27 de abril de 2012

La Final la verán por la tele




Este año el programa de la Final de la Liga de Campeones va a tener sus ventajas; en primer lugar porque vamos a presenciar un enfrentamiento inédito: por un lado los alemanes del Bayern, que, desde mi punto de vista, se impusieron con todo merecimiento al Real Madrid de Mourinho, un Bayern que reinó en Europa hace casi 30 años con los títulos conseguidos, no sin enormes apuros, frente al Atlético de Madrid (1974), Leeds United (1975) y St. Etienne (1976) y donde brillaban con luz propia nombres como Sepp Maier, Franz Beckenbauer, Paul Breitner, Gerd Muller, Karl Heinz Rumenigge, y que en 2001, a las órdenes de Hitfield, destrozó el sueño del Valencia venciendo a los penaltis en la Final con jugadores como Effenberg, Kahn, Scholl, Hergreaves, Lizarazu, ...; enfrente estará un Chelsea que dejó en la cuneta al Barça en una semifinal increíble, un equipo que ha invertido en la última década muchos millones para intentar conseguir un título que hasta ahora siempre se le ha resistido. Pero además, tampoco es desdeñable saber que gane quien gane esa noche podremos dormir tranquilos y no sonarán desaforadamente ni bocinas ni instrumento alguno, ni siquiera esos gritos proferidos bajo los incontrolables impulsos del alcohol, de la misma manera que no habremos de soportar lágrimas de cocodrilo de los Mourinhos o Guardiolas de turno. La rivalidad entre merengues y culés y todo el coro de periodistas, forofos y paniaguados que les acompañan deberá esperar ya a la próxima temporada.

Muchos de los aficionados al fútbol ajenos a la pasión blanca o blaugrana no han ocultado cierta satisfacción por el hecho de que ninguno de los grandes de aquí disputen la Final de Múnich; hace tiempo que cunde la idea de que nuestra Liga se ha polarizado, hay dos equipos que se encuentran muy por encima de los demás y eso ha llevado a la pérdida de interés y la aparición de enormes diferencias. Quedan ya muy lejos los tiempos en los que equipos como la Real, el Athletic, el Atlético de Madrid, el Depor o el Valencia también aspiraban a la Liga, cuando Racing, Sporting, Osasuna o Valladolid podían soñar con dar la sorpresa frente a los más grandes. No se puede discutir el buen fútbol que surge de la enorme calidad de Messi, Ronaldo, Iniesta, Xavi, Benzemá u Ozil, pero muchos piensan, y no creo que anden ayunos de razón, que a esta situación se ha llegado en buena parte por un excesivo trato de favor, deportivo y económico, a ambas escuadras.

Creo que la dura eliminación del torneo de clubes más importante de Europa -en definitiva, del mundo- de F.C. Barcelona y Real Madrid tiene diversas lecturas. En cuanto a los blaugrana, porque una temporada en la que, en el mejor de los casos, se van a quedar sin los dos títulos más importantes, les deja en la encrucijada. Nadie discute que en los 180 minutos que disputó frente al Chelsea el equipo de Pep Guardiola tuvo una mala suerte increíble, pero creo que sería un error negar que este año no se ha funcionado tan bien como en los anteriores; se ha notado mucho que Piqué no está centrado, mientras que a Pujol, un hombre de un compromiso, una fortaleza y una profesionalidad espectaculares, habrá que ir empezando a buscarle una alternativa de peso, sin olvidar que Mascherano es mejor volante que central, mientras Cesc no ha rendido como se esperaba -algo que no tiene porque repetirse en sucesivas temporadas- y se ha echado de menos -muchísimo desde mi punto de vista- un ariete con presencia física y olfato goleador: el día que falla Messi -afortunadamente para ellos esto no sucede casi nunca- al Barça le cuesta mucho establecer distancias en el marcador. Creo que las cabezas pensantes del Camp Nou no pueden confiarse y pensar que esto ha sido un accidente y se va a regresar a los éxitos sin tomar decisiones, sino que han de ponerse manos a la obra para tapar los agujeros que hay: el mejor Barça de la historia, si no se reacciona, puede acabar teniendo una vida más corta de lo esperado. Está pendiente además la cuestión del "mister"; al parecer Guardiola deshoja la margarita, y no tengo claro si le conviene renovar o le interesa más dejar el barco en la cima, cuando aún no está desgastado. De cualquier manera, si Guardiola falla, será todo un reto encontrar quien ocupe su lugar. Sin Guardiola no hubiera habido tantos títulos y, lo que en mi opinión es más importante, sin Guardiola no tengo nada claro que hubieran cuajado hombres como Busquets, Thiago o Pedro, porque a Messi o Iniesta los descubre cualquiera, pero tiene muchísimo mérito lo que ha hecho el de Sampedor: tener paciencia con jugadores que no tenían, en principio, "carita de triunfadores"; este año ha estado teniendo la misma audacia con Cuenca, Tello, Fontás, Montoya, ... si se va Pep, habrá que buscar un entrenador que también sea capaz de sacar petróleo de la cantera, una de las razones que han marcado la diferencia a favor del Barça en el último quinquenio con relación al "Floren-team".

