8 de noviembre de 2014

Nostalgias a partir de una pastilla de jabón


Me viene a la cabeza el viejo chiste del baturro que discutía con su amigo asegurando que el mazacote amarillento que asomaba tras la luna  de un establecimiento de ultramarinos era queso, mientras su colega le aseguraba que era jabón "Lagarto" y cuando entró pidiendo unos gramos del queso que lucía en el escaparate, y el dependiente le dijo que era jabón, puso sus brazos en jarras y dijo: "otrooooo que tal". Y es que el jabón "Lagarto" es capaz de traernos tantas cosas a la cabeza, que hasta nos puede desviar el sentido común.

Sin lugar a dudas estas pastillas "marronosas" nos evocan demasiadas cosas del pasado, desde las viejas cocinas y los astrosos fregaderos con grifos oxidados, goteos descontrolados y estropajos deshilachados hasta tiendas seculares, donde los detergentes se combinaban con banastas de sardinas, chocolates envueltos en papel de estraza, galletas de vainilla, legumbres variadas y cajas de quesitos en porciones. A uno le vienen a la cabeza los tiempos de las neveras en las que se reponía el hielo que servían a domicilio, calefacciones con carbón y leña, avenidas en las que el 600 y los taxis 1500 compartían calzada con isocarros y bicicletas vetustas y ajadas, televisiones con un sólo canal y radios con seriales, programas benéficos y canciones dedicadas.

Si, con el siglo XXI ya avanzado y con una sociedad cambiada radicalmente, el jabón "Lagarto", que por cierto sigue siendo comercializado, se ha convertido casi en pieza de museo, en objeto desfasado ... y me temo que no infrecuentemente a mí me pasa los mismo, cada vez me viene más a la cabeza la idea de que mis modos y formas empiezan a ser reducto de otras épocas.



5 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Sabías que se exportaba a la urss? Un beso.

Modestino dijo...

Pues no lo sabía, y a USA? ... ;)

releante dijo...

que recuerdos me traen a mi estos jabones. Aún no hace mucho mi madre y abuela lavaban la ropa en el lavadero de piedra en la casa del pueblo, es más, de pequeños, nos metían en la pileta, a mí y a mis hermanos y nos daban un buen refrote con el Lagarto, que lo limpiaba todo!!!. Un abrazo

Modestino dijo...

Recuerdos bonitos y sanos.

Anónimo dijo...

También habia jabon de escamas Lagarto