15 de enero de 2017

Adios a un pionero de la tele

El año recién terminado fue aquél en el que cumplimos 58 los del 58. Y es posible que los de nuestra generación -y alrededores- seamos los primeros que fuimos educados con la televisión como paisaje de nuestra casa. Y sin duda, entre quienes nos acompañaban sobremesas, anocheceres y tardes de sábado y domingo, recordamos a José Luis Barcelona, un presentador que trabajaba en los estudios de Miramar, en la ciudad condal,  y que a pesar de su apellido había nacido en la zaragozana localidad de Borja. El pasado 9 de enero este pionero televisivo fallecía a la edad de 84 años. En algunas de las fotos que han aparecido en los medios digitales José Luis Barcelona lucía una llamativa barba, había perdido pelo y se le notaba en la cara el paso de los años. Eso sí,  la mayoría le recordamos con sus características gafas, su pelo perfectamente peinado, una imperturbable sonrisa y esa dicción tan bien modulada de aquellos primeros héroes de la tele. Es uno de los más recordados presentadores de la sede televisiva de Barcelona junto a Joaquín Soler Serrano, Irene Mir, Federico Gallo y Mario Beut, entre otros.

La nómina de programas en los que intervino el locutor fallecido es larga, aunque el primer recuerdo que guardo de él, el que permaneció desde entonces unido a su persona en mi memoria, fue el de "Reina por un día", un espacio que presentaba junto a Mario Cabré, un polifacético personaje que, además de presentador, fue torero y actor, llegando a presumir -al parecer con exceso- de haber mantenido un romance con Ava Gadner. El programa estaba dedicado a las mujeres: éstas debían de enviar una carta a TVE con su sueño más importante: reencontrarse con un familiar, hacer un viaje, conseguir un electrodoméstico, ver el mar, ... La elegida era invitada a los estudios de Miramar, donde se le coronaba reina ... aunque solamente fuera por ese día. Como afirmaba Manuel Román en su obituario, Reina por un día "venía a ser una especie de la Cenicienta del cuento, llevada a la tele". La emisión tenía lugar la tarde del domingo, tras una serie del oeste -"Bronco Lane", "Cheyenne", "Bonanza"- y el inolvidable "Tarde de fiesta" de Juan Viñas, Franz Johan, Gustavo Re y las marionetas de Hertha Frankel. El espacio solamente duró un año, pero tuvo mucha fama, tanta que tras su finalización Barcelona y cabré hicieron una gira por España trasladándolo a la calle.

La lista de programas presentados por José Luis Barcelona es larga: "Música en su pantalla", "Primer aplauso", "Club del martes", "Orbe", "Discorama", "Lección de ocio", "Salto a la fama", "Kilómetro lanzado", "Carrusel del domingo" y "canciones de una vida", entre otros. En todos ellos exhibió una profesionalidad fuera de toda duda, un saber estar llamativo y una simpatía permanente. A él se le atribuye el acierto de trasladar a España la máxima de Groucho Marx de que “la televisión es cultura y cuando un programa no te gusta siempre puedes leer un libro”.

Poca gente conoce que José Luis Barcelona llegó a grabar un disco con la mítica casa "Belter"; en dicho "single"  interpretaba cuatro temas: "Bang bang", "Largo el camino", "Guantanamera" y "Poema de despedida". También aparece en la nómina de actores de doblaje, aunque no he conseguido averiguar si llegó a darle voz a algún actor. Fue un hombre discreto, cordial, con fama de excelente maestro colaborador de quienes empezaban a trabajar con él, amante de la fiesta de los toros y aragonés de pro. Descanse en paz.



2 comentarios:

JL Ríos dijo...

Sí, lo recuerdo claramente. Ya también soy del 58. Muchas gracias por esta entrada.

Un saludo

Tommy dijo...

Mario Cabré y Ava Gardner coincidieron en la peli "Pandora y el holandés errante", rodada en la Costa Brava y en la que Cabré, cuyo acento inglés era inolvidable, hacía de torero.
Por lo del romance ya no me preguntéis, que hay que ser discreto. Aunque ya se sabe lo que ligan los toreros...