18 de enero de 2012

Globos de oro: nombres propios



El pasado domingo tuvo lugar la 69ª edición de los Globos de Oro, el certamen cinematográfico que es considerado como la antesala de los Oscars y cuyos premios suelen dar bastantes pistas respecto a quienes se van a llevar el gato al agua en la cada vez más próxima ceremonia de los Oscars del presente año. La película "The artist", que parece ser la favorita de muchos, fue la más premiada, llevándose tres de los galardones más deseados, si bien el film que se llevó el Globo de Oro a la mejor película fue "Los descendientes", un drama familiar protagonizado por George Clooney que aspira a conseguir en marzo su tercera estatuilla. Me remito a las noticias que se extienden por toda la red si alguien todavía no conoce el ranking de triunfadores, pero hoy tan sólo quiero referirme algunos nombres que han aparecido a raíz de esta gala.

En primer lugar, me ha alegrado comprobar que se ha otorgado un premio especial por su trayectoria a Morgan Freeman, un actor que me encanta y que tiene una enorme capacidad de encarnar personajes bien distintos; Freeman puede presumir de cinco nominaciones tanto al Oscar como a los Globos, consiguiendo una estatuilla por su papel en "Million Dollar Baby" (2004) y un globo por el inolvidable chófer de "Paseando a Miss Daisy" (1989). Junto a ellas nunca olvidaré sus papeles en "Tiempos de gloria" (1989), "Robin Hood, príncipe de los ladrones" (1991), "Sin Perdón" (1992), "Cadena Perpetua" (1994), "Amistad" (1997) o "Invictus" (2009).Claro que aún me ha removido más enterarme de que el premio le era entregado por Sidney Poitier, ganador de un Oscar por "Los lirios del Valle" e intérprete de films que en su día me hicieron disfrutar como "Rebelión en las aulas" (1967), "Adivina quien viene esta noche" (1967), "Buck y el farsante" (1972) y "Sneakers (Los fisgones)" (1992); un Sidney Poitier que va a cumplir 85 años y es un pedazo de actor. Por cierto que en la entrega del premio también estuvo presente Helen Mirren, la inolvidable Isabel II de "The queen".

Claro que puestos a citar nombres propios, siempre consideraré la mejor a Meryl Streep, que aspira a su 17ª nominación con un papel impresionante como Margaret Tatcher en "The iron lady"; la actriz ya ganó dos estatuillas -"Kramer vs. Kramer" (1979) y "La decisión de Sofía" (1983)-, con veintiséis nominaciones a los globos y, con la de esta edición, ocho premios -las citadas del Oscar, "La mujer del Teniente Francés" (1982), "El ladrón de orquídeas" (2003), "Angels in América" (2004), "El diablo se viste de Prada" (2007) y "Julie & Julia" (2009). Y la lista de trabajos sublimes sería interminable: "El cazador" (1978), "Silkwood" (1983), "Memorias de África" (1985), "Tallo de hierro" (1987), "Río salvaje" (1994), "Los puentes de Madison" (1995), "La habitación de Marvin" (1996), "Las horas" (2002), "Leones por corderos" (2007), "La duda" (2008), ... sin duda alguna la Streep no tiene rival, al menos entre sus contemporáneas y ya es equiparable a las grandes damas del Hollywood de siempre.

Y en la lista de premiados aparecía otro actor que también me trae recuerdos, Christopher Plummer, ganador del globo de oro al mejor actor de reparto por la película "Beginners", un drama romántico dirigido por Miki Mills. Plummer quedará siempre en mi memoria por dos papeles bien diferentes: el del capitán Georg Ludwig von Trapp de "Sonrisas y lágrimas" (1965) y el del el temible teniente nazi Kappler de "Escarlata y negro" (1983), aunque tampoco cabe dejar de mencionar su actuación como Comodo en "La caída del imperio romano" (1964), como Duque de Welington en "Waterloo" (1970) o como Sherlock Holmes en "Asesinato por decreto" (1979), sin olvidar sus intervenciones en "El hombre que pudo reinar" (1975), "Jesús e Nazaret" (1977), "El dilema" (1999), "Una mente maravillosa" (2001) o "Syriana" (2005). Plummer es uno de esos secundarios de lujo sin los que el cine no sería lo que es, el séptimo arte.

Tiempo habrá de hablar de las dos películas citadas al principio que parten como grandes favoritas para la cita de gala de los Oscar, de otros triunfadores de la jornada como George Clooney, Jean Dujardin, Octavia Spencer, Michelle Williams o el gran Martin Scorsese. Hoy tocaba algo de añoranzas.


