pasaje Palafox no es más que un lugar inhóspito, y serán seguramente incapaces de imaginar la brillantez y excelencia de otras épocas.

El Pasaje Palafox estaba escoltado por dos cines: el "Palafox", que aún permanece, y que era en su momento el más estelar de los cines zaragozanos y el "Rex", otro de los cines estrella de la época, hoy ya desaparecido.Mi memoria no alcanza a englobar todos los establecimientos del pasaje, aunque soy capaz de recordar unos cuantos; había, al menos, dos tiendas de moda masculina: "Lope", situada entrando por el Paseo a la derecha y que era de lo más "pijo" de Zaragoza y "Marquez", justo en el centro del pasaje y que, siendo una buena tienda, era un escalón inferior a la primera. En ese mismo centro geográfico del lugar se erigía una Zapatería provista de un gran escaparate y que, si la memoria no me traiciona, respondía al nombre de "Rama".

Uno tiende por naturaleza a la nostalgia, y ésta se acelera cuando recuerda el pequeño establecimiento ubicado casi en la salida hacia la actual calle 5 de marzo, entonces Requeté Aragonés, y en el que despachaban bocadillos, hamburguesas y salchichas de frankfurt; lo tenía visto de siempre, aunque no lo caté hasta ser empujado hacia allí con un amigo a la salida del cine, descubriendo alborozado que si al pedir el producto (generalmente salchicha o hamburguesa) añadías el término "completo", el mismo venía aderezado con pepinillo, cebolla, mostaza y catchup, algo que hoy es pitanza habitual de los niños, pero que a mí en su momento me pareció un hallazgo. El garito era mínimo: más un kiosco que un bar y lo atendía un individuo afable y de notable humanidad.

Al lado del "Frankfurt" había una peluquería, "Salón Palafox", que presumía de ser una de las mejores de la ciudad y enfrente de ella, una pequeña tienda de juguetes que regentaba un antiguo portero del Real Zaragoza que a la sazón vivía encima de nuestra casa. También recuerdo "Guateque", una mítica tienda de discos atendida por jóvenes dependientas y que junto a Linacero, Marín Chivite y Comercial "Millán" eran el más célebre centro de suministro de "vinilos" de la ciudad; "Chavales", donde vendían ropa de niño y una taquilla donde despachaban entradas de cine.

Se encontraban situados otros comercios a lo largo del pasaje: creo recordar una joyería, así como un kiosco de prensa, una tienda de decoración y una relojería, pero ya soy incapaz de recordar datos y circunstancias.
El Pasaje Palafox está ahora en horas bajas; no se cuales son los planes de las autoridades municipales de la capital maña respecto a su futuro y destino, pero de cualquier manera ahí queda como símbolo de toda una época de Zaragoza y como fuente de recuerdos para los sentimentalones.



Fotos: www.zaragozadeluxe.com; www.gozazaragoza.com

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Más lugares para añadir a los recuerdos del Pasaje Palafox:
"Scholl" no sé si se puede calificar de ortopedia o similar, donde nos miraban si teníamos pies planos o no, con una especie de fotografias de nuestras plantas en color morado; y Kalos ua tienda de decoración y objetos elegantísimos;
en fin efectivamente pasar por allí era un hecho notorio y también un buen lugar para quedar: quedamos "en el pasaje", era la exprsión

Modestino dijo...

Ahora recuerdo la ortopedia, es verdad.

Y me pregunto si había algún bar, cafetería o discoteca en el Pasaje, ahora no recuerdo.

Suso dijo...

Los dos cines eran unas pedazos de salas donde se iba ver los peliculones del año.¡Grandes recuerdos!

Lo de Scholl es cierto. Yo fui varias veces a acompañar a una tía mía que tenía unos "juanetes" como castañas milongas de Turquía. Yo, ingénuo, pensaba que el el de la bata se llamaba Scholl.

Recuerdo también que enfrente estaba Galerías Preciados y por allí andaba también el SEPU, con las primeras escaleras mecánicas de España(decían).

¡El tiempo pasa,snif!

Modestino dijo...

Recuerdo que las primeras escaleras mecánicas que vi en mi vida fueron las del SEPU que había junto al Mercado Central, creo que la calle se llamaba Candalija, me pareció auténtica ciencia ficción.
Recuerdo hacer visto en esos cines películas como "¿Qué me pasa doctor?, "La aventura del Poseidón" o "Río Lobo".

tommy dijo...

Dices en horas bajas, Modestino, pero no olvides que ahora, con ocasión del nuevo complejo de los cines Palafox, hacia la mitad del Pasaje hay una salida que comunica, a través de esa calle estrechita y algo lóbrega que creo que se llama del Laurel, con la Calle Cádiz, una de las vías peatonales más brillantes de la ciudad, y con el centro comercial Independencia, popularmente conocido como El Caracol, que viene a ser a la moderna Zaragoza lo que el Pasaje Palafox fue a la ciudad que nosotros añoramos. Creo que este nuevo ramal le ha dado una segunda vida al Pasaje, aunque desde luego no han abierto más comercios. Y sí que había una cafetería, justo al lado de Guateque. Y cómo nos impresionaban las escaleras mecánicas, es verdad. Y qué paliza le vamos a meter al Córdoba, leches.

