31 de octubre de 2013

Menda no consigue ser dinámico


¿Qué le voy a hacer?, a veces pienso que es algo de nacimiento, otras que no he sido capaz en más de 50 años de ponerme a la altura de las exigencias de los tiempos, que me falta modernidad y espíritu emprendedor. Si me agobio mucho alcanzo esa especie de acuerdos interiores a los que recurrimos las personas para no deprimirnos ni perder la autoestima y termino pensando que son formas de ser y de actuar y que la ausencia de dinamismo no tiene porqué ser un defecto, sino que con mi estilo no hago más que aportar argumentos a ese pluralismo que oxigena y da aire fresco a una sociedad que incluso podría acabar siendo irrespirable si todos andáramos por la vida con el motor permanentemente en marcha.

Hay dinamismos que tensionan, aquellos exhibidos por los que van todo el día deprisa y corriendo, esos que piensan que un parón equivale a perder el tiempo, que llenan su agenda de asuntos pendientes, que necesitan estar haciendo cosas y si no tienen tareas se las inventan porque el descanso les produce sarpullidos. Y también hay dinamismos más teóricos, que tienen algo de pose, de exhibición, hay quienes no pueden evitar andar todo el tiempo con el pin de "ejecutivo" en la solapa, que han convertido la actividad, el espíritu de iniciativa -por supuesto privada- en dogma, que miran con desdén la calma, la burocracia y el café de media mañana.

Puestos a pensar, vete a saber si la raíz de todo es que jamas en mi vida he hecho un master, de esos que llevan siglas por apellidos, allí hubiera aprendido a mirar por encima, atribuirme capacidades para solucionar problemas ajenos y globales y recorrer la vista por los asuntos pendientes seguro de ser el único con ideas y perspectivas. Mientras tanto espero que quienes me tienen que soportar sean capaces de comprender que entre el sueño de las mañanas, el cansancio del mediodía, el sopor del tiempo de la digestión y las secuelas de todo el día no doy para tanto ... en mi próxima reencarnación ya me daré la vuelta por algún "business".

8 comentarios:

sunsi dijo...

:-))) ¡Muy bueno! Han pasado tantos personajes por mi mente mientras iba leyendo... Antes me acomplejaba. Ya no. Hay muchas tareas que no hacen ningún ruido, que no precisan demasiados movimientos ni haber cursado un máster. Quizá sí una oposición dura, de las de antes... ¿Te parece poco? ;-)

Feliz puente, Modestino.

Modestino dijo...

Mi inseguridad me.impidio hablar de oposiciones, algo que muchos "dinamicos" consideran fuera de epoca, pero cada vez veo mas claro que hay excesivo fantasma.

susana dijo...

Yo también prefiero tomar la vida a cámara lenta. Hay tiempo para todo si se sabe administrar. Un beso.

Modestino dijo...

Hay quien habla de la vida a velocidad de crucero ., En cualquier caso hay demasiados tópicos.

Anónimo dijo...

El mundo esta lleno de fantasmones.
A mi, cuando menos, me da la risa y paso un buen rato

Modestino dijo...

Pues si, hay que tomarselo con humor.

Anónimo dijo...

No se, no se... a mi tanto dinamismo me hace pensar que o no se organizan, o fingen que hacen más de lo que hacen o les pasa como a mi cuando me tomo el cuarto café.
No presto atención a los master de la gente ni al afán de titulitis sino a como desempeñan su trabajo.

Modestino dijo...

A lo mejor necesitan justificarse ...