20 de mayo de 2014

¿Qué hay de la empatía?


En bastantes ocasiones he escuchado eso de que uno elige a sus amigos; posiblemente sea, como tantas otras, una verdad relativa, algo que no permite comprobaciones matemáticas. Ya he tratado otras veces la cuestión de las amistades interesadas y desinteresadas, a lo que cabe añadir tantas circunstancias que pueden condicionar nuestras relaciones, nuestras inclinaciones y hasta nuestros afectos. Con todas las precisiones que se quieran hacer, a mí no me cabe duda de que existe la empatía, que hay personas con las que se conecta mejor que con otras, que en este camino de la vida te cruzas a veces con quien estarías dispuesto a estar el tiempo que haga falta mientras que en otras ocasiones no descansas hasta que te quitas de encima una visita, alguien que te encuentras por la calle o al típico individuo que comparece en la fiesta para deslucir expectativas.

¿Dónde está la empatía?, ¿la llevamos dentro de nosotros?, ¿surge cuando dos personas conectan mutuamente?, ¿unos son más "empáticos" que otros?, ... a mí hay personas que me cautivan, y quienes lo hacen en los últimos tiempos no son ni ricos, ni excesivamente sabios, ni van por la vida de ejemplares, ...  ¿tienen empatía?, intuyo que ahí está la clave, la empatía que a veces tiene forma de sonrisa, otras de amabilidad, otras de servicio, ... la empatía que produce una mirada sincera, un apretón de manos que va más allá del compromiso o el protocolo, un detalle de proximidad, una manifestación de confianza. 

La clave de una amistad que funciona tiene que ver, en buena parte, con la confianza, y ésta supone una recíproca inclinación que tiene mucho de empatía, ... o de lo que por ahí se entiende por empatía. En ocasiones compruebo como algunos intentan, incluso desesperadamente, conseguir la amistad de otros, puede que por intereses económicos, de influencias, de poder, ... por necesidad de senitrse querido, hasta por afanes de ayudar llenos de buena intención, ... y veo como no hacen más que dar coces contra el aguijón. Podemos teorizar todo lo que queramos, pero no podremos prescindir de la empatía, tenemos que contar con ella.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay gente con la conectas y otra con la que no. Y eso te das cuenta en 2 segundos. Pues hay con quien tienes un trato mas o menos cordial , pero eso no es empatia. Y después claro está la gente que mejor perderla que encontrarla. No creo que tenga que ver con qué se trate de buena o mala gente.

Modestino dijo...

Pues no, hay algo especial ... llámalo química, simbiosis, ...

Susana Moreno dijo...

Creo que es realmente difícil encontrar a alguien con quien puedas conectar. Un beso.

Carmen J. dijo...

Pues yo creo que se tiene o no se tiene, y si se tiene se tiene mucha o poca. Pero no se tiene unas veces sí y otras no. Tal vez no entendamos lo mismo por empatía.

Carmen J. dijo...

Y por cierto: me encanta la foto que has escogido.

Modestino dijo...

Yo creo que entendemos lo mismo, Carmen, tal vez nome explique bien ... se tiene o no se tiene.