15 de enero de 2013

Un anuncio de "entonces"



Mi infancia no son recuerdos de un patio de Sevilla, ni de un huerto claro donde madura el limonero ... ¡ojalá!, posiblemente hubiera resultado un hombre más completo y maduro e incluso puede que menos de piso, pero como tantos otros de mi generación, los "tugurios" de máquinas y billares, el fútbol y, por encima de todo, la televisión fueron protagonistas de esos años de crecimiento, ingenuidad y diversiones. Y la televisión la veíamos con tanta fruición que no nos limitábamos a hacer pleno con programas infantiles como los de Valentina, Locomotoro, el Capitán Tan y el Tío Aquiles, los "Dibujos Animados" de Hanna & Barbera , Buggs Bunny, Félix el Gato, o el Pájaro Loco, el "Cine Cómico", los concursos televisivos, las pelis de "Sesión de Tarde" y series toleradas como "Embrujada" y "Viaje al fondo del mar", sino que también nos tragábamos los anuncios, cuyos slogans y cancioncillas terminábamos aprendiéndonos de memoria. Resultaban ser especialmente creativos los anuncios animados como el del cerdo que también prefería "Sanders" o la vaca cuyo último deseo antes de pasar por el matadero era morir condimentada en doble caldo "Starlux", sin olvidar las célebres muñecas de "Famosa" que se dirigían al portal. También nos fijábamos como si de película oscarizada se tratara en el resto de la publicidad, como la del detergente "Persil" al ritmo de la marcha nupcial de Mendelssohn, el de la olla "Magefesa", el del caballo de "Terry" o ese inolvidable "sketch" del madurete al que una bella actriz cuyo nombre no recuerdo le preguntaba eso de "eres joven, guapo y con dinero, ¿qué más quieres, Baldomero?", y Baldomero, suspirando, aseguraba necesitar también una maquinilla de afeitar "Philishave".

Pero no se porqué razón, y ante cierta sequedad de ideas a la hora de elaborar un post rápido, me ha venido a la cabeza el anuncio de aceitunas "La Española", ese que aseguraba que se trataba de "una aceituna como ninguna", excitando el buen paladar al afirmar que estaba "rellena de rica anchoa". Sin duda era un buen "spot", a la altura de una empresa ubicada en la localidad alicantina de Alcoy que en la actualidad sigue en pie, incluso con una magnífica página web en la que, entre otras cosas, uno puede escuchar el famoso "sonsonete" e introducirse en un auténtico museo. Y es que de siempre las aceitunas han sido un excelente producto para un buen aperitivo; hoy en día se pueden encontrar todo tipo de "virguerías" en la barra de un bar, con montaditos, fritos de lo más sofisticados, carpaccios, brandadas y otras "pijadas", pero en otros tiempos las olivas y las patatas, frecuentemente envueltas en unos bastos celofanes amarillentos, eran acompañantes casi exclusivas de la cañita dominical. Y para que quienes ya peinamos canas demos un tiento a la nostalgia, aquí dejo un breve recuerdo de ese anuncio sencillo y sugerente ... y así el hilo de hoy no sólo ha salido rápido, sino también "sustancioso".

13 comentarios:

susana dijo...

Lo que pasa es que las aceitunas la Española ya no están rellenas de rica anchoa. Todo lo más llevan algo que lo recuerda. Hay cosas que no vuelven. Un beso.

Modestino dijo...

Caramba, así que ahora llevan sucedáneos ... una pena, porque sin "rica anchoa" ya no son lo mismo ;);)

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Modestino, ¡me encantan estos posts "revival"! y me permito sugerirte uno con el que disfrutaremos muchísimo leyéndolo:¿te acuerdas de los "dos rombos" en la tele? En mi casa eran sagrados...jajajaa...
Muchos besos amigo mío
Asun

Modestino dijo...

Comprometido: hablaremos de los rombos. En mi casa era ya sagrado el rombo solitario :) ... que tensión a ver si salía¡¡¡¡

Tommy dijo...

En aquella época era corriente utilizar composiciones musicales originales para los anuncios. Ahora es cada vez más inusual. Cogen una canción preexistente, no necesariamente moderna (depende de lo que se quiera vender), y ya la canción queda indisolublemente unida al producto. Qué razón tenía Serrat cuando se negó a que su "Hoy puede ser un gran día" se empleara en un anuncio de compresas. Aunque a Tip y Coll no les hacía falta música para promocionar una marca nada menos que de papel higiénico, seguro que algunos lo recordáis.

Modestino dijo...

De Tip y Coll recuerdo su anuncio de tónica Daily Tonic, con el Lena de "daily que Daisy", y cuando no se cual de ellos le metía la botella en la boca al otro y afirmaba eso de que "sin casco mucho mejor".

Anónimo dijo...

La fabrica de La Española, aceituna como ninguna, donde la elaboraban, estaba en Gines (Sevilla). La desmantelaron hace años para construir adosaditas. Hoy es un gran solar porque la crisis se les vino encima y no pudieron construir. DE ESO QUE NOS LIBRAMO......

..

Modestino dijo...

No conocía esos datos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.