19 de enero de 2013

Drama en Argelia


"El asalto a la planta de Argelia deja 30 rehenes muertos, 7 de ellos occidentales."

Desde el primer momento se vio que se trataba de un suceso importante y que podía acabar mal; por desgracia se confirmaron las peores impresiones y alrededor de 30 personas han muerto en una operación de rescate organizada por el ejército de Argelia, aunque las noticias que van viniendo son confusas y los datos no acaban de ser definitivos. Es posible que los argelinos se precipitaran, seguro que se discute la oportunidad y el acierto de tal operación, pero ahora lo que produce un inmenso dolor es la muerte absurda de tantas personas. Son días de duelo para Occidente, es tiempo de luto para el mundo. Nos queda rezar e intentar perdonar.

Corren malos tiempos y no sólo en el aspecto económico; como bien ha dicho el presidente francés Holland, en Europa no estamos seguros ante la amenaza islámica, y no se si todos somos conscientes del problema y si estamos preparados para enfrentarnos a él. Y no me preocupa tan sólo la cuestión estratégica, el tema de la seguridad, que impuestos pagamos para quienes tienen responsabilidades lo solucionen: lo que me estremece, lo que me causa desazón interior, es que intuyo que nos hemos vuelto débiles, frágiles, ... que los europeos nos hemos convertido en gentes en decadencia, incapaces de unirnos para hacer frente al enemigo. Tengo que reforzar mi esperanza para superar esta sensación de derrumbe, de ir camino de la catarata. afortunadamente quedan quienes te ayudan a reconsiderar que vale la pena.


10 comentarios:

Driver dijo...

Leyendo historia y tomando perspectiva, reflexiono sobre el hecho de que la caída de los grandes imperios, viene precedida de:
- Crisis de valores.
- Falta de liderazgo.
- Desunión entre los dirigentes.
- Estructura social desordenada.
- Cambios económicos y sociales, rápidos y sin un "plan estratégico general".

Por su parte, las "fuerzas conquistadoras", suelen tener características comunes.

- Juventud arrogante.
- Pirámide de edad, invertida respecto a las "fuerzas conquistadas".
- Necesidad imperiosa de expandirse.
- Nada que perder.

Deduzco que estos movimientos sociales son supranacionales, inevitables y en cierta forma, irremisiblemente naturales.

Como dijo aquel famoso biólogo:
"El tiburón sobrevive, el diplodocus no".

Modestino dijo...

Queda claro que en esas estamos ... A ver cómo sale.

tomae dijo...

Tu post de hoy me ha llevado a Pere Duran Farrell presidente de Gas Natural ... a través de la compañía que presidía, realizó las gestiones necesarias para traernos el gas argelino a España...

Cada año, con su mujer pasaba de una a dos semanas en el desierto, eran sus mejores vacaciones. Les acompañaban sus amigos tuaregs ...y es allí donde aprendía la coherencia de muchas cosas que ocurren en occidente...

He encontrado esto, por la red:

http://www.tv3.cat/videos/2735710

Modestino dijo...

Hay un libro magnífico de Alberto Vázquez Figueroa titulado "Tuareg", efectivamente debe de ser un pueblo de mentes privilegiadas.

susana dijo...

Ellos luchan con el ímpetu de quien no tiene nada que perder. Un beso.

opinadora dijo...

Lo que esta claro,a mi modo de ver es que estamos en un momento de muchos cambios y no parece vislumbrarse muy bien hacia donde nos dirigimos.,Por lo menos lo que se llama "los ciudadanos de a pie".Cuanta más información menos conocimento,parece.

opinadora dijo...

Bueno la frase que dijo Einstein,era cada vez sabemos más y entendemos menos

Modestino dijo...

Einstein no daba, desde luego, puntada sin hilo. El futuro es incierto, hoy más que nunca.

veronicia dijo...

El mayor enemigo de los europeos no son los islamistas (ni que decir tiene que una religión practicada por 1200 millones de personas los convierte en terroristas a todos)sino nuestro propio modo de vida con un nivel de consumo insostenible para el planeta.
Para mantener nuestro nivel de consumo millones de personas fuera de europa viven en condiciones de miseria, y no nos importa ni nos preocupa.

Modestino dijo...

Buena reflexión; en el pecado estamos llevando la penitencia y lo que nos queda por sufrir...