25 de septiembre de 2010

Frase de Borges



“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.”

(Jorge Luis Borges)

Annemarie ha despertado en mí el deseo, el interés por conocer más a Borges; aún me tengo que poner manos a la obra, pero buceando en la red he encontrado esta frase que me ha gustado ... aunque tengo cierto temor a no interpretar adecuadamente las palabras del gran literato y pensador argentino. Por eso he tenido hasta la tentación de dejar la frase sin más, para ver si algún lector de este blog aporta su visión particular sobre la misma.

De cualquier manera, me ha encantado la metáfora que define el contenido de nuestra memoria como "museo de formas inconstantes" o "montón de espejos rotos", todo ello añadido del epíteto de "quimérico". Y es que nuestra memoria la llenan retazos, jirones de recuerdos, trazos de nuestra vida ... dotados muchas veces de una doble parcialidad: la de los hechos incompletos y la de nuestra propia subjetividad. No es bueno vivir de recuerdos, pero tampoco lo es hacerlo sin ellos.

La memoria es enseñanza, lo que hemos pasado nos sirve de experiencia, nos da madurez; hay veces que olvidamos porque por mucho que se diga "el saber sí ocupa lugar", pero en otras ocasiones parece que el olvido es más voluntarista, nos resistimos a asimilar lo aprendido, lo vivido. Y al ser experiencia, la memoria sirve para recapacitar y rectificar; aunque hay gente que afirma esa frase tan oída de que "yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho", toda una afirmación de vanidad ... aunque otra cosa es que uno asuma lo que ha hecho, sus circunstancias y sus consecuencias.

La memoria es también nostalgia, fuente de recuerdos, vivencias y pasiones, ... en ocasiones auténtica brasa donde revive el fuego de lo que fuimos, de esos sentimientos con los que nos gusta reencontrarnos, aunque frecuentemente vengan acompañados de dolor, de decepción o de ausencias. Pero nuestra felicidad antigua fue cierta, y volver a encontrarnos con ella se puede convertir hasta en terapia.

¿Qué querría decir Borges cuando hablaba de "espejos rotos"?, ¿acaso que nuestra memoria es un reflejo incompleto de nuestro pasado?, ¿se refería a que el depósito de lo que hemos vivido queda marcado por la frustración, por las amarguras que rompen y desfiguran esa dicha? ... un espejo roto no lo refleja todo, incluso hasta puede desfigurar la realidad, pero no por ello debe dejar de poner de manifiesto los puntos de luz, las partes brillantes de lo que ocurrió.

"Museo de formas inconstantes" ... el transcurso del tiempo, los vaivenes de nuestros sentimientos, las circunstancias que alteran nuestro devenir personal pueden alterar nuestra memoria, llevarla de aquí para allá y provocar que no haya constancia y regularidad en lo que recordamos, porque los recuerdos, como afirmaba con gracia y cierta socarronería un viejo director de colegio, el tiempo los suele volver entrañables ... aunque haya ocasiones en las que los desvirtúa, como si la alegría pasada, la gloria de otra época se pudiera desteñir.

Pienso que podría seguir y seguir sacando de la frase referida ideas, pensamientos, conclusiones, pero ya hay suficiente palabrería deshilachada, desordenada, es mejor abrir ya el turno de réplica.

8 comentarios:

Modestino dijo...

Ahora que ya ha quedado publicada la entrega en el blog me doy cuenta de que tal vez Borges hable de la memoria de los pueblos ... y yo le he dado una interpretación en dirección distinta ... no se.

annemarie dijo...

Borges habla de todo en cada momento, de todas las memorias, creo que es ese el secreto de su interés, es el interés de la grande literatura: la esperanza. Me apasiona su sentido de la libertad de pensamiento, como exigencia de la honradez intelectual de que hablabas hace unos días a proposito de John Newman. Es un hombre completamente humilde, sonriente, una compañia deliciosa siempre. Mira lo que decía sobre tu viejo tema :)) de la aquisición de los libros: " Soy un lector hedonista: jamás he consentido que mi sentimiento del deber interviniera en un gusto tan personal como la aquisición de los libros." (Yo no sé nada de Borges, sé que me gusta mucho, un abrazo! :))

veronicia dijo...

Yo reflexiono sobre la frase, la comprension de nuestra propia vida a través de nuestra memoria y nuestros recuerdos (que aunque creamos que son como de una cámara de video no es cierto) nuestra memoria dicen los entendidos (neurólogos, psiquiatras, psicólogos...) no funciona así como una grabadora, nuestra memoria distorsiona.
Recuerda lo que es "importante" sea eso lo que sea y aparte opera sobre la realidad muchos mecanismos psicológicos de defensa para enfrentarnos a nuestros actos/vida/pasado... sin sucumbir como seres humanos.

