22 de septiembre de 2015

Se ve que a Trueba le gusta ser protagonista


"La verdad es que yo nunca me he sentido español, ni cinco minutos de mi vida" ... con esta frase se descolgó el cineasta Fernando Trueba tras recoger de manos del ministro de Cultura el Premio Nacional de Cinematografía. Hay libertad de expresión, y es evidente que el hombre tiene derecho a manifestarse como le venga en gana, aunque también deberá aceptar que a la vista de lo dicho, del momento y de las circunstancias su intervención no fue ni educada, ni oportuna ni elegante. Ahora intenta arreglar el desaguisado afirmando que sólo quiso decir algo gracioso y no tenía ánimo de ofender a nadie, ... de ser así habrá que disculparle las intenciones, aunque sumar a su bagaje cierta falta de inteligencia ... o el no saber expresarse, cosa poco aceptable en alguien que se dedica al llamado séptimo arte.

No se trata de reaccionar con visceralidad ni de ejercitar rancios españolismos, tan sólo me parece que no está de más meditar un poco sobre esa especie de alergia de tantos a ejercer de patriota, lo que puedo comprender si se entiende por tal el mantener posiciones excluyentes, creerse mejor que nadie o fundamentar posturas y convicciones en simples frases, símbolos o himnos, pero que también cabe valorar como el sano orgullo de pertenecer a una tierra que tiene su historia y sus valores, en no ser ni un nihilista ni un desarraigado.

Al menos yo ando bien orgulloso de haber nacido y vivir en un lugar donde nacieron, vivieron y exhibieron sus dones personales Cervantes, Velázquez, Goya, Santa Teresa de Jesús, Lope de Vega, Galdós, Emilia Pardo Bazán, Sorolla, Pío Baroja, Machado, Federico García Lorca, Buñuel, Severo Ochoa, Concepción Arenal, Ramón y Cajal, Agustina de Aragón, Andrés Segovia, Montserrat Caballé,  y muchísimos más. También lo estoy cuando recuerdo veo las maravillas del románico o las catedrales góticas, cuando me paso por la iglesia de Santa María del Mar, cuando contemplo el plateresco de la Catedral de Santiago, o el mudéjar de Teruel, cuando he paseado por Salamanca, Toledo, Córdoba, Baeza o Morella, ...  Y cada mañana -y cada tarde- me cruzo con hombres y mujeres a quienes conozco más o menos, pero de los que estoy bien contento de ser su paisano. No dudo que Fernado Trueba sea un excelente director de cine, pero a lo mejor sería más justo y equitativo si aprendiera también cuales son los momentos oportunos de callar y que tal vez sus valores -que imagino los tendrá- no son ni únicos ni exclusivos.

Al menos a mí no me ofende que Trueba no se sienta español, aunque me disgusta lo que dijo, porque intuyo que en el fondo de lo que se trata es de provocar un poco, de herir a algunos y de insistir en marginar a quien no ande en su línea.

7 comentarios:

tomae dijo...

Tiene una mirada parecida a la de Oriol Junqueres ;)

Modestino dijo...

Miradas torcidas, gente de poco fiar ...

Marta M. dijo...

Hola: para ser coherente con su declaración debería de haber renunciado al premio porque es un Premio Nacional de Cinematografía. Estoy cansada de este tipo de gente que se avergüenzan de ser españoles. Con respecto a que quiso decir algo gracioso, pues yo no le veo la gracia por ninguna parte... que le retiren el premio... me parece una falta de educación. Seguimos en contacto

Modestino dijo...

Lo de hacer una gracia es la típica salida de alguien que se da cuenta que ha metido la pata.

Lo que pasa es que idolatramos a la gente, como ganan Oscars parece que deben ser intocables y pueden largar lo que quieran.

Susana M dijo...

son ganas de fastidiar nada mas. un beso.

sunsi dijo...

Estos pseudointelectuales del mundo del cine... A mí sí me ofende, Modestino. Tal vez porque soy de y vivo en una tierra que anda en la cuerda floja en gran parte por la teoría de los sentimientos. Me topo con este personaje justo cuando "me siento" maleducada... y no respondo.
Un abrazo, Modestino.
Visca Santa Tecla!

Modestino dijo...

Viva siempre Santa Tecla.. aunque yo llegue tarde.