26 de diciembre de 2013

Drama en un lugar distinto



Un rayo destruye un emblemático santuario en Muxía

Un incendio ha destrozado el emblemático santuario de A Virxe da Barca, en el municipio coruñés de Muxía. Las primeras hipótesis mantienen como causa del incendio la caída de un rayo en un transformador próximo a la iglesia, que se quemó y transmitió el fuego a través de los cables a la sacristía, cuyo tejado ya se ha venido abajo. La cúpula central se mantiene en pie, aunque los bomberos y efectivos que trabajan en la extinción de las llamas consideran que podría caer también.

El templo está considerado uno de los más emblemáticos de Galicia y se encuentra ubicado en la Costa da Morte, justo al lado del mar. El retablo central ha desaparecido por el efecto del fuego, mientras que los retablos laterales han resultado quemados, aunque no en su integridad, y sólo se han salvado de las llamas elementos como bancos o confesionarios, de menor valor cultural

Hoy me he despertado con esta noticia: un gran disgusto. Hace cuatro veranos visité este lugar y esta santuario tan especial y hoy no puedo evitar la tristeza ante un acontecimiento de este calado. SIrvan estas líneas de recuerdo lleno de cariño a unas gentes que tienen que compatibilizar la suerte de vivir en un lugar lleno de belleza y la tensión de depender de la furia de los elementos.

Tras mi visita a Costa da Morte hice un post cuyo enlace dejo en homenaje a Muxía.


http://modestino.blogspot.com.es/2010/08/muxia-un-mar-diferente.html

4 comentarios:

susana dijo...

Es una lástima. Un beso.

Modestino dijo...

Una completa lástima, un beso también.

Driver dijo...

El mundo esta lleno de iglesias que han sido devoradas por las llamas, cuyos campanarios se han precipitado al vacio por efecto de movimientos teluricos, que han sido bombardeadas en el transcurso de conflictos belicos o arrastradas por las aguas de riadas descontroladas.
Y luego, viene un maestro de obras, un sacerdote y una persona con la cabeza bien amueblada que sabe hacer numeros.
Miran el desastre.
Se miran entre ellos.
Y dicen la frase que sostiene a toda ua civilizacion.

Bien, veamos por donde empezamos.

Y el mundo sigue girando.

Modestino dijo...

Sí, Driver ... es ley de vida y al cerrarse una puerta, se abre otra: afortunadamente.