11 de marzo de 2014

En el conjunto del universo, en el total de la historia


¿Qué somos cada persona en medio del universo?, ¿qué proporción de personas saben de nosotros si lo tomamos en cuenta dentro del total de habitantes del universo? ... y ya no digamos nada si lo que tomamos en consideración son todos los siglos de historia: no somos sino un átomo ridículo con el que ni se contaba antes de que naciéramos ni se recordará apenas tras nuestra muerte.

Es curioso como a pesar de esta realidad innegable, demasiadas veces pensamos, actuamos y vivimos como si fuéramos el centro de todo ... al menos a mí me pasa. Van transcurriendo los años y nos convertimos en relatores de nuestra propia historia, nos creemos espectadores privilegiados cuando somos el más intrascendente actor de reparto.

Por eso, cada vez me cabe menos en la cabeza la contemplación de la vanidad humana, incluida pro supuesto la propia, la evidente ausencia de humildad que hoy anda tan generalizada en unos y otros. Y todavía entendería menos que no hubiera un ser trascendente, ese Dios cuya existencia sí que justifica nuestra insignificancia, porque ser hijos suyos nos hace dignos y nos convierte en seres con destino, con meta ... y vinculados unos a otros por algo más que soportarnos mutuamente.

9 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Sin alma nuestra existencia no tendría sentido. Un beso.

Modestino dijo...

El ser humano es el único ser con inteligencia racional y voluntad libre.

Modestino dijo...

El ser humano es el único ser con inteligencia racional y voluntad libre.

Driver dijo...

¿El Universo dices?
Amigo, hablas de palabras mayores.
...
Este verano pasado fui a una reunión didáctica de astrónomos aficionados en Alcobendas.
Habían organizado una visión nocturna del Universo, en el Museo de Ciencias de Cosmocaixa, en Alcobendas (Madrid).
Allí, en una explanada, instalaron unos potentes telescopios y recibieron a cuantos curiosos quisimos acercarnos a otear la noche.
Los astrónomos aficionados son lo más parecido a una tribu urbana, de ésas que van en Harleys recorriendo las carreteras.
Chupas de cuero, botas, camisetas de tirantes y pañuelos en la cabeza.
Daban la impresión de estar un poco para allá.
...
Me pongo en la cola de curiosos, y cuando me toca, miro por el telescopio.
Veo dos lucecitas a través del visor y escucho las explicaciones.
¿Qué ves? me inquiere el motero.
Creo que dos estrellas, respondo con brevedad.
No, está usted viendo el pasado-me dice-
No entiendo. Veo dos luces -respondo con cara de pardillo-
Está usted viendo algo que no existe.
son dos estrellas que se apagaron en 1.492, cuando Cristóbal Colón llegó a América.
Lo que pasa es que están tan lejos, que aún hoy en día nos llega su luz. Pero en su lugar de origen no hay nada que brille actualmente.
El cielo es una especie de foto del pasado. Lo que vemos es relativo.
...
Me quedé sorprendido, patidifuso y con una sensación de pequeñez infinita.
No se me ocurrió multiplicar los 3000.000 metros por segundo a los que va la luz, por los segundos que hay en quinientos años.
Y te aconsejo que no lo hagas.
...
Igual acabamos montados en una Harley, con un telescopio en la espalda y un pañuelo en la cabeza.
Cazando moscas.
...
Da vértigo.

Brunetti dijo...

Siempre me ha inquietado pensar que, en la historia de la Humanidad, son muchísimos más los muertos que los vivos.

Y que siempre, siempre, será así.

Un abrazo.

tomae dijo...

He leído que el cuerpo humano puede albergar entre 50 y 100 billones de células

Cada una de ellas con su estructura molecular viva puede considerarse un planeta, o una galaxia tal vez pequeña o grande según se mire ...y en nuestra pequeñez parece que son bastantes esas unidades de vida que forman parte de nuestro ser.

Modestino dijo...

Driver: ¡qué capacidad! .... puro lirismo, amigo.

Modestino dijo...

Sí Brunetti, por eso es buen plantearse si todo acaba aquí ....

Modestino dijo...

De la composición del cuerpo humano casi prefiero no pensar ... al microscopio debemos ser bastante originales ... y feos ;);)