17 de enero de 2010

Negra y Criminal




Hace años que alguien que me sabe aconsejar me recomendó la web de "Negra y Criminal", un espacio de internet donde uno puede encontrarlo prácticamente todo sobre el apasionante mundo de la novela negra, de la novela policíaca. Desde entonces, "Negra y Criminal" se ha convertido en un rincón al que recurro periódicamente para descubrir novedades, encontrar ofertas y contrastar opiniones sobre algo que me gusta, una afición de esas que a la vez que airea, enriquece.

Pero con el tiempo fui descubriendo que "Negra y Criminal" era algo más que una web, que tenía cara y ojos; es, ante todo, una librería, sencilla en sus formas pero grande en su contenido, que se ubica en la calle de la Sal, en uno de los lugares más populares y clásicos de Barcelona como es el barrio de la Barceloneta. Y, junto a ello, es el resultado del trabajo de su propietario, Paco Camarasa, junto a una serie de personas que conforman un espacio de lectura sencillamente genial. Foros, clubs de lectura, información puntual de libros -una información sincera que no vende ni humo ni pufos-, conferencias, ... algo que cuando lo ve uno lamenta estar a tantos kilómetros de distancia.

Ayer, por fin, llevé a efecto con un par de amigos el viejo y pensado plan de conocer "in situ" la librería; y no nos decepcionó, todo lo contrario: solamente nos quedó la pena de no tener más tiempo para dar y dar vueltas por los estantes y más cercanía para convertirnos en usuarios de tanta actividad interesante que allí se desarrolla.

La librería en sí es pequeñita y los,libros se agolpan en los estantes, incluso al principio uno se puede sentir agobiado, pero enseguida te metes en materia y acabas deseando comprar la mitad de los ejemplares que vas descubriendo. Tuve la suerte de que uno de mis acompañantes sea un auténtico "friki" del tema y conozca al dedillo la obra de una serie de autores que son leyenda en la materia: Donald E. Westlake, Ed Mac Bein, Nicholas Blake, William Riley Burnett, Jim Thompson, ... a mí aún me queda muchísimo para completar la lectura de lo que mi colega ya ha leído.

Pero si vas a "negra y Criminal" no es imprescindible que te acompañe un entendido; ayer pudimos conocer a Paco Camarasa, el "alma mater" del montaje. Supongo que tendrá un buen equipo que colabore con él en una empresa que imagino difícil de sacar adelante y mantener al día, pero salta a la vista que domina la materia y es un aval completamente seguro de que de allí no sales ni con mala compra ni desinformado. Además tienen la simpática ocurrencia de invitar a algo los sábados, y ayer Paco nos sirvió un vaso de buen vino y nos invitó a unas patatas fritas; al parecer otras veces lo que hay son mejillones ... la verdad es que lo de menos es el contenido, pues lo francamente grato es esa capacidad de ser original y de crear en el establecimiento un ambiente que supera la frialdad tradicional del mundo comercial. Vamos, que casi cabe hablar de una librería de toque familiar, aunque el tema que nos una sea el mundo del crimen, que ya es decir.

Como es lógico, no íbamos a hacer un viaje largo para volver con las manos vacías, y hubo que comprar unas cuantas novelas. La verdad es que casi sería más interesante referirse a aquellas que se quedaron para otra ocasión, pero para satisfacer la curiosidad de quien la tenga diré que opté, en primer lugar, por llevarme la segunda entrega de la trilogía de Marsella de Jean Claude Izzo, "Chourmo", un autor que descubrí hace casi dos años, ya fallecido y cuyo primer libro, "Thotal Keops", me pareció de lo mejor que circula en la materia; el viernes había recibido información de la propia librería sobre un libro de un autor irlandés, Patrick McCabe, del que se hablaban maravillas, así que "Bosque frío" fue inmediatamente incorporado al cesto; otros dos libros los compré por consejo de mi acompañante y son de esos que ya tienen un aspecto "revenido" y, con ello, el prestigio de lo antiguo cuando es bueno: "La bestia debe morir", de Nicholas Blake, quien ayer supe que era el padre del actor Danny Day Lewis y "El percherón mortal" , el primero de una trilogía de John Franklin Bardin, a quien hasta ayer no conocía pero del que espero completar aquélla. El último ejemplar que adquirí fue una antigua aspiración, "La trilogía de Argel", de Yasmina Khadra, un autor del que leí "El atentado" con enorme agrado.

Pero tengo que insistir que lo de menos fue el gasto realizado y el material que incorporo a la biblioteca, sino el haber entrado en un universo especial y distinto, en un ambiente francamente grato e interesante. Y es que "Negra y Criminal" ha dejado de ser una realidad solamente virtual.



10 comentarios:

Sunsi dijo...

Gracias por la referencia.

Un saludo

annemarie dijo...

Qué envidia, qué enorme envidia! Hay algo mejor que un día así? Tal vez, verdad? Pero son muy pocas, esas cosas. :))

Brunetti dijo...

Felicides, Modestino. Hay días especiales en la vida de una persona, y me consta que ayer lo fue para ti, aunque sólo se tratara de algo tan sencillo como visitar una librería.

Me consta que, detrás de 'Negra y Criminal', no hay ningún equipo, ni ninguna estructura empresarial, ni nada parecido: nació y pervive gracias, únicamente, al esfuerzo, intuición comercial y amor a la novela negra de Paco Camarasa y su esposa Montse.

P.D. La novela de Izzo (Chourmo) te gustará tanto como la primera que leíste de él. Qué pena que este hombre muriera tan pronto, porque su retrato de esa Marsella de los bajos fondos es ya inmnortal.

Modestino dijo...

Pues sí, fue un día especial... y no dudes que volveré.

ana dijo...

A mi no me extraña en absoluto que fuera un día especial. Tiene toda la pinta de serlo.

Y gracias por la referencia... es un género que me pilla totalmente en blanco y al que con tus entradas me animas a leer.

Saludos.

Modestino dijo...

Fue un día especial por la Librería, porque pudimos saludar a una vieja amiga a quien hacetiempo no veía y porque pasear por Barcelona siempre es especial.

Ana, no está mal probar de vez en cuando el género policíaco, frecuentemente hay bastante más que muertos e intriga.

ana dijo...

No, no está mal. Juan Madrid me está gustando mucho. Y también Andrea Camilieri. Pero poco más he leído.

Saludos.

Alberto dijo...

Debió ser una visita muy interesante, me hubiese encantado acudir a "Negra y Criminal".

El género policiaco está demasiado de moda actualmente, junto con el de la novela histórica, pero lo prefiero al resto de los géneros, porque tiene pinceladas de crítica social, de acción, de personajes bien perfilados, para mí el más completo.

El último libro que he leído es de este tipo "No hay bestia tan feroz", de Edward Bunker. A mí me gusto muchísimo.

Modestino dijo...

Tomo nota del libro, que desconocía por completo.

Si tienes ocasión, no prescindas de la visita a la referida librería, es una gozada. De entrada te recomiendo la web -www.negraycriminal.com- y el blog, cuyo enlace aparece en dicha web.

"el amigo friki" dijo...

Modestino ha olvidado añadir que no es sorprendente que de vez en cuando se dejen caer por esta librería conocidos escritores de novela policiaca. El día de nuestra visita, sin ir más lejos, apareció Andreu Martín, que dedicó ejemplares de sus novelas a todo el que quiso.