8 de agosto de 2016

La chica de "Los Pic-nic"


En la segunda mitad de los 60 triunfó por todo lo alto una canción llamada "Callate niña", un tema basado en "Hush, Little Baby", una nana tradicional estadounidense de autor desconocido. La canción, tierna y triste, era interpretada por un grupo de jóvenes que se hacía llamar "Pic-nic", aunque sobre todos ellos destacaba una casi adolescente muchacha de pelo largo y moreno y cara de no haber roto un plato llamada Jeanette. "Callate niña", cuya letra en español era obra de la propia Jeanette, se vendió como rosquillas y los españoles de entonces no parábamos de escuchar en radio, televisión y "vinilo" ese tema que Jeanette, nacida en lodres y de padre británico y madre española, cantaba poniendo cara de pena. Eso sí, fue visto y no visto, pues del grupo "Pic-nic" nunca más se supo.



Pero Jeanette, que con la disolución de su "banda" dejó la música, no pudo resistirse a la oferta que le llegó a través de dos nombres imprescindibles para entender el pop español de la época: el grupo "Hispavox" y el compositor Manuel Alejandro, y ya en solitario volvió a situarse a la cabeza de los "hit-parade" en 1971 con otro tema dulce: "Soy rebelde", una canción que todos aprendimos y que rebosaba ingenuidad y para algunos era más bien "ñoña". Eso de "Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así, porque nadie me ha tratado con amor, porque nadie me ha querido nunca oir .." hay que admitir que suena a canción protesta de horario infantil.

Pero Jeanette ya se había hecho un hueco entre los cantantes españoles más importantes, y también en los corazones de tantos a quienes cautivaban sus ojos, su voz y su aparente ingenuidad. Su tercer "pelotazo" lo dio en 1976, y para ello se sirvió del tema musical de una película de éxito de Carlos Saura, "Cría cuervos". Del mismo compuso José Luis Perales un tema titulado "Por qué te vas" que no sólo arrasó en España, sino que encabezó las listas de éxitos de media Europa -Alemania, Francia, ...- y toda América latina. La canción me parece preciosa y nunca me cansaré de escucharla, interpretándola Jeantette con un ritmo y buen gusto formidables.







A partir de entonces Jeanette frecuentó escenarios, platós y salas de fiestas, hizo giras por todo el mundo y durante años nos obsequió con canciones preciosas,  temas que casi siempre hablaban de amores rotos, de recuerdos y añoranzas, ... siempre con tonos melancólicos y aires tristones. Así en 1981, entre guardias y aires militares, no paraba de escuchar ese "Frente a frente" que insistía en que "sólo quedan las ganas de llorar ..." y su "Corazón de poeta", un tema que encabezó el Long play que la terminó de consolidar como una solista de primera fila. "El muchacho de los ojos tristes", "Con qué derecho", "Amiga mía", "Cuando estoy con él", "Ojos en el sol", ... fueron canciones que siguieron enterneciendo los corazones de sentimentalones, románticos e incluso algún otro que aparentemente iba de duro.

El aura de Jeanette fue perdiendo fuerza, pues los años no pasan en balde y a partir de los años 80 se impuso una música más dura, distinta ... sin duda una nueva edad de oro de la música española. Al darse un garbeo por internet uno descubre que la cantante siguió trabajando, que hizo duetos con Mocedades y Sacha Distel, entre otros, y que su calidad la ha mantenido siempre en activo y en lo alto, pero en lugares menos vistosos. A muchos nos queda el recuerdo de una mujer que nos hizo disfrutar, soñar y sentirnos bien.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace poco he visto "Cria cuervos" reconocí la canciónn de inmediato pero no tenia ni idea de que había sido la propia pelicula la que le habia dado la fama.

Susana M dijo...

Es inolvidable. Un beso.