21 de octubre de 2009

"Leonor de Aquitania", Regine Pernoud













"Leonor de Aquitania"
Regine Pernoud
Acantilado. Barcelona (2009)
336 páginas





Leonor de Aquitania (1124-1204), dos veces reina, madre y abuela de reyes y reinas de toda Europa, es uno de los personajes más influyentes y poderosos de su historia. Su extraordinaria formación, su habilidad e inteligencia, así como su belleza perenne, la convirtieron en una mujer excepcional que no dejó indiferente a ninguno de los cronistas, eclesiásticos o laicos que se relacionaron con ella. Régine Pernoud traza una biografía apasionante, pero contenidamente apasionada y reconocida como un texto de referencia, de una mujer que fue central en la historia europea.

Tengo clara conciencia de haber terminado de leer un libro extraordinario. Esta obra de la historiadora francesa Regine Pernoud, fallecida hace once años ha sido recientemente reeditado por "Acantilado", una editorial que está devolviendo a la actualidad a autores de la talla de Joseph Roth, G.K. Chesterton, Stefan Zweig, Friedrich Glauser y Nathaniel Hawthorne, entre muchos otros. Hacía años que perseguía conseguir esta obra, que llegué a tener en mis manos en la edición naranja de la mítica colección "Austral", pero hasta ahora no había conseguido leerlo. Puedo decir que no se trata de una simple biografía para pasar el tiempo, sino que estamos ante un libro de auténtica historia.

"Leonor de Aquitania" es, en primer lugar, una formidable disección de la personalidad de su protagonista, una mujer que tuvo una importancia capital en la historia de occidente durante el siglo XII e inicios del XIII y que fruto de su primera boda con el rey de Francia Luis VII y, tras anularse su matrimonio con éste, su posterior enlace con el Duque de Anjou, Enrique Plantagenet, que acabaría siendo coronado como rey de Inglaterra, tuvo un poder enorme y una influencia decisiva en el devenir de la historia europea la época. Pernoud trata de hacer justicia sobre la figura de una mujer a quien se colgaron excesivos e injustos sambenitos, a la vez que nos muestra su evolución, desde la frívola joven que casó con el heredero de la corona francesa hasta la madre responsable de diez hijos, poseedora de una cultura excepcional, protectora de artistas y trovadores y dotada de una enorme capacidad política.

Resalta Pernoud la fortaleza de Leonor, que tras vivir una época dorada en su matrimonio con Enrique II, es sometida a diez años de destierro por éste y posteriormente ve como sobrevive a nueve de sus diez hijos. Sus relaciones con su marido y sus hijos son buena parte de las razones que justifican su vida y su acción, algo que también reflejó magistralmente en su día Anthony Harvey en su película "El león en invierno" (1968), con magistrales interpretaciones de Peter O'Tooley Katherine Hepburn.

El libro es igualmente una certera galería de personajes, de manera que junto a la reina Leonor y sus regios consortes Luis VII de Francia y Enrique II de Inglaterra, aparecen un sinfín de figuras legendarias como sus hijos Enrique el Joven, Godofredo, Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra, todos ellos representados con magistrales trazos y siempre en relación a la figura de Leonor; igualmente se habla de otros personajes históricos como Thomas Beckett, Felipe Augusto de Francia, Arturo de Bretaña o Blanca de Castilla, entre muchos otros.

"Leonor de Aquitania" es, finalmente, un intento de presentar la Edad Media con más luz, como una época en la que también tenían cabida la cultura, la música y el arte, donde había más humanidad que la que a veces se ha dicho; es decir, Pernoud trata de impugnar la leyenda negra que pesa sobre el mundo medieval, la visión oscurantista y sesgada que se ha dado en muchas ocasiones. A este respecto la medievalista ya firmó un libro excelente sobre el tema titulado "¿Qué es la Edad Media?" y publicado por Magisterio Español hace más de 30 años. Regine Pernoud tiene otros libros muy recomendables: "Vida y muerte de Juana de Arco, testimonios del proceso de rehabilitación 1950-1956", "La Mujer en Tiempos de las Cruzadas", "Blanca de Castilla: La Gran Reina de la Europa Medieval" y "Eloisa y Abelardo", entre otros.


5 comentarios:

annemarie dijo...

Régine Pernoud es una historiadora excepcional, en mi opinión también. Tiene todas las características indispensables para serlo – y, además, un sentido del humor sosegado, que la hace reírse de si misma y de su trabajo, y hace sentir los personajes muy cercanos y muy humanos. (Y supo elegirlos muy bien). Es la antítesis del intelectual imbécil, porque entendía que su papel de historiadora era, antes de todo, el de simple contador de historias de personas a otras personas, los lectores. Nos pone en contacto, y conversamos todos. :))

La película y las dos interpretaciones de que hablas son inolvidables – pero la verdad es que todas las interpretaciones de K Hepburn y de Peter O’Toole son excepcionales, en mi opinión nada profesional. :))

Modestino dijo...

Me alegra coincidir contigo en la calidad de la autora. Gran concepto el de intelectual imbécil, que los hay y unos cuantos.

Es cierto que tanto la Hepburn como Peter O'Toole tienen interpretaciones geniales: "La costilla de Adán", "La fiera de mi niña", "Adivina quien viene esta noche" y "En el estanque dorado" son buena muestra de la primera y "Lawrence de Arabia", "Adios Mr. Chips" y "Beckett", de la segunda.

Máster en Nubes dijo...

Ay, Modestino, ni idea de que volvieran a publicar este libro, me gustó en su día y la película ¡fantástica! Muy buena idea sacarlo, muchas gracias, mira, a ver si lo vuelvo a leer. Un abrazo, jurisconsulto

Aurora

PS: La Hepburn me encanta (también Audrey, pero en este caso Catherine, todo un personaje además)

Modestino dijo...

¿Audrey o Katherine? .... muy difícil de elegir, cada una es la mejor en su estilo.

Tu Aurora me recuerdas más a Katherine ... no se si este comentario es una impertinencia,una osadía o una inoportunidad, pero lo hago con todo cariño;).

Máster en Nubes dijo...

Eres muy divertido, Modestino, imposible ofenderse contigo, de genio se anda por ahí, de altura física y demás muy lejos de Kate, pero lo tomo en lo bueno ;-)