2 de octubre de 2009

Los ancestros de Mankell



La aparición de los libros de Hening Mankell fue en su momento toda un revolución en España; tengo que agradecer a una ilustre -y sobre todo encantadora- abogada criminalista de Barcelona el que me diera la primera pista de la existencia del genial novelista sueco al recomendarme "La quinta mujer", el primer libro traducido al castellano de aquél. El inspector Wallander me cautivó desde el primer momento y ya no paré hasta leerme toda la serie. El éxito de Mankell no fue sino el pistoletazo de salida al gran "boom" de la novela policíaca escandinava y desde entonces han ido apareciendo autores de nivel como el islandes Arnaldur Indridadson, las noruegas Karim Fossum y Annie Holt o el también sueco Hakan Nesser hasta el enorme "pelotazo" literario que ha supuesto el fenómeno Stieg Larsson.

Pero lo que a lo mejor no ha trascendido más allá de los expertos en la materia es que en la década de los sesenta el matrimonio formado por Maj Sjöwall (1935) y Per Wahlöö (1926-1975)escribieron una serie de diez novelas, protagonizadas por el inspector Martín Beck, que suponen unos excelentes precedentes de los libros que ahora alcanzan los números uno de las listas de ventas. Estas novelas fueron publicadas desordenadamente en España por editoriales de prestigio en su día como Noguer y Bruguera, si bien no se respetó el orden temporal de su redacción, lo que no dejó de ser un inconveniente a la vista de que en su conjunto vienen a constituir como una única gran novela. Ahora RBA, una de las mejores editoriales en materia de intriga, las está sacando -comenzó en 2007- por el orden adecuado.

El objetivo de Sjöwall y Wahlöö era utilizar los recursos de la novela policíaca para describir su sociedad desde un punto de vista crítico: no era oro todo lo que relucía en la idílica Suecia del bienestar y la socialdemocracia. Esto contaba Maj Sjöwall en 2007 durante la presentación de la primera entrega, "Roseanna", en el certamen "BCNegra": Así supieron que podían trabajar juntos y emprendieron su aventura literaria. "Teníamos las mismas ideas y queríamos escribir novelas duras y críticas, nada burguesas, pero que también atraparan al lector, que fueran fáciles y asequibles La primera idea se nos ocurrió un día que estábamos dando un paseo en barco por el canal que va de Estocolmo a Gotemburgo. En la cubierta iba una chica norteamericana de 20 o 25 años muy guapa. Per no paraba de mirarla y yo le dije: 'Vamos a matarla".

El protagonista de la serie es Martin Beck, un inspector que desempeña su trabajo en Estocolmo. Es tozudo y no se exalta fácilmente, así como muy nervioso. Está casado con Inga, pero su matrimonio no funciona. Tienen dos hijos. Fuma demasiado, come muy poco, se resfría a menudo, tiene constantes dolores de estómago y duerme mal. Es tan cotidiano y normal como Wallander, antihéroes. Pero entre sus generaciones hay una gran diferencia. Beck y sus colegas estaban convencidos de que el mundo podría cambiar. Para Wallander, el panorama es mucho más sombrío.

Junto a Beck aparecen una serie de personajes formidablemente dibujados, como su más próximo colaborador Lennart Kollberg, el desagradable Gunvald Larsson o el experto policía Melander. Las novelas de Sjöwall y Wahlöö van más allá de una mera intriga, pues nos relatan los caracteres y las preocupaciones de cada personaje, a la vez que describen como era Estocolmo en aquellos años. Se leen de un tirón y poseen una calidad por encima de la media.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/32144

"Roseanna"
Maj Sjöwall/ Per Wahlöö
RBA. Barcelona (2007)
270 páginas

Una tarde de Julio se descubre el cuerpo de una joven en el precioso lago Vattern, en Suecia. Tres meses después, todo lo que sabe el inspector Martin Beck es que el nombre de la chica es Roseanna, que vino de Linclon, nebraska, y que puedo ser estrangulada por cualquiera de las ochenta y cinco personas que viajaban con ella en el barco.






