11 de noviembre de 2009

"Hay gente pa tó"



Rafael Gómez "El Gallo" fue un torero español de principios de siglo; era de raza gitana y fue el hermano mayor de "Joselito", el joven matador que rivalizó en su día con Juan Belmonte y a quien el toro "Bailador" hirió de muerte en la plaza de Talavera de la Reina el 16 de mayo de 1920. El "Gallo" fue un personaje pintoresco, con una vida azarosa y un carácter entre divertido, misterioso y genial. Como matador fue un hombre de contrastes, muy lejos de la figura del torero peleón y valiente; "El Gallo" alternaba tardes de gloria cuando el toro "le gustaba" con grandes "espantás": «prefiero una bronca a una corná», afirmaba sin vergüenza alguna. El hombre era supersticioso hasta decir basta y las armaba de órdago si entendía que el toro le había mirado mal.

De Rafael "El Gallo" se cuentan un sinfín de anécdotas; por ejemplo cuando acababan de celebrarse las corridas de la feria de Córdoba en las que había rivalizado con su paisano Ricardo Torres "Bombita", el torero regresaba en el tren a Sevilla; durante el trayecto, en el pasillo del coche-vagón tropezó con un amigo que, desde Madrid, se dirigía con el mismo destino. Tras saludarse efusivamente, recayó la conversación sobre las corridas de Córdoba; el amigo preguntó al Gallo por la actuación de todos los diestros que en ellas tomaron parte, así como el juego que había dado el ganado. Al fin le dijo:

— Y tú, ¿qué tal has estado? ¿Qué opinaba el público de tu actuación?, a lo que el Gallo contestó con seguridad:

— Pues mira, de mí sólo sé decirte que las opiniones quedaron divididas.

— ¿Entre tú y el “Bomba”? – preguntó el amigo.

— No, respondió Rafael, que unos se metían con mi madre y otros con mi padre.


También se dice que después de salir por la puerta grande de la plaza de toros de La Coruña, se despidió a toda prisa de los aficionados para tomar el tren a Sevilla. El gerente del hotel más lujoso de La Coruña le ofreció una habitación para hospedarse y disfrutar esa noche del triunfo; “Maestro, le dijo, cómo se va a ir Vd. para Sevilla con lo lejos que está Sevilla de La Coruña”; entonces Rafael "El Gallo" torció la mirada y le contestó serio: “Sevilla está donde tiene que "está", la que está "lejo" es La Coruña”.

Y también se asegura que es de Rafael Gómez una anécdota que otros atribuyen al diestro cordobés Rafael Guerra "Guerrita"; un día coincidieron en un mismo acontecimiento torero sevillano y el filósofo D. José Ortega y Gasset; alguien los presentó, intercambiaron los saludos de cortesía y, cuando se hubo alejado el gran pensador, El Gallo preguntó quien era "aquél gachó" y a qué se dedicaba "con esa pinta que tenía de estudiao"; cuando le informaron que era filósofo, el diestro preguntó: "¿ Y ezo qué e lo que e, joé?.", algún alma caritativa le apuntó que los filósofos eran gente que se dedicaban a pensar... y , después de hacer lo propio durante unos eternos segundos, el matador soltó su propia frase filosófica: ¡¡Hay gente pa tó!!.

Y, verdaderamente es cierto eso de que "hay gente pa tó", y ya no sólo porque haya filósofos, que no tengo demasiado claro si ahora tenemos muchos de la talla de Ortega, sino porque basta leer algún día la prensa o asomarse de vez en cuando a la ventana de los telediarios para comprobar que ya quedan pocas cosas nuevas que inventar, que las personas somos capaces de casi todo; y compruebas que hay quienes siguen "cascado" a su mujer, quienes se lían a tiros con el personal, quienes se forran a costa de detsrozar personas y familias enteras con la droga y quienes utilizan la red como ejercicio de vicios y deformaciones.

Pero no nos equivoquemos,el que haya gente "pa tó" no debe de ser valorado desde una vertiente exclusivamente pesimista, como si sólo existiera la maldad humana, y es que afortunadamente uno puede comprobar con frecuencia que sigue existiendo gente capaz de entregarse, de ofrecer su vida por una causa buena, de batir records de solidaridad, generosidad y bonhomía .... porque verdaderamente "hay gente pa tó", ... aunque luego nadie les de un premio.



9 comentarios:

Jorge Orús dijo...

En un mala faena a su primero en Madrid, El Gallo fue abroncado por el público y un compañero de terna le dijo: "Hay que ver cómo está el público esta tarde, Rafael".Y contestó El Gallo: "Pa vozotro, colozal; loz he dejado a toz ronco".

Sí, la de Ortega la tenía de Guerrita y con Valle Inclán de presentador de don José. Pero ya se sabe lo que sucede con la mitología.

Modestino dijo...

Vete a saber quien lo dijo; en internet he visto ambas versiones por varios sitios.

De cualquier manera le debo un post al Guerra.

Sunsi dijo...

Qué post más bueno, Modestino. Menudo tipo... Me he reído mucho. Muy buena la transcripción del acento. Que no es fácil. Pensaría el Gallo que vaya tontería la de sentarse y pensar...Total, el mundo seguirá girando, la gente seguirá comiendo o muriéndose de hambre y él tendrá que seguir esquivando las cornás. Pa qué pensar...

Afortundos los que , a pesar de almorzar con las noticias de siempre, de concluir que no hay nada nuevo, rescatan a todos los anónimos. Los anónimos que no son noticia porque la normalidad, doblar la espalda cuando alguien lo ncesita, procurar trabajar bien, intentar ser amable... pasa sin hcer ruido, como el vuelo de un ángel.

Un saludo desde Tarraco.

Modestino dijo...

Pues sí señor, nuestro homenaje a todos los anónimos que consiguen que sigamos creyendo en el ser humano.

annemarie dijo...

Me encanta que hayas incluido la cada vez más infrecuente bonhomia en esa lista. Me encantaría conocer el secreto de la bonhomía, empezando por no irritarme con ella a veces.

Modestino dijo...

No dejaría de ser interesante conocer en qué ocasiones la bonhomía puede ser irritante... ¿Tal vez cuando con excusa de bondad se hace dejación de derechos?, o ¿cuando realmente no hay bonhomía sinó cobardía?... O simplemente que a veces vendemos a ser un poco "pachorras"?,

Saludos, Annemarie.

annemarie dijo...

Perdona que no te haya contestado ayer a tu pregunta, pero no pude llegar aquí. Creo que son acertadísimas, las causas que propones. Un abrazo.

Rocío dijo...

Un post muy divertido, qué buenas anécdotas! Un abrazo

Anónimo dijo...

Bueno la trascripcion sevillano andaluza sería he dejao el publico pa vosotro superió lo he dejao a tos roncó