18 de octubre de 2009

También murió Basilio



Parece que esta semana se acumulan los obituarios, pero de éste no podía prescindir. La verdad es que no me había enterado del fallecimiento del cantante panameño, ocurrido en Miami el pasado 11 de octubre como consecuencia de una bronconeumoníaa la edad de 62 años. Hace muchos años que no sabía nada de Basilio, pero sus canciones no ha volado de mi recuerdo.

Basilio fue un cantante de color que tuvo su éxito y su público entre los finales de los 60 y prácticamente toda la década de los 70. Recuerdo que el hombre tenía mucho ritmo y se contoneaba bastante mientras interpretaba sus canciones. Era un cantante dedicado a la melodía: sus canciones eran dulzonas, suaves y solían hablar de amor. Al parecer Basilio quería ser médico, pero dos compositores "clásicos" de la época, Pablo Herrero y José Luis Armenteros, que habían formado parte de Los Relámpagos e impulsado carreras como las de Fórmula V y Nino Bravo, le introdujeron el gusanillo de la música. El País nos recuerda una frase significativa del cantante: "Mientras puedas conseguir canciones bellas, melodías lindas y conservar una buena voz, no necesitas más nada, porque el amor siempre existirá".

La verdad es que no sería capaz de reconstruir la historia profesional del panameño, pero la que existe en mi recuerdo tiene dos "momentos cumbre"; el primero es su triunfo en el concurso de TVE "Canción-71", un remedo de la "Canzoníssima" de la RAI que presentaban Joaquín Prat y Laura Valenzuela -luego Marisol González- que solamente duró un año y en el que Basilio se hizocon el triunfo final con una canción llamada "Tierras lejanas"; a la finalísima llegaron seis cantantes entre los que recuerdo a Pino Donaggio, que luego ha hecho fortuna y creado escuela como autor de bandas sonoras, Luis Gardey, un "cursi" de la época y Daniel Velázquez, uno de esos jovencitos con melena estilo Camilo Sexto que tanto gustaban a las chicas de entonces. El otro momento estelar, en mi opinión, lo constituyó su éxito con la canción "Cisne cuello", compuesta por otro maestro del momento, Manuel Alejandro, y con una letra claramente contraria al racismo: "No hay un cielo negro y un cielo blanco y un cielo blanco / Hay un cielo inmenso para mirarlo, para mirarlo".

Basilio también intentó representar a España a Eurovisión en el certamen preliminar celebrado en 1970 en el que arrasó Julio Iglesias con "Gwendolyne", quedando Basilio en segundo lugar con "Jamás la olvidaré", que también interpretaban "Voces Amigas". Pero Basilio tenía otras canciones bien bonitas, una de ellas era "No digas adiós", una balada romántica del todo que la escuché por vez primera a un compañero de 2º de bachillerato; "vivir lo nuestro"era otro tema cargado de romanticismo, sin olvidar canciones que sonaron mucho en suépoca como "El primer amor", "El tiempo vuela", "Oh Señor", con la que representó a Panamá en el Festival dela OTI en 1972 y "Vé con él".









4 comentarios:

Sunsi dijo...

Qué elegante, Basilio. Y tú siempre tan justo con las personas que algún día estvieron en el candelero aunque ahora hayan caído en el olvido.

Gracias, Modestino.

Un saludo

Modestino dijo...

Te agradezco Sunsi que con tu comentario no hayas dejado al pobre Basilio huérfano de ellos.

Y lo has definido muy bien: "elegante", canta con gran estilo. Son canciones sencillas, posiblemente música simplona, pero suenan muy bien.

Rosaura dijo...

Yo también voy a participar, creo que Basilio lo merece, realmente me has sorprendido con esta entrada porque hace muchísimos años que no sabíamos nada de este cantante y ahora me doy cuenta de que fue realmente famoso en su momento, lo que me alucina es cómo te enteras de estas noticias.
Es alarmante la cantidad de personas conocidas de nuestra infancia que están muriendo.

Modestino dijo...

Hombre Rosaura, yo no lo llamaría alarmante, es sencillamente normal: cuantos más años pasen más personajes de nuestra infancia irán desapareciendo. Uno de los síntomas de que cumples años es que cada vez conoces más personas que salen en las esquelas.