21 de enero de 2018

Un recuerdo, un tesoro


El pasado viernes cogí el AVE de Madrid. El tren venía de Huesca y la salida de la Estación Delicias estaba fijada a las 9.00. Una vez más "Adif" fue puntual y no hubo retrasos ni al salir ni al llegar. En la capital se está celebrando la enésima temporada de "Fitur" y precisamente el 19 era el día señalado para el stand de Aragón. Por esta razón el AVE venía ya cargado de la capital oscense y en Zaragoza se terminó de completar el pasaje. Allí había políticos, empresarios, comerciantes, ... y tuve ocasión de saludar a varios: algunos con la nostalgia de mi aún reciente pasado oscense y otros que se montaban en el vagón a la vez que yo y quien me acompañaba.

No iba a "Fitur", y con todos mis respetos, estoy seguro de que mi plan fue mucho más bonito que el de quienes iban de "feria de turismo", ...eso sí, por elevación. A mí siempre me han gustado estos viajes rápidos a Madrid ... no se si por provinciano, por entusiasta -no siempre lo soy- o porque valoro los pequeños placeres que ocasionalmente te ofrece la vida. La cuestión es que tras regresar a Zaragoza, u a pesar del cansancio y del enésimo disgusto del equipo de mis amores, me acosté feliz por un día hermoso ... y no fue así por grandes acontecimientos ni especiales descubrimientos, sino porque la horas se pasaron con el protagonismo de la sencillez y el afecto de todos y cada uno de los que en mayor o menor medida protagonizaron la jornada.

No voy a aburrir con detalles concretos, no hace falta: hubo visitas, librerías de viejo, exposiciones, aperitivos de nivel y una comida estupenda, pero sobre todo hubo ocasión de comprobar que la gente es buena, por más de que en ocasiones cerremos los ojos a esta realidad, parezca que nos negamos a descubrir la belleza interior de cada uno. A todos los que protagonizaron un viernes cuyo mayor encanto fue la naturalidad y la ausencia de pompa y exhibición, mi agradecimiento más profundo. Es bonito comprobar eso de "puedes contar conmigo".

1 comentario:

Susana M dijo...

Me alegro mucho de que lo disfrutarás. Un beso.