Anónimo dijo...

Entrando por Independencia,a la derecha : Cafeteria de Radio Juventud, un café enorme, muy agradable y pacífico, bajando escaleras.Con camareros de pajarita negra y de chaquetilla blanca.

Zaragozana.

Anónimo dijo...

Y al lado de Scholl, una tienda de articulos de bordar, punto de cruz y costura.

Modestino dijo...

¡Gracias por la aportación!, aunque la Cafetería, ¿no era de Radio Zaragoza?.

Macondo dijo...

Precisamente estaba pensando escribir en mi blog sobre la peluquería, de la que fui cliente desde mi primer corte de pelo hasta que la cerraron. Su nombre era "Peluquería Rex". Afortunadamente uno de los peluqueros (Alberto) se instaló cerca de mi casa y me hice cliente suyo.

Anónimo dijo...

En efecto ... Era la cafeteria de Radio Zaragoza ! Radio Juventud se hallaba en Gran Via 1 , esquina a Sagasta antaño General Mola ... Jua, con Salvador Asensio de locutor, había 2 más ... y a reventar los viernes por la tarde, todo niñas en uniforme siguiendo el programa en directo.A mí nunca me dejaron ir , snifff.Emitían cada tarde, a las 18h, discos, con dedicatorias , para alborozo del respetable.Y además, la memoria me ha jugado otra mala pasada, la cafetería se hallaba entrando x Independencia a mano izda.Y ya se bajaban como dicho escaleras, era un café enorme, tipo Savoy ...
Zaragozana

Anónimo dijo...

Era hermosa y provinciana , esa Zaragoza de los 70 en general.Pero por mor del profreso ¿ ? dejamos derruir muchos establecimientos entrañables : La Maravilla, Cafetería Milán, Casa Bienvenido, el Cine Dorado , decorado por Santiago Laguna , que creó escuela.El teatro Elíseos, Espumosos , con su mostrador de fórmica ya sín colorido por el desgaste de tantos vasos de cerveza con jarabe de limón y platos de calamares yendo y viniendo.Todo desapareció ... Como las tiendas de discos , que había a decenas, la pista de hielo el Ibón, los comercios de electrodomésticos tradicionales ... Yo no llegué a conocer el Café Alhambra, bastante hice con comprar caramelos muchísimas veces en Murga , el toffee inglés proveedor de la Casa Real ( la de Alfonso XII , me refiero !! ) y con ir muy a menudo a la Cafetería las Vegas.Aún me duele y de alma, pensar en el mural de piedra negra adornado con figuras y escenas brasileñas , color blanco.Me lo imagino quitado y roto a martillazos y me dan ganitas de llorar.Total, para poner una catetada de franquicia de café absolutamente impersonal.En la estación de lotería de al lado, durante muuuchos años, existió el cartelito de un número agraciado con el 1er premio en el sorteo de Navidad ed 1970 ...
Zaragozana

Modestino dijo...

A mí también me dan ganas de llorar ... era todo más humano, ¿no crees?.

Anónimo dijo...

Siiiip ! Lo creo
Zaragozana.

Anónimo dijo...

Qué Lugar!! Si no recuerdo mal la tienda de juguetes se llamaba Inchausti (de allí vinieron mi Risk, Monopoly...). También estaba Foto Jarque enfrente de Guateque y de la cafetería. Hacia el otro lado de la foto estaban los locales de los técnicos de mantenimiento. Y cine Palafox, ¡Menuda sala! hasta su reforma en multicines, las mejores películas intentábamos verlas allí!!

Carlos Dmys dijo...

Vaya subidón de nostalgia al leer estas líneas.
Yo también me cortaba el pelo en esa peluquería. Recuerdo que me sentaban en una especie de caballito de madera para subirme hasta una altura suficiente para que el peluquero no tuviera que trabajar agachado.
No recuerdo el nombre de ese peluquero que siempre me atendía. Era el del fondo a la derecha. Recuerdo, eso sí, su bigotillo de media anchura y su amabilidad.

También aproveché, cuando abrieron el "frankfur" para merendar un perrito caliente y la tienda de juguetes, donde entre otras cosas, unas navidades mi familia se dio el lujo de comprarme la "torre de entrenamiento" de los Geyperman.

Y qué decir de los cines. Ahí, en el Palafox, "hundido" en una butaca demasiado grande para mi tamaño entonces, vi una película que me hizo estremecer desde los primeros segundos cuando aparecía en su pantalla gigante una inmensa nave que parecía que no iba a acabar nunca de pasar. Era Star Wars y el año 1977.

Snif, que tiempos.