22 de diciembre de 2012

Rato increpado


"Afectados por las preferentes de Bankia que se han concentrado con pancartas en las puertas de la Audiencia Nacional y han increpado al ex-presidente de la entidad Rodrigo Rato al grito de "chorizo", "estafador" y "ladrón" a su llegada al tribunal."

El caso "Bankia" tiene enfadados a muchos ciudadanos y parece que sobran los motivos para que sea así; Rodrigo Rato, quien fuera brillante y reconocido Vicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar y nada menos que Presidente del Fondo Monetario Internacional, vive ahora la otra cara de la moneda y sufre el acre sabor del descrédito y demás consecuencias derivadas de haber adquirido la condición de imputado. Habrá que esperar a que los acontecimientos se desarrollen, a que la Justicia de su veredicto sobre el tema y, fundamentalmente, sobre la responsabilidad de Rato, pero no cabe duda de que la situación del político español es una muestra más de la fugacidad de la gloria humana y de lo fácilmente que se comprueba cómo los ídolos tienen, no pocas veces, los pies de barro.

Queda dicho que es comprensible y hasta lógica la indignación de quien se ve afectado por un descalabro de esta naturaleza, pero la imagen de una serie de personas gritando como posesos y pronunciando palabras tan fuertes como las dichas también nos tiene que hacer pensar. Andamos en tiempos convulsos y el personal anda nervioso y excitado; repito que no se puede esperar otra cosa y que es fácil reclamar tranquilidad desde el teclado de un portátil, pero no es menos cierto que determinados modos y formas hacen sospechar que junto a la indignación y el enfado también pueden aparecer en ocasiones ciertos excesos; tal vez sea posible plantar cara a quien no ha estado a la altura con fuerza y claridad sin necesidad de caer en el insulto y obviar el más mínimo respeto. He visto demasiadas veces a grupos de personas increpando a quienes comparecían en edificios judiciales para rendir cuentas de sus delitos, en ocasiones se trataba de la justificable exteriorización del dolor de las víctimas, pero en otras no he podido evitar intuir la cobardía de quien saca sus peores instintos camuflado en el anonimato que proporciona la masa.

6 comentarios:

susana dijo...

Creo que no tiene sentido desahogar nuestra frustración en una persona, cuando se trata de un tema tan complejo y con tantas causas. Como dices, hay gente que aprovecha cualquier excusa para increpar. Un beso.

tomae dijo...

Hay otras cosas que no se hablan sobre las Preferentes, Modestino...y es que ésos productos de inversión "hibridos" (tal como los llama Guindos) eran también un instrumento de capitalización de las Cajas De Ahorro (pues no tenían los mecanismos necesarios para captar recursos como los Bancos en la Bolsa) ...

Cuesta entender que todo un Ministro, Director del FMI y resto de autoridades del Banco de España y la CNMV no estuvieran al quite de lo que podía avecinarse ...

Modestino dijo...

Anadiria que hay quien ya no puede vivir sin protestar por algo.

Modestino dijo...

Tomae, si no discuto la posible responsabilidad de Rato, me limito a reflejar el exceso de crispación que, desde mi punto de vista menudea.

veronicia dijo...

No estoy de acuerdo en que esas personas hayan utilizado cualquier escusa para increpar.
Cuando lo llaman ladrón y estafador le está resumiendo un auto en pocas palabras- un auto 49 páginas del 4 de julio del 2012 que explica porque la querella va para adelante por a)delito de falsedad en cuentas anuales y de los balances 290 CP b)delito de administracion desleal o fraudulenta 295 c) maquinacion para alterar el precio de las cosas 284CP d)delito de apropiacion indebida y administracion desleal en relacion a prejubilaciones y blindajes autoconcedidos por los consejeros de las cajas 252 CP-
Y por hacer una comparacion; si lo que vendía Bankia lo hubiera llamado "porquerias" que es lo que son en lugar de "preferentes" esas personas no hubieran perdido sus ahorros.

Modestino dijo...

Esperaremos a ver si hay acusación contra Rato; a veces hay condenas previas, y a veces hay quien busca "vendetta" y no justicia.