En Madrid estaban que se salían: vencer en el Camp Nou no había supuesto tan sólo sentenciar prácticamente la Liga, sino quitarse de encima una especie de maldición que duraba unos cuantos años; pero la durísima eliminación del miércoles me temo que ha dejado la euforia en agua de borrajas y que el título tendrá sabor agridulce. En mi opinión, admitiendo que el primer tiempo lo escuché por la radio y solamente vi íntegra la prórroga, el Madrid no estuvo a la altura; fue incapaz de mantener una ventaja temprana, se dejó comer terreno por los bávaros y en la prórroga no supo crear una sóla ocasión cierta de peligro. Los de Mourinho tienen un potencial ofensivo espectacular, reunir a Cristiano Ronaldo, Karim Benzemá y Gonzalo Higuaín asegura cifras goleadoras de ciencia ficción, máxime si tienes el auxilio de un enlace del nivel de Ozil, pero yo veo zonas oscuras en el equipo: Xavi Alonso es el único centrocampista de calidad suprema, Di María es tan bueno como individualista, Mourinho creo que ha acabado por marear a Marcelo, mientras Pepe y Sergio Ramos son excelentes centrales, pero con una afición recalcitrante a "montarla", por otra parte, los canteranos merengues -Arbeloa, Granero, Callejón- están lejos del nivel de los del Barça y nombres llamativos como Kaká y Carvalho parecen ultimamente más bien ex-futbolistas. El Madrid necesita fichar con algo de cabeza -sobran figurones caros y experimentos sorprendentes tipo Altinthop- y decidir si le interesa mantener en el banquillo a un hombre cuya calidad como entrenador nadie discute, pero que es siempre polémico y propone un fútbol conservador que nunca ha casado con el estilo del club de Concha Espina.

Me temo que bastantes vendimos la piel del oso antes de cazarlo y a la hora de la verdad nos hemos encontrado con una Final inédita e inesperada; pero seguro que si la vemos nos acabará resultando interesante.



16 comentarios:

Driver dijo...

Será interesante ver cómo se desarrolla la lucha entre los teutones (el fútbol son once contra once y al final gana Alemania)y los hijos de la Gran Bretaña (inventores del balompié).

Tal vez gane el equipo con menos estrellas, menos presupuesto y menos dirigentes millonarios.

Tal vez gane el fútbol.

paterfamilias dijo...

¿Y la alegría que nos hemos llevado algunos?

No sé si habría sido capaz de soportar otra oleada en la prensa hablando del enésimo "Clásico".

Ha sido una muy buena cura de humildad para ambos clubes y, además de la mala suerte, una demostración de que en Europa no gozan de ese trato de favor (arbitral y económico) dispensado en España.

Modestino dijo...

