26 de octubre de 2016

Color de rosa


Todos hemos caído alguna vez en la tentación de ver la vida "color de rosa". Al principio debió de ser la ingenuidad infantil, tal vez más tarde la "tontuna" adolescente y después el idealismo propio de la juventud, aunque en este caso no es descartable que ese idealismo surgiera ante la bofetada de realidad que provoca la simple apertura de los ojos a las complejas realidades que ofrece la vida. Quizá deberían enseñarnos desde niños que el rosa es un color más, muy lejos de la cualidad de  protagonista cotidiano.

Quien esto escribe tiene cierta conciencia de ingenuidad, y nunca ha terminado de asumir del todo que no todos los que te sonrien y palmean los hombros lo hace porque te quieren, que algunas historias hermosas y estimulantes que te han contado han sufrido previo maquillaje y edulcoración, ... incluso a veces andan dotadas de buenas dosis de imaginación, que nadie es perfecto, que más de una vez le han vendido la moto, ... en definitiva, que la vida es muy complicada aunque haya conocido gente con una maquinita con tres botones que cree solucionan todas sus cuitas y se enfadan si planteas las dificultades de cualquier actividad.

La vida no es de color de rosa, y si no lo admites corres el peligro de negar evidencias, aislarte de los demás y terminar pasándolas canutas. No es bueno crear ídolos, admirar seres" perfectos" ... más que nada porque no existe la perfección. Por eso es bueno asumir las propias responsabilidades, no dar más explicaciones que las exigibles en cada caso, emular virtudes y no personas, no ampliar el breve capítulo de los dogmas ni adaptar sucesos y noticias más al deseo que a la realidad.

Paradójicamente, tan cierto como que la vida no es de color de rosa, es que la vida es bella. Necesitamos descubrir los coloridos detrás de cada vivencia, de cada suceso, .... también de cada drama personal. Una belleza que provoca la naturaleza y los valores de las personas. Cada día, cada mañana es un reto, pero no porque te pongan la alfombra roja, ni haya reglamentos infalibles ... ni te hagan "la ola", sino porque deberíamos ser capaces de descubrir la belleza en medio del "fregao".

4 comentarios:

Susana M dijo...

Buenos consejos. Un beso.

Antonio Ayala Payet dijo...

¡ Un muy grato saludo ! Me ha gustado mucho tu artículo y que lo compartas, la mar de bien --Color de Rosa-- Es un ventana abierta a la Vida, con un enfoque vitalista y relativista a la vez, de modo constructivo.Las muestras de perfeccionismo y buenismo rosa, nos pueden llevar a confundir la realidad y la ficcción, de muchas situaciones humanas...Incluso la conocida frase , aparece en una serie de ocasiones, de nuestro recorrido vital. //& Hay nobles sugerencias y aportaciones, en tu notable artículo, que ayudan en el recorrido diario y vital..Felicitaciones // &

Acabo de publicar en Blogger-Blogspot: ¡ " EL CAMINO DE TU VIDA ", DELICIOSO DOCUMENTAL,-- OTRA SINGULAR MIRADA AL "CAMINO DE SANTIAGO"-BUEN CAMINO PEREGRINO- ! 11-Once Jóvenes del desierto de Arizona viajan hasta España para realizar el Camino de Santiago recorriendo los lugares más hermosos del Norte de España a través del Camino de Norte y el Camino Primitivo, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
¡ Lo comparto con gusto y con el deseo de que os agrade e interese..Muchas gracias, seguimos en buena conversación-puntos de encuentro !

Anónimo dijo...

Yo he escuchado mas veces "la vida no es de color de rosa" que lo contrario, pero la verdad es que para mi si lo es. Yo no tengo el mérito, ha sido la suerte(para los paganos) o mejor la divina providencia (para mi) la que me ha ido guiando.
No me centro en lo que no soy sino en lo que si y no le doy mas importancia a lo que no tengo que a lo que tengo.
Reflexiono sobre porque la bioquimica del cerebro controla la percepcion de la realidad o porque culturalmente sociedades menos ricas son mas felices.
A veces soy consciente de la distorsion sobre la realidad que tengo y recuerdo el monologo de Seguismundo que tanto me impacto.
Por todo eso creo que la vida si puede ser rosa.

Modestino dijo...

A veces agradecería que algún anonimo me diera alguna pista de quien es ... asín agradecería más fuertemente, si cabe, un comentario como el anterior, que posiblemente da cierto giro a mi post ... me ha hecho pensar especialmente eso de "porque culturalmente sociedades menos ricas son mas felices" ... lo escuchamos tantas veces y parece que no cala, y debería calar.

Gracias¡¡¡