24 de noviembre de 2014

Personajes con Porsche


Dios me libre de poner trabas a los deseos de cada cual, a los gustos y caprichos. Si alguien conduce un Porsche habrá que pensar que es porque puede permitírselo, aunque no sería la primera vez que te enteras que hay quien ha estado presumiendo de coche chulo y ha terminado sucediendo que era propiedad del banco ... y que el tipo no pagaba los plazos del crédito solicitado para financiarlo. De cualquier manera a quien disfrute al volante de uno de esos deportivos de la marca con sede en Stuttgart sólo le deseo que sea feliz en la conducción y comprensivo con el resto de conductores más modestos ... aunque no pueda evitar sospechar que tales gustos puedan rozar el elitismo o el gusto por aparentar.

En los últimos tiempos me he topado en varias ocasiones con individuos aparcando un  Porsche deportivo, de esos biplaza, aunque mi ignorancia en la materia no me permita especificar modelos y demás; posiblemente por casualidad, todos presentaban un aspecto y actitud similares: hombres de mediana edad, que salen del vehículo con aires de "aquí estoy yo", vestidos a la última, con pantalones estrechos, chaquetas último grito y zapatos puntiagudos,  en fin, gente triunfadora y amiga de la velocidad.

No cabe duda de que debe de tener su encanto alcanzar grandes velocidades, disfrutar de los últimos avances mecánicos y tecnológicos en cuestión de automóviles, gozar de embellecedores que lucen por dentro mientras conduces, a la vez que por fuera se exhibe una línea inconfundible capaz de provocar envidias y admiraciones. Pero que le vamos a hacer, a mí estos caprichos me parecen efímeros y disfruto más con cosas menos aparentes.

7 comentarios:

Aprendiz dijo...

Nosotros le tenemos alquilada una plaza de garaje a un Porsche, y quien lo conduce es una mujer de mediana edad, notaria y soltera. Supongo que cuando tienes dinero da cosa comprarse algo más normalito. De vez en cuando saca a pasear su Audi para que no se le estropeé el motor.

Aprendiz dijo...

Supongo que esto queda muy superficial para personas que vivimos más al día, y me parece pecado para los que venden la casa para comprarse el Porsche, pero para el que se lo pueda permitir me parece genial.

Modestino dijo...

Por supuesto que puede ser genial, y lícito ... aunque, independientemente del poder económico que sin duda hay que tener para comprar uno, no deja de ser un vehículo para determinadas personas ... lo que no quiere decir ni que sea regla fija ni que sea malo.

tomae dijo...

¿y porqué Porche y no Ferrari?

...mira que eres modesto. ;)

Anónimo dijo...

Además de genial, lícito, poder económico y cierta escala de valores, ... el/la que los conduce y/o les acompaña requiere de una flexibilidad y agilidad increíbles que, al parecer, sólo se alcanza "a mediana edad".
Cuando los veo salir o meterse en uno de estos biplazas me recuerdan a cuando hace años nos metíamos seis u ocho en el seiscientos de mi tío para las fiestas y ... ¡lo aparcábamos a peso!

Susana Moreno dijo...

La verdad es que ese coche pega más con un joven, pero no pueden permitírselo. Un beso.

Modestino dijo...

Es cierto ... es un 600 para ricos :)