Yo hubiera preferido, de cualquier manera, una Final española; creo que no es bueno alegrarse de la derrota de nadie ... aunque en algunas ocasiones no lo podamos evitar :).

En cuanto a la Final, amigo Driver, apuesto por el Bayern que me pareció un equipo serio, bien construído y sólido. Eso sí, Drgoba por sí solo es capaz de ser decisivo.

Driver dijo...

Este "puente" andaremos entre Lleida y Tarraco.
Sé de las ganas de Sunsi de verte.
Te llamaremos el sábado.
Tal vez haya ocasión de vernos y degustar un ágape.

Modestino dijo...

Uff ... ando líado, llamarme, a ver que pasa. Y, sobre todo, disfrutad y descansad que la buena compañía está asegurada.

Driver dijo...

Creo que mi hermano Tomae nos tiene preparada una "tanda de penaltis", para que confraternicemos merengones y blau granas, y disputarnos el tercer y cuarto puerto de la Champion.
La Uefa no se ha pronunciado sobre la legalidad de dicho enfrentamiento.
Estamos a la espera. ;)

Tommy dijo...

Vale, enhorabuena a los dos finalistas. Pero a uno de ellos hay que machacarlo este domingo en La Romareda.

P.D.: ¿Alguna noticia del paradero del balón de Sergio Ramos?

Modestino dijo...

Esperemos que el Athletic esté pensando el domingo en otra cosa; yo no pido machacarlo: me basta con una modesta victoria.

Dolores Ceballos dijo...

Pues yo creo que no era una final tan inesperada. A pesar de que casi infarto el miércoles, esta cura de humildad nos venía bien a todos.

Un bico Modestino ;)

Modestino dijo...

Creo que por aquí nadie esperaba una Final sin españoles ... pero es posible que sí, que haya habido exceso de vanidad.

Anónimo dijo...

La duda de Guardiola ya ha sido despejada

Brunetti dijo...

Considero que el Bayern y el Madrid están a un nivel muy parejo; de ahí que se resolviera en los penalties.

En cambio, el Barça es muy superior al Chelsea (y me atrevería a afirmar que al resto, aunque han bajado el listón), pero la fortuna (o el infortunio), la casualidad o el azar también juegan y es lo que hace que el fútbol levante tantas pasiones. Menos mal.

Como somos tan estúpidamente chovinistas, alguien nos ha vendido aquí el cuento de que la liga española es la mejor del mundo. Menuda falacia.

Aquí, en todo caso, lo que hay son dos equipos que, posiblemente, estén entre los tres o cuatro mejores del mundo; pero de ahí a afirmar que es la mejor liga hay un abismo.

Por cierto, Pep Guardiola, siempre inteligente él, acaba de tomar la decisión más ídem: marcharse.

Anónimo dijo...

Eso parece. Ahora Mourinho podía tomar una decisión parecida, no necesariamente para marcharse a otro club de fútbol. En el mundo quedan algunos circos de gran prestigio.

Tommy dijo...

Ostras, le he debido dar al botón antes de tiempo. El del anterior comentario he sido yo.

Modestino dijo...

Yo también pienso que Guardiola ha hecho bien en irse: se va estando en la cima y si las cosas van mal nadie -o casi nadie- se acordará de sus méritos y triunfos.

Ahora se abre el "melón sucesorio" ;) ... De entrada suenan tres nombres: Marcelo Bielsa, quien aunque suela ir en pijama es unmagnífico entrenador, pero cuya posible salida puede montar mucho ruído por el "Bocho", Laurent Blanc, que ya jugó en el Barça y del que no tengo elementos de juicio para opinar y Ernesto Valverde, un mister que me gusta pero que no se si tendrá personalidad suficiente para hacerse cargo de un banquillo tan complicado.

Driver dijo...

Dado su extraordinario interés literario, te remito al artículo sobre Guardiola de un colega tuyo, mi amigo Jose María Calero en:
http://jmcaleroma.blogspot.com.es/
Merece la pena su atenta lectura.