"El hombre que se esfumó"
Maj Sjöwall/ Per Wahlöö
RBA. Barcelona (2007)
233 páginas


El inspector Beck está a punto de empezar sus vacaciones cuando un importante periodista sueco llamado Alf Matsson desaparece de repente. Matsson fue visto por última vez en Hungría, así que es ahí donde Beck empieza su investigación. Pero una vez que llega a Budapest, descubre que se trata de una pista falsa. Beck sospecha que se trata de un caso de espionaje comunista, pero ¿por qué le sigue la policía y por qué le insisten que no hay nada extraño en la desaparición de Matsson?




"El hombre del balcón"
Maj Sjöwall/ Per Wahlöö
RBA. Barcelona (2008)
250 páginas

Esta es la turbadora tercera entrega de la serie detectivesca protagonizada por Martin Beck, serie iniciada en los años sesenta e inspiradora de gran parte de la novela negra escrita a partir de entonces. Alguien se dedica a asesinar niñas en los ya no tan pacíficos parques de Estocolmo: las asesina después de haber abusado de ellas. Los ciudadanos están preocupados y temerosos. El inspector de policía Martin Beck tiene dos testigos: un insensible maleante que no piensa hablar y un niño de tres años que no puede decir demasiado. El abnegado trabajo de la policía parece no conducir a ninguna parte, y cada día que pasa, mayor es la probabilidad de que se produzca otro asesinato. Pero entonces Beck recuerda a alguien o recuerda algo que oyó o que conoció por casualidad.


"El policía que ríe"
Maj Sjöwall/ Per Wahlöö
RBA. Barcelona (2009)
287 páginas

Originalmente publicado en Suecia en 1968, El policía que ríe tiene como escenario Estocolmo, en medio de las protestas antiamericanas. Una borrascosa noche de noviembre, alguien dispara a ocho personas y al conductor dentro de un autobús. Pronto se supone que se trata de un asesinato múltiple. ¿Pero es coincidencia que uno de los muertos es un policía fuera de servicio? ¿Estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado? ¿O llegó a seguir tan de cerca al asesino, que al final le dio caza?




6 comentarios:

annemarie dijo...

Buenííísima, la anécdota de la chica americana en el barco! "Vamos a matarla!", qué gusto! Creo que ese es el estado de ánimo ideal para escritores de novelas policíacas. Las que no resultan "redondas" :)) es que salen de gente sin la perversidad suficiente. :))

Modestino dijo...

Pues es verdad, sin perversidad no hay posibilidad de crear una novela policiaca con alicientes. Además reflejas esa perversidad en el papel y ya no la usas en la vida real.

Máster en Nubes dijo...

De Mankell sólo leí La quinta mujer, me gustó pero me dejó como mal cuerpo, algo raro. ¿No te pareció un poco inquietante, Modestino?

Un abrazo
Aurora

Modestino dijo...

Es cierto que "La quinta mujer" tiene sus aspectos truculentos, pero me parece un libro formidablenente escrito, uno de los mejores de Mankell: por algo lo eligieron como punta de lanza en España a pesar de no ser el primero de la serie.
Además describe muy bien la sociedad decadente sueca y Wallander es un gran personaje, muy distinto de los dinámicos detectives americanos y los flemáticos policías ingleses.

molinos dijo...

Ohhh..me encanta esta crítica.

Yo también leí La Quinta mujer el primero..en un viaje al profundo sur. Luego cayeron todos los demás...

Y con estos estoy a medias..no consigo encontrar el tercero pero coincido contigo en todo.

Modestino dijo...

Los seis primeros los ha reeditado en los últimos dos años RBA, por lo que no debería ser difícil encontrar el tercero. ¿Has probado buscar en la web de negra y criminal?.