Una vez -como tengo una memoria selectiva que funciona muy bien ante algo que me había causado mucho dolor- le decía a un especialista: "recuerdame esto" (para no meter la pata otra vez) y me contestó algo así como que si lo tenía que olvidar lo olvidaría. Recuerdo el impacto de sus palabras pero he olvidado lo que le pedí que me recordara...

Creo que nos miramos en espejos rotos, y hasta deformados.

sunsi dijo...

Precioso post, Modestino. Caben muchas interpretaciones de la frase de Borges. Seguro que el propio Borges se sorprendería , como les pasa a los escritores frente a las reflexiones de los críticos literarios.

Tiene profundidad la frase, ¿eh?. Somos. De entrada somos, que ya es mucho. "Somos nuestra memoria". Somos todo lo que hemos sido; de eso no podemos ya desatarnos. Proyectados hacia un futuro... en presente. Quizá los cristales rotos los hemos estrellado contra la pared de nuestros recuerdos porque algunos nos dañan y no vale la pena guardarlos intactos... nos quedamos con los que aún podemos mirarnos y re-conocernos.

Perdona... Me liaría demasiado porque da mucho de sí.

Un saludo, jurisconsulto

tomae dijo...

Modestino, agradezco esta entrada pues me siento más cómodo en el baúl que en el cajón…

Somos ¿? Ya es mucho decir eso, pues quizá acota nuestro ser en función de los recuerdos que sobreviven.

Entiendo, que se traten de cristales rotos del espejo…Esos trozos individualmente nos pueden ser útiles, porque los asimilo a los datos, que si los tenemos bien almacenados no dejan de facilitarnos la conversación diaria, el trabajo eficiente, e incluso tus contestaciones a este mismo blog. Pues como fastidia a veces no acordarse del nombre de aquel conocido, no repetirte a menudo o saberse la alineación y resultados de tu equipo favorito…por muchas agendas o motores de búsqueda que nos ayuden, una buena “memoria” empaca eficientemente a la Inteligencia, podríamos preguntar a cualquier Opositor…

Evidentemente lo de los datos ayuda, auque el jugo de ese espejo roto, está en el conjunto… ¿Nuestro presente es nuestro pasado? ¡Vaya!, si esos pedazos rotos ni tuvieran aristas, ni roturas y cual espejo que forman nuestros recuerdos no estuvieran sesgados por el paso del tiempo, pienso que resolveríamos la quimera esa de que si el tiempo no existe. Es como poner un espejo frente a otro. Por eso es necesario que sean pedazos y si es preciso que muchos de ellos no encajen y otros se hayan perdido para siempre. Es lo que llamamos memoria selectiva, y de eso la Inteligencia bien desarrollada también sabe de lo suyo, como dices podríamos incluso enfermar si no pudiéramos enterrar algunas de nuestras personales vivencias. De hecho el nacer es la situación más crítica por la que hemos pasado todos los que estamos aquí…si fuéramos capaz de “revivir” aquello, había leído que no solo enloqueceríamos sino que podríamos morir pues no seríamos capaces de aguantar el stress que supone aquello que solo aguantan los recién nacidos, esa labor selectiva-de borrado- la realiza inteligencia de alguna forma inconsciente.

Añado la distinción de la Ram, la que nos convierte en despistados imperdonables que nos hacen perder el tiempo buscando las llaves incluso puede provocar más de un brote de ira, y la de nuestro Disco Duro, que intuyo que es la que revive. Vivir con intensidad cada instante de nuestra vida, el “carpe diem” es un proceso que para que el almacenamiento sea más eficiente, basta con que sea eficaz, y sepamos controlar a nuestra conveniencia.

De todas formas, agradezco el que pongas ese motor de búsqueda en tu blog… (Saludos a tu prodigiosa)

Modestino dijo...

Gracias por el partido que todos habeis sacado al tema.

ana dijo...

Lo que soy, sólo lo comprendo desde lo que he sido.

Pienso que uizá no debiéramos olvidar algunas cosas, especialmente las que nos hicieron daño, porque esas que predisamente nos duelen y no queremos mirar, siempre tienen algo importante que contarnos acerca de nosotros mismos. Tan desconocidos.

Somos. :)
Y estamos... que esto también es muy principal... ;)

Un saludo.

Modestino dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que mirar hacia atrás sin miedo, sino nunca aprenderemos.

Y es verdad que estamos, que no es poco.