12 de febrero de 2012

En la muerte de una voz maravillosa

Hace tiempo que sabíamos que la vida de Whitney Houston llevaba años siendo una especie de infierno. Llegó a haber un conato de reaparición y se quiso vender que la cantante de New Jersey revivía de sus cenizas, pero pronto se vio que la buena voluntad no basta y Whitney distaba mucho de ser la de antes. Como tantos otros artistas, Whitney Houston cayó en el error del alcohol y las drogas y era un juguete roto, razón por la cual no nos ha podido sorprender la dramática noticia de su repentino fallecimiento en Los Ángeles, donde apareció anoche muerta repentinamente en la habitación de un Hotel de Beverly Hills: no sabemos nada de la causa de su muerte y seguro que mientras se conoce se harán todo tipo de especulaciones, aunque lo que ahora nos importa es que ya es leyenda una de las voces más impactantes de la música contemporánea. La wikipedia nos cuenta que, según datos del "Guinness World Records" Whitney es en la actualidad la artista más galardonada de todos los tiempos, con 2 premios Emmy, 6 premios Grammy, 30 premios Billboard Music Awards, 22 American Music Awards, entre otros, con un total de 415 premios en su carrera; además a lo largo de su vida ha vendido más de 170 millones de álbumes, sencillos y vídeos. Houston llevaba el soul en la sangre, pues era la música que cantaban su madre Cissy Houston, sus primos Dionne Warwick y Dee Dee Warwick y su madrina Aretha Franklin y con esa música comenzó su carrera cantando en los clubs nocturnos de New Jersey.

Recuerdo haber descubierto a Whitney Houston en un viaje a Zaragoza con un compañero de trabajo allá por los finales de los 80, quedando embelasado con canciones como "All at once", "You Give Good Love", "Saving All My Love For You" o "Take Good Care Of My Heart" y anotando ya para siempre su nombre en mi lista de cantantes imprescindibles. La película "El guardaespaldas", junto a Kevin Costner y con ese inolvidable "I will always love you", que permaneció en lo más alto de las listas de éxitos de los Estados Unidos durante veinte semanas consecutivas, su momumental aparición con esa joya de la música que fue "One moment in time" o el lanzamiento de su imponente recopilatorio fueron otros momentos recordados en la vida de esta cantante que no supo encajar el éxito, pero que no por ello dejó de ser menos grande y menos universal.

Ahora Whitney Houston ha pasado a la historia, sus canciones son ya patrimonio de todos y es el momento de desempolvar sus éxitos y disfrutar con ellos; detrás quedan una vida apasionante y unos errores que le han costado muy caro. Pero por encima de todo está una voz inconmensurable, poderosa y rica, luminosa, fresca y pura, con el tono de una soprano. De hecho Houston es comúnmente conocida como «La Voz», en referencia a su talento vocal excepcional; De acuerdo con The New York Times, «el estilo vocal de Houston ha tenido un impacto significativo en la industria de la música» y ha «revitalizado la tradición del evangelio-soul-pop».

11 comentarios:

Driver dijo...

Me imagino que hoy, en muchas iglesias del otro lado del Atlántico, algunos coros de Goldspel entonarán sentidas oraciones cantadas.
Y que más de uno recordará a la negrita adolescente que le cantaba al Señor con alegría y entusiamo.
...
No sé si Dios tiene malos días, pero seguro estoy que si los tiene, escucha Golspel para enderezarlos.

Modestino dijo...

En algún post habrá que profundizar con el Goldspel.

Anónimo dijo...

Nos queda su voz. Dios mira los corazones y no condena.

Nadie sabe cuanto amó.

Xavier G.

Modestino dijo...

Me ha encantado tu frase: que en estas ocasiones somos muy dados a cargarnos al personal.

opinadora dijo...

Su voz era un DON,cAsi sobrenatural,SUerte que gracias a los adelantos técnicos siempre la tendremos.
No se porque hay tantos grandes artistas que se mueren jóvenes...

Modestino dijo...

A lo mejor la proporción no varía en exceso respecto a los que no son artistas ... En cualquier caso el mundo del espectáculo -actuaciones, presión, viajes, ...- desgasta un rato.

susana dijo...

Vaya. Lo siento. No sabía nada. Un beso.

Anónimo dijo...

Y qué guapísima estaba en "El Guardaespaldas".

veronicia dijo...

La interpretacion en el himno en la final de la Super Bowl del 1991 (en plena gerra del Golfo) siempre es interpretada por un artista reconocido, pero cuando ella interpretó el himno nacional fue tan espectacular que llegaron a gravar un disco y cuya recaudación fue para ayudar a los veteranos de guerra.
Ahora han pasado muchos años pero esa interpretación y la ovación que recibió fue un hito.

http://www.youtube.com/watch?v=5jeUINzHK9o

veronicia dijo...

Y que Dios la reciba en su seno y encuentre la paz.
(después de decir lo anterior me dejaba lo más importante...)

Modestino dijo...

Magnífica la interpretación del himno.