11 de mayo de 2011

El adios del viejo rockero



Miguel Ríos, el legendario cantante granadino que ha permanecido en la vanguardia de la música moderna española durante casi cincuenta años anda de gira de despedida. El pasado viernes 6 de mayo Ríos dijo adiós a los zaragozanos con un concierto en el Pabellón "Príncipe Felipe" de la capital aragonesa. En una entrevista concedida al "Periódico de Aragón" el viejo rockero afirmó que "en Zaragoza comenzó todo", lo que imprimió una magia especial al concierto en el que cuentan los que acudieron no hubo grandes masas de gente, pero sí un buen número de incondicionales que disfrutaron con canciones que abarcan más de una época y más de dos.

Miguel Ríos comenzó haciéndose llamar "Mike", allá por los primeros años 60, siendo conocido como "el rey del twist", si bien sus mejores éxitos llegarían algo más tarde; no obstante tuvo actuaciones destacadas en las matinales del Price de Madrid, grabó dos singles con uno de los grupos punteros de la época, Los Relámpagos, e hizo versiones en español de dos canciones míticas: "Unchained Melody" de Alex North, y "Yesterday" de The Beatles. Comencé a oir hablar del cantante granadino en la segunda mitad de dicha década, cuando se anunció su nueva trayectoria y triunfó con "El río", una canción más bien lenta que cantaba de esa forma como a trompicones que le caracterizó siempre. Posteriormente Miguel Ríos sacó otros dos temas que tuvieron bastante éxito: "Vuelvo a Granada" y "Yo sólo soy un hombre", canciones que le hicieron crecer en unos años en los que Raphael era el ídolo, Julio Iglesias el romántico incipiente y Juan Pardo la revelación, tras sus épocas con Los Brincos y Juan & Junior. No obstante, su indudable gran éxito, el que sirvió para lanzar definitivamente su carrera fue la adaptación de la 9ª sinfonía de Beethoven que hizo para él el genial y malogrado músico argentino Waldo de los Ríos, el "Himno a la alegría", una canción que se convirtió en inmortal y que se vendió como rosquillas por todo el mundo -7 millones de copias-, siendo nº 1 en Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. El "Himno a la alegría" fue algo más que una canción, un símbolo, un icono que Ríos interpretaba además con una fuerza descomunal. También por entonces versionó éxitos de otros cantantes, como "Cantares" de Joan Manuel Serrat y "No sabes como sufrí", de María Ostiz.

A finales de los 80 Miguel Ríos realizó sus famosas giras, todo un espectáculo en el que el granadino recorría España, despertando la emoción y los recuerdos de tantos contemporáneos que ya peinaban canas -si peinaban algo- y recordaban esa época tan especial de los años 60; tales giran tenían nombres realmente sugerentes: "Los viejos rockeros nunca mueren", "Rock and Ríos", "El rock de una noche de verano", ... De entonces es una de las canciones que más me gustan del cantante, "Santa Lucía", compuesta por el argentino Roque Narvaja. Y allí también surgen otras como "Bienvenidos", "Mientras el cuerpo aguante", "Todo a pulmón", "Blues del autobús", "En el parque", "Directo al corazón", "No voy en tren", ... También es de destacar el programa que hizo en TVE con el título de "Qué noche la de aquel año", toda una enciclopedia en imágenes de la historia del rock español y la gira que realizó junto a Serrat, Ana Belén y Víctor Manuel en 1996, "El gusto es nuestro", un auténtico exitazo.

En la entrevista a la que hacía referencia Miguel Ríos contaba una sabrosa anécdota, de cuando hace muchos años llevó a su madre a ver una actuación en directo de Antonio Machín, Ríos relata que al salir de escuchar al autor de "Angelitos negros" su madre le comentó que esperaba que cuando fuera viejo no se arrastrara anciano y decrépito por los escenarios. Sin duda, un sabio consejo que seguro ha tenido en cuenta Miguel Ríos para poner fin a su vida profesional a punto de cumplir 67 años. Aunque su voz y su estilo seguirán siempre vivos, porque la calidad y la fuerza siempre permanecen.




14 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Bon dia, Modestino!

