16 de octubre de 2015

Los límites y las formas


Ayer se concedió el Premio "Planeta", ese galardón que como hace sólo un rinstante me ha comentado un buen amigo, es definido por algunos como "el premio que otorga la Editorial Planeta a una novela para que la compren los que no leen libros y se la regalen a quienes los leen". Este año el "trofeo" en cuestión -acompañado de los más de 600.000 € que conlleva- ha sido para la escritora manchega Alicia Giménez Bartlet y una novela titulada "Hombres desnudos". La autora premiada tiene tras de si una larga trayectoria literaria y quienes disfrutamos con el género negro sabemos de la calidad de sus novelas, protagonizadas por la inspectora de policía Petra Delicado. Alicia Giménez Bartlet se encuentra, sin duda, entre la élite de la novela negra en España.

Al parecer  su nuevo libro no entra dentro del tipo policíaco, aunque seguro que está tan bien escrito como las intrigas que suele desvelar la referida inspectora. No obstante, la anécdota de la fiesta de entrega de premios tiene que ver con la indumentaria de la ganadora, pues Doña Alicia se presentó con una especie de sudadera plateada en cuya parte delantera aparecían claramente bordadas las letras que conforman la palabra "merde". Se ve que está de moda el estilo trasngresor, y la escritora no quiso sustraerse a la tentación de llamar la atención y ejercer de antisistema. Tal vez haya quienes saquen conclusiones positivas al "performance" de la Sra. Giménez, pero a mí, que debo hacerme cada día más mayor y consolidar así cierta mentalidad semi-antigua/semi-conservadora, el "pullover" en cuestión lo que me parece es una zafiedad y una falta de respeto.

El hecho de presentarse así me mueve a intuir que  la escritora ya conocía la decisión del jurado cuando eligió "modelete", pues si alguien se viste de esas trazas y luce tal vocablo en la pechera, imagino que será porque espera que lo vea mucha gente, que su persona vaya a tener protagonismo. Su ejercicio de anti-sistema, su actitud de reírse de las formas y las sensibilidades imagino que no le impidió pasar por caja a recoger su, sin duda merecido, premio en metálico. Como colofón aseguró que "Hay que tener un par de cojones para venir vestida así", frase que me temo no añade elegancia al asunto.

5 comentarios:

Marta dijo...

"El pensar simbólico no es exclusivo el niño, del poeta o del desequilibrado. Es consustancial al ser humano: precede al lenguaje y a la razón discursiva. A veces el símbolo revela aspectos de la realidad -quizás los más profundos- que se niegan a cualquier otro medio de conocimiento.

Imágenes, símbolos, mitos, no son creaciones irresponsables de la psique; pueden responder una necesidad y llenar una función: dejar al desnudo las modalidades del ser."

Mircea Eliade, en su libro "Images et symboles".

Modestino dijo...

Hay imágenes, Marta, que cuando menos son inelegantes .... y tal vez yo un poco rígido en según que cosas ... no se ... :)

Brunetti dijo...

Pues, ¿sabes qué, Modestino?

Puestos a ser soeces, yo al que envío a defecar es a su libro.

Se puede ser muy, pero que muy feliz sin leer (y por supuesto sin comprar) la novela ganadora del Premio Planeta.

Buen fin de semana, que es lo único importante.

Susana M dijo...

ganas de fastidiar. Un beso.

Carmen J. dijo...

Postureo. O pose, que se decía antiguamente.