15 comentarios:

Tommy dijo...

La propia Meryl Streep suele recordar que, precisamente por ser la intérprete que más veces ha sido nominada al Oscar, también es la que más veces ha perdido, porque hasta ahora sólo ha ganado dos estatuillas. Esto es como la botella medio llena y medio vacía. En fin, no sería injusto que le dieran un tercero, y este año tiene su gran oportunidad.

Modestino dijo...

Y es curioso, porque hay quien opina que "The iron lady" como film no está a la altura, incluso conozco quien se durmió en la película.
De cualquier manera, no veo a ninguna candidata capaz de superar a Meryl ... y sí, perdió un montón de veces, pero peor es que te eliminen en 1ª ronda como al Zaragoza los últimos cuatro años en la Copa: eliminado siempre por equipos de 2ª División.

Elena Nito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Modestino dijo...

No sabía que Meryl Streep protagonizó la serie "Holocausto", la de cosas que se le escapan a uno.

Elena Nito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tomae dijo...

"La familia Weiss está integrada por .... Berta Weiss; sus hijos, Karl Weiss, un artista (pintor) casado con una mujer cristiana llamada Inga Helms-Weiss (Meryl Streep)..."

...Os traigo este "cortapega" de Wikipedia al respecto de los personajes de la serie Holocausto. Dispongo de una nanotecnología conductiva especial para surcar los espacios de la red y filtrarme a pesar del "apagón" que menciona Elena Nita...(es tan sencillo como hinchar una colchoneta de playa)

No me dormí con la Tacher, pero se le podría haber sacado más partido...con el Topo si me dormí...y me sorprendió comprobar que "el chico de los cafés" pudiera tener tanto éxito al otro lado de la barra...

Driver dijo...

Me voy al Bernabeu a ver el partido.
Llevo tila para Mou y dos máquinas de contar billetes para R7 y Messi.

Modestino dijo...

A ver que pasa en el gran derbi, aunque al final siempre suele ganar el mismo.

Driver dijo...

Tienes razón Modestino, al final gana el de siempre, el que mete más goles. ;)

Modestino dijo...

respecto a la serie "Holocausto", he de confesar que me había olvidado por completo de la misma.

Esperemos que no haya holocausto esta noche.

veronicia dijo...

Mi pequeña aportación pero no sobre peliculas sino sobre series...

Bién por Jessica Lange, (American horror history) Merecidísimo!

Bien por Eric stonestret ( Modern family) genial desternillante! y tambien premio a mejor serie comedia.

Preferia que ganaran Tina Frey o Alec Balduin...de 30 plaza Rock a mejores actores principal de serie; le debo muchas risas....
y en lugar de premiar a Balduin o a Jhon Galeki (Big ban Terori) se lo dan a Mat LeBlanc (lo recordareis de Friends...)

Me pregunto si realmente ven las series, o se fijan en los indices de audiencia...

Modestino dijo...

No te extrane que las cosas vayan por ahi: indices de audiencia.
Jessica Lange me trae inmediatamente a la memoria "La caja de musica.

Maireen dijo...

Sidney Poitier está estupendamente para la edad que tiene. Lo había perdido de vista hace muchos años.

Christopher Plummer siempre ha renegado de "Sonrisas y lágrimas". Ridiculizaba la película llamándola "Mocos y lágrimas" y decía que se arrepentía de haberla hecho. Me parece bastante desagradecido, porque antes de esa película sólo había hecho otras tres, ninguna de protagonista y muy poca gente lo conocía.

Modestino dijo...

Desconocía esa actitud de Christopher Plumero; me parece un error y él se lo pierde.

Maireen dijo...

Corrección: Christopher Plummer se refería a la película como "El sonido de los mocos", puesto que el título original es "El sonido de la música".

Recordaba haber leído lo de los mocos y lo traspasé automáticamente al título en el que estoy acostumbrada a pensar, "Sonrisas y lágrimas".

En cuanto a la actitud de Plummer, que a mí también me causó sorpresa, supongo que muchas veces nos olvidamos de que los actores son personas con todos sus defectos (y algunas veces muy, muy grandes) y les atribuímos la personalidad de alguno de sus personajes que nos gustan.

Ya me ha pasado con varios que, al enterarme de algunas declaraciones suyas o de hechos de su vida, he pensado que sería la última persona que quisiera tener entre mi familia o amigos, por mucho que me guste su trabajo.