¡Ay que susto me has dado, ay que susto he tenido, al leer tu título he creído que se había muerto Miguel Ríos!
Excelente recpilatorio ¡ y exhaustivo!, ¡que trabajos te tomas para complacernos, amigo!
Bueno, pues no me lo creo, Miguel Ríos no se retirará nunca ¡pero si él mismo lo dijo, acuñando una frase legendaria para la historia del rock!
"Los viejos rockeros nunca mueren"
Recuerdo unas fiestas de la Virgen de la Mercé en las que volviendo a casa de pasear con los entonces pequeñajos, se nos averió el coche...¡mi madre!, coger un taxi era una utopía, estaba todo cortado por un concierto de este "chico" y ahí que nos quedamos, junto a la estatua de Colón, yo embarazada de seis meses y coreando frenéticamente "Buenas noches bienvenidos, gracias por estar aquíiiiii,os saludan los amigos de la nocheeee"
Jurisconsulto, eres ideal para despertar la memoria emocional.
¡Te lo agradezco de verdad!
Un abrazo
Asun

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Perdona, me he equivocado, la letra exacta de su canción emblemática doce "¡os saludan LOS ALIADOS de la nocheeee!"
¡Mucho más poético, gracias!

Modestino dijo...

Ya pensé que más de uno pensaría que la había palmado el pobre Miguel Ríos ... ya me pasó alguna otra vez con otros personajes.

Esta bien eso de "memoria emocional", creo que tengo bastante de eso, y mucho menos de cosas más últiles: ¡qué se le va a hacer!.

sunsi dijo...

Sí, Modestino. Yo también lo he pensado. Y nunca se me han hecho tan largos esos segundos hasta que he podido empezar a leerte. ¡Qué alivio!

Has colgado la canción que más me gusta de Miguel Ríos: Santa Lucía.
"ya sé todo de tu vida y, sin embargo, no conozco ni un detalle de ti". Viene como anillo al dedo. Eso pasa en el mundo virtual, en la blogosfera.... Y a veces pedirías "dame una cita..." que "el teléfono es muy frío" y los mails también. ¿A ti no te ha pasado nunca?

Gracias, Modestino

Modestino dijo...

Si, en cambio las cartas escritas a mano no suelen ser frías ...

Anónimo dijo...

Es que por mucha tecnología que alcancemos siempre echaremos en falta algo más cercana y calido.

paterfamilias dijo...

¡Lo mismo, me ha pasado lo mismo!

Pues su estilo a mi ... como que no me acaba de gustar. Por ejemplo, existe una canción que me encanta, "Insurrección", y cuando él la versiona junto con El último de la fila ... sobra cuando canta él.

También tiene cosas buenas, lo sé, como por ejemplo ... ;-)

Modestino dijo...

A las canciones les da un sello personal; por ejemplo "Cantares", yo no tengo ninguna duda qué versión elegiría: siempre Serrat, pero a la de Miguel Ríos también le veo su encanto.

tomae dijo...

...como nos despistas Herenio, aunque sueles etiquetar cuando se trata con "obtuario" (podrías mostrar la nube de etiquetas)

Desde luego es un viejo rockero, que en algún caso pensé que no seguiría en vilo y cuanto me alegré por su acogida con la gira "el gusto es nuestro" con Serrat, Ana y Víctor Manuel.

Modestino dijo...

Recuerdo una noche de verano en la que Miguel Ríos actuaba en la Plaza de Toros de Tarragona, no fui al recital, pero sí que anduve por los alrededores y era espectacular escuchar música y voz inconfundibles por la zona: Alguer, Ramón y Cajal, Prat de la Riba, Plaza Ponent, ...

Brunetti dijo...

Gran madridista, este Miguel Ríos.

Y de los que no esconden sus colores, cosa que es de agradecer en estos tiempos en que lo políticamente correcto, lo progresista, lo moderno, lo snif y lo snob, es despotricar y renegar y abjurar y (casi) apostatar del otrora glorioso equipo capitalino.

Larga vida a este viejo guerrero, que consigue que aún me emocione al escuchar aquella vieja y empalagosa y trivial balada titulada "Vuelvo a Granada" (o algo así).

Modestino dijo...

No sabía que Miguel Ríos era madridista ... sí, ahora lo snob es ser del Barça ... aunque más bien lo que no se lleva nada es ser de mi desgraciado club ... ay Señor¡¡¡¡

meloenvuelvepararegalo dijo...

Sabía que no había muerto, porque sino me hubiera enterado... pero es cierto que da lugar a una confusión simpática el título.
Sin ser uno de los músicos españoles que más haya escuchado, he de reconocer que ha sido el gran rockero y muchas de sus canciones forman parte de nuestra memoria colectiva.
Y lo que comparto absolutamente contigo es que a las versiones que ha hecho les ha dado su toque, y esa es la gracia.
Cómo que no fuiste al concierto?



PD: lo siento, pero no diré nada del Barça :)

Modestino dijo...

El Barça ha ganado la liga y es cosa de felicitar a los culés; de quién es mejor no hablar es de mi equipo, el Zaragoza, que tiene pié y medio en segunda y es tristisimo.
Hace muchos años de ese concierto, más de 20, vete a saber porque no fui ... debió ser porque tampoco era un fan furibundo del granadino.