5 de abril de 2016

A pesar de todo


No son tiempos buenos para seguir los telediarios, la prensa digital o la impresa en papel. Aún siguen vivos en nuestra mente los recientes atentados de Bruselas y Pakistán que truncaron tantas vidas, sigue habiendo muchos que sufren en sus carnes las carencias que provocan las desigualdades, mientras siguen aflorando nuevas noticias que nos hablan de corrupción y codicia, ... las muertes por violencia de género no frenan, con frecuencia nos hablan de accidentes gravísimos derivados de la irresponsabilidad o la negligencia, el paro baja, aunque muy poco y muchos jóvenes claman porque salir adelante y en tu propio país deje de ser una quimera. Es difícil no caer en el desánimo ni en la tentación de pensar que hay mucha maldad desmedida entre los seres humanos.

Pero, a pesar de todo, sigo descubriendo la bondad todos los días; sigo cruzándome tantas mañanas con personas, a muchas de las cuales ni conozco, que miran de frente, cuyos ojos brillan de ilusión y buenas intenciones, sigo trabajando con gente abnegada, compartiendo inquietudes, problemas y hasta cafés con hombres y mujeres incapaces de atacarte por la espalda, recibiendo cartas y mensajes de quienes me siguen queriendo a pesar de que no he hecho méritos suficientes para ello. Esa bondad existe, y la palpas casi materialmente en un detalle, una sonrisa, un saludo, una disculpa llena de grandeza, un washapp o un recuerdo inesperado.

Y la vida sigue, y al final te convences que no cabe engañarse por la incuria de unos, los desatinos de otros y los defectos propios. La bondad existe, y hemos de esforzarnos para que nuestros ojos sean capaces de descubrirla, nuestro corazón de secundarla y nuestra cabeza de no olvidarse de su presencia.

5 comentarios:

Susana M dijo...

tus textos destilan bondad. Un beso.

Modestino dijo...

Gracias Susana .... vamos a dejarlo en buenas intenciones, ... Un saludo¡¡¡¡

Anónimo dijo...

La vida sigue... y no se detiene y se transforma constantemente... Impermanencia... (También en el sufrimiento).




"¿Qué hacer?

Nacer,
amar,
reconocer.

Nada más
que hacer."

~Marià Corbí~


Pd: Gracias por tu mirada...

Precioso tu mensaje al mundo...

Modestino dijo...

Una cita preciosa y sugerente.

A veces se da el célebre dicho de que "los árboles no nos dejan ver el bosque" ... a mí me pasa.

Gracias por tu respuesta¡¡¡

Nélida G.A. dijo...

"La bondad existe, y hemos de esforzarnos para que nuestros ojos sean capaces de descubrirla, nuestro corazón de secundarla y nuestra cabeza de no olvidarse de su presencia."
Aquí casi resumes lo más importante y con lo que debemos quedarnos.
Si uno solo ve la parte negra que las noticias día tras día nos trae, caeríamos en un desánimo preocupante, incluso olvidaríamos precisamente algo que has dicho y es muy importante; que la bondad existe y que debemos tener los ojos limpios para verla, el corazón abierto para acogerla y la mente clara para contagiarnos e imitarla.
Recibir y dar.
Compensar la balanza y si se puede, aportar el granito de arena para que caiga del lado de la bondad.
Gracias. Precioso post.
